Servicios de citas en alemania

🇩🇪 Recopilación proceso EU Blue Card Alemania - Mi experiencia - @jonalvarezz

2019.04.16 01:32 jonalvarezg 🇩🇪 Recopilación proceso EU Blue Card Alemania - Mi experiencia - @jonalvarezz

Hola 👋!
Me iré a vivir a Alemania 🇩🇪 a seguir trabajando como Software Engineer para una empresa de Munich.
Mi proceso fue largo y mucha burocracia de por medio, así que dejo a continuación los pasos que seguí para que le puedan servir a alguien más:

Visas de trabajo.

Lo primero es que las visas de trabajo y la Blue Card sólo te la van a otorgar si ya tienes un contrato firmado y el proceso tiene que hacerse obligatoriamente aquí en Colombia.
La Blue Card ofrece mejores beneficios y sólo se otorga a profesionales que ganen cierto salario. A hoy, para un ingeniero de software son como $53.000 EUbruto/año mínimo.
Con la Blue Card, luego de 36 meses viviendo en Alemania y con nivel B1 de Alemán puedes solicitar residencia permanente.

Encontrar un trabajo.

Creo que hay muchas vías y las más populares son talent.io, vanhack y honeypot.io en la que entiendo ellos sirven de intermediarios y buscan el trabajo por ti. También hay recruiters independientes en Europa que hacen lo mismo y te contactan por LinkedIn.

Yo lo hice directamente buscando por StackOverflow y filtrando por empresas de Alemania/Europa con posiciones abiertas en Frontend, que ofrecieran patrocino de Visa, ayuda de Relocation y que me parecieran interesantes.

No hay mucho que decir además de insistencia y suerte. Fui muy afortunado y una de las primeras empresas a las que apliqué fue con la que finalmente firmé contrato. Aún así, apliqué alrededor de 10 empresas más y a veces sólo lo aplicaba o continuaba procesos para practicar.

Buscar un trabajo nuevo no es algo que se haga regularmente, por eso hay que estar preparado. Tener respuestas listas que vendan, suenen muy naturales y sean concisas de quién eres, qué quieres, qué buscas, qué retos técnicos has vivido, qué retos no-técnicos recuerdas y estudiar mucho.

Sugiero que por muy bueno que te consideres no dejes una entrevista a la suerte; prepárate para improvisar lo menos posible pero siempre debes estar listo para hacerlo.

Fredy Vega de Platzi habla muy claramente de eso en este video https://www.youtube.com/watch?v=h9IK0mtfBLA

En mi caso, pasé por un total de 3 entrevistas, un proyecto de 4hrs en el que (hice esto)[https://github.com/jonalvarezz/react-next-example], y una visita de 5 días en Munich haciendo una entrevista final y conociendo el equipo. Entre eso, diciembre-enero, y el viaje con la visita pasó un total de 2 meses. Se extendió por ser diciembre-enero.

Luego de la visita, al estar de vuelta en Colombia ya tenía la oferta en el email lista para firmar y empezar con la visa.

Aplicar a la Visa

  1. Requisitos Embajada Alemana y Citas:
    1. https://bogota.diplo.de/co-es/service/visa-einreise/-/1808586
  2. Validar y Apostillar el Diploma Universitario.
    1. Certificar el Diploma con el Ministerio de Educación Nacional (MEN) en Bogotá: Calle 43 No. 57 - 14.
      1. Dirigirse a la oficina de la entidad Unidad de Atención al Ciudadano MEN con los documentos que va a legalizar
      2. El proceso no tiene precio y sólo demora 5 minutos; el Diploma se devolverá con un sello que certifica que es verídico.
      3. Este proceso no es personal, así que si no vives en Bogotá, sale mucho mejor que encuentras alguien que lo haga por tí.
    2. Apostillar el Diploma
      1. La Apostilla es la forma de validar el documento internacionalmente según el acuerdo de la Haya de 1961
      2. El proceso se hace online a través de: https://www.cancilleria.gov.co/tramites_servicios/apostilla_legalizacion_en_linea y tiene un valor de $ 31,000
  3. Traducir Diploma Universitario, hoja de vida y cualquier otro certificado de estudio.
    1. La traducción se debe hacer sólo con los traductores autorizados por la embajada de Alemania y ellos exigirán documentos certificados. Lista traductores embajada Alemana https://bogota.diplo.de/blob/2073496/7f7fdbde0054b208e664c13d1c198a7f/2018-05-07-mb-blaue-karte-spa-data.pdf
    2. Traductor que contacté y respondió por el trabajo y de manera responsable en Medellín: Heiko Marc ([email protected])
    3. Costo por el diploma: $ 70.000; Traducción hoja de vida (se cobra por número de palabras): En mi caso eran como 5 hojas (sí, exageré) y costó $ 145,000.
  4. Reservar cita y preparar toda la otra documentación según exija la embajada para el tipo de Visa.
    1. Además de la documentación básica requerida, dependiendo del tipo de Visa se pide documentos adicionales.
    2. Para Blue Card, se requiere contrato firmado en Alemán y con salario bruto no menor a € 53,000 anual.
    3. https://bogota.diplo.de/co-es/service/visa-einreise/-/1808586
  5. Comprar Seguro Médico.
    1. Para espacio Schengen, se requiere un seguro que cubra al menos 180 días y 30,000 EUR.
    2. Las tarjetas crédito tienen incluido un seguro de viajes y la medicina prepagada también.
    3. En mi caso, ninguna de las dos anteriores me cubría estancias tan largas (sólo hasta 90 días como turista) así que tuve que comprarlo por aparte; y aquí dejo muy claro que no hubo un sólo sitio que me brindara confianza alguna, todos parecen scam y si buscas testimonios en internet todos tienen algo malo.
    4. Por temas de tiempo, dejé esto para los últimos días y terminé comprando algo que fuera en línea y rápido. Lo hice en la única página « y que no se entienda esto para nada como una recomendación ni sugerencia » que me atendió un humano y lo hizo rápido con buen precio y con certificado generado al instante: aseguratuviaje.com, me valió 680.000 COP; un seguro por 195 días con EUA. El más barato que encontré fue el de axxa-schengen.com, pero muy sospechoso y además que les escribí por email a ver si respondían y confiar un poco y al día de hoy no lo han hecho.
    5. En este punto sugeriría hacer un upgrade a la tarjeta crédito, como la MasterCard Black. Cuando llamé al banco a preguntar por mi seguro me ofrecieron el upgrade ya que cumplía con lo que necesitaba, lamentablemente el tiempo que tomaba en generarse la tarjeta no daba con mi cita en la embajada; así que este tema solucionarlo lo antes posible.
    6. Luego de la compra, me comuniqué varias veces con ellos (aseguratuviaje.com) para mover la fecha de inicio del seguro y no hubo problema; la moví unas 3 veces.
  6. Presentarse en la embajada.
    1. Te preguntarán datos básicos y rápidos para confirmar información. El propósito real es validar que tus documentos estén completos.
    2. Lleva 3 paquetes de todos los documentos:
      1. Un paquete con todos los documentos en original. Llevar hasta el Diploma de la U original dentro de ese paquete, contrato y demás.
      2. Los otros dos paquetes son copias del original.
    3. Al final debes pagar. Sólo se acepta Efectivo ó Tarjeta Crédito Visa o Tarjeta Crédito Mastercard. Otras tarjetas no se aceptan; no, no se acepta tarjeta débito / ahorros.
    4. Yo pagué en total 267.000 COP. Esto variará cada año.
    5. Tiempos: La cita la tenía a las 8:30am. Llegué a las 8:20am, me atendieron rápido y a las 9:30 ya había acabado; y eso que en medio de la entrevista me falto imprimir un papel y me dejaron ir a imprimir; para hacerlo toca andar como 6 cuadras, no es cerca. Tal vez fue por temporada, no había mucha gente. Otro amigo cuenta que se tardó más de 4 horas en salir.
  7. Esperar.
    1. La Visa se expide desde Alemania, por lo que dependiendo de la visa, puede tardar entre 4 y 10 semanas según dice el sitio de ellos.
    2. Una vez finalice el proceso se recibe un correo y si el lugar para retirar el pasaporte es diferente a Bogotá, se tiene que esperar otros 4 días hábiles y esperar que el consulado en particular de tu ciudad te llame para ir por el pasaporte.
    3. En mi caso, desde que presenté la entrevista hasta que tuve de nuevo el pasaporte en mis manos, fueron exactamente 21 días calendario.
  8. Ya tienes la Visa, ya estás puedes partir ✈️
    1. Muchas cosas por hacer aquí. En general necesitarás una fecha de viaje para comprar pasajes y tener un lugar donde llegar.
    2. En Alemania es obligación registrar la dirección donde vives para poder abrir cuenta bancaria y obtener un tax ID, ambos obligatorios para que te paguen. El documento que consta eso se llama Anmeldung y para solicitarlo el landlord (dueño de la casa / apartamento) deberá constar que vives allí. La sugerencia es que te asegures que el lugar al que llegues, te den el documento para hacer eso.
  9. Deja todo listo en Colombia.
    1. Hay ciertas cosas que no tienen respuestas únicas y depende de cada caso, algunas importantes y de las que deberías tener un plan claro son para:
    2. Pensión en Colombia, cesantías, ahorros.
    3. Tarjetas crédito / débito.
    4. Deudas.
    5. Declaración de renta del año que te vas.
    6. Bienes materiales que tengas.
    7. Otra importante es dejar un poder notariado a alguien con confíes plenamente como un familiar para que pueda hacer vueltas por ti. Por ejemplo: Para presentar y pagar tu declaración de renta del año que te vas por si no alcanzaste a hacerlo.

Temas varios


Seguramente habrá mucho más, intenté ser lo más conciso posible. A medida que avance más iré actualizando.

Si se me escapó algo, me equivoqué o tienen alguna duda me escriben :)

@jonalvarezz
submitted by jonalvarezg to devco [link] [comments]


2019.04.02 13:55 Chinafulfil Shopify cumplimiento y orden de envio

Shopify cumplimiento y orden de envio
Chinafulfil.com es una de las plataformas que ha ayudado a muchos éxito Shopify vendedores crecer su negocio.Chinafulfil equipo ha hablado con cientos de Shopify vendedores y les ayudó a entregar muchos miles de pedidos.Esta es una recopilación de nuestras notas, consejos y las mejores prácticas.
Chinafulfil están preguntado muchas preguntas una y otra vez, así que esta guía está en un formato de pregunta y respuesta, y se separa por rubro.
Lo que usted necesita saber
¿Cuando debes empezar a pensar en el embalaje?
Temprano.Tan pronto como sea posible.El envasado inteligente puede hacer o romper la rentabilidad de un producto.Chinafulfil cuidado sobre el embalaje del producto mucho.Chinafulfil.com puede trabajar el mejor embalaje para proteger el producto en la entrega.Aqui es una muestra de cómo chinafulfil.com Pack el juego de tablero producto: Corner protector + Bubble Wrap + caja exterior
¿Que centro del cumplimiento es mejor?
¡Si sus productos son fabricados en China y que usted necesita para enviar a los clientes en todo el mundo, envio desde China directamente es una muy buena idea!
- chinafulfil.com proporcionar mucho mas barato el cumplimiento de almacen servicio en China y el servicio de transporte internacional de China.Usted puede ahorrar el costo y precio mas competitivo para el patrocinador.
- Por órdenes de envío a los clientes individuales de China, usted puede evitar el impuesto de ventas / IVA / impuestos.Sabes, en la mayoría de los países o Estados, usted debe pagar el impuesto sobre las ventas o IVA de cada negocio para enviar productos residentes de tu almacen.Por chinafulfil es Shopify cumplimiento de servicios en China, no hay impuesto sobre las ventas o IVA gastos de la mayoría de sus pedidos.Por ejemplo, los clientes en el Reino Unido no tiene que pagar ningun IVA para pedidos de menos de 15 libras.En Canadá, los pedidos de menos de $20 (importados de ultramar) están exentas del pago de HST.
¿Cómo puedo comprobar las tarifas de envio?
Nuestra asociación estratégica con transportistas de logística ayuda a reducir significativamente los costos de envio.Chinafulfil.com tienen relación de cooperación a largo plazo con los principales transportistas de logística como el poste de China, Alemania, epacket, DHL, etc. chinafulfil.com también desarrollar nuestra propia línea naviera servicio a Estados Unidos, Canadá y Europa por cooperar con las compañías locales de logistica.Chinafulfil.com son capaces de proporcionar las mejores opciones de envio de China para todas las órdenes.¡Por favor, pongase en contacto con nosotros para la cita![email protected]
Estoy listo para hacer inventario.¿Qué es un ASN?
Un ASN es un avance el aviso de embarque.
Chinafulfil ASN cuentale lo que nos están enviando, en qué cantidades, y cuando va a llegar.
Usted quiere crear su ASN tan pronto como sea posible, después de haber finalizado las dimensiones y pesos, de modo que usted puede asegurarse de que su proveedor / fabricante pone en el envío.Usted puede crear su ASN como lejos por adelantado como usted quisiera.Chinafulfil.com puede organizar la entrega de productos desde tu proveedor / fabricante a nuestro almacen si es necesario.
Shipping Shopify órdenes
¿Cómo obtengo mis órdenes en chinafulfil?
Nuestro sistema ha conectado con Shopify, puedes conectar tu Shopify tienda con nosotros proporcionando el nombre de la tienda y almacenar la clave de API.Chinafulfil.com puede conseguir los pedidos en tu tienda automáticamente cada 24 horas o cuando usted quiera.
Tambien puedes subir a toda su lista de pedidos a traves de hoja de subir a su cuenta de chinafulfil, que es accesible en linea usando cualquier navegador estandar.
¿Qué servicio de envío debería usar para envio?
Como un defecto chinafulfil seleccionará el costo mas bajo, mas eficiente paquete Carrier basado en sus preferencias de envío.Nos dices tu prevé plazos de entrega, los principales países de destino, y chinafulfil.com tomara el cuidado del resto.
¿Cómo rastrear los pedidos?
Después de chinafulfil.com enviar el pedido, nuestro sistema le enviará el número de seguimiento a Shopify y marcar la orden como cumplido.El cliente puede seguir el orden en Shopify detalles de la orden.
¿Shopify + oberlo?¡Chinafulfil puede hacer mejor!¡!!
Oberlo es muy util para la mayoria de los Shopify vendedores cuando comienzan.Pero tras el aumento de las ventas, tendrán que encontrar una solución mejor.¡Ven con tu pareja chinafulfil!Usted puede ahorrar un 10% - 30% costo por cumplir sus órdenes con chinafulfil Shopify.
Aqui es como chinafulfil.com correr el proceso:
  1. Usted nos envia el archivo con el nombre del producto y la correspondiente aliexpress referencia o producto de referencia.
  2. Chinafulfil.com fuente el producto para luego enviar el archivo con el correspondiente precio
  3. Confirme con nosotros los productos que quieres cumplir para usted.
  4. Chinafulfil.com integrar nuestro sistema con tu Shopify Store entonces instalar el producto en nuestro sistema.
  5. Chinafulfil.com conseguir órdenes de Shopify por API.
  6. Chinafulfil.com compra los productos para usted de acuerdo a sus pedidos diarios
  7. Después de recibir los productos, chinafulfil.com recoger y empacar y enviar de acuerdo a la orden.
  8. Después de enviar el pedido, nuestro sistema le enviará el número de seguimiento a Shopify y marcar la orden como cumplido.El comprador puede seguir el orden en Shopify detalles de la orden.
  9. Si tu producto
submitted by Chinafulfil to u/Chinafulfil [link] [comments]


2017.09.16 17:55 albedrio Una sociedad menguante. Lastrada en lo económico y en lo afectivo. Los ancianos son caros y pesados de cuidar. Veremos cosas moralmente indeseables. La presión hacia la eutanasia no deseada va a ser creciente porque los recursos son escasos.

Fundador y director de la fundación Renacimiento Demográfico, Alejandro Macarrón es ingeniero de telecomunicaciones, consultor empresarial y autor del libro Suicidio demográfico en Occidente y medio mundo, que pronto se publicará en inglés. Cita en su libro al economista Juan Velarde que advierte que «de seguir así España desaparece», pero desaparece de verdad... El problema de la natalidad no es tan urgente como una crisis económica o el tema catalán. Sin embargo, a la larga es inexorable que si seguimos con tan baja natalidad, España desaparecería.Lo pongo en condicional porque falta tiempo, pero es pura matemática. No es opinable. Vamos al precipicio, el de la extinción, otra cosa es que reaccionemos.La extinción tardaría siglos, pero antes viviríamos en una sociedad sin niños, descompensada. Cuando empecé a estudiar el asunto, me impresionó que sus efectos eran más inmediatos de lo que se suele pensar y el poco caso que se hace a un problema tan profundo. ¿Tan desolador es el paisaje demográfico español? Nos enfrentamos a una ola de envejecimiento.La edad más numerosa de la población española de hoy son 40 años, dentro de una década serán 50...Vamos hacia una sociedad absolutamente llena de mayores, lo cual estaría muy bien si no fuera porque no hay gente joven para compensarlo. En España, nacen menos niños que en el siglo XVIII.Es verdad que se ha reducido la mortalidad infantil, pero si no aumenta la tasa de natalidad, cada año nacerán un 2% menos de niños. El pueblo español ya está menguando. Los españoles autóctonos cada vez somos menos. Tenemos las tres provincias (entre las que tienen al menos 100.000 habitantes) con récord mundial en balance entre muertes y nacimientos.En Zamora, en 2016 por cada nacimiento hubo tres muertes. En Lugo y Orense ya hay dos muertes por cada nacimiento. No es que tengamos la menor tasa de fecundidad en Europa, es que España ha tenido en los últimos 20 años la menor tasa de natalidad del mundo en promedio. La despoblación de esas regiones, ¿no es también un problema de falta de falta de oportunidades? Es mezcla de los dos. Si el país estuviese compensado demográficamente y viviéramos todos en ciudades, sería deseable tener una España más articulada, pero no sería trágico. El problema es que tampoco hay suficientes niños en las ciudades. La despoblación tiene un componente económico.Pero si vives en un lugar en el que casi solo hay viejos, quieres irte. Tengamos la edad que tengamos, nos gusta la juventud.Si te rodeas sólo de ancianos, ves la muerte, la decrepitud. Es desalentador... En los sitios que se van despoblando la calidad de vida disminuye. Los servicios sociales son muy caros. Un ejemplo es la Sanidad. La sociedad española tiene un dilema moral y económico sobre qué hacer en las zonas donde quedan sólo ancianos y gente de edad avanzada. ¿Les atendemos y en ese caso, nos arruinamos o no les atendemos? Tanto los niños como los ancianos cuestan dinero.Pero los niños son una inversión que produce en el futuro y a los ancianos les damos una calidad de vida. Pero la riqueza que se llevan, se consume y no produce en el futuro. También cita en su libro a Miguel Hernández: «La salvación de España / de su juventud depende» Tampoco hay que hacer demasiado la pelota a la juventud porque vivimos en una sociedad en la que se hace la pelota a la mujer por ser mujer, al joven por ser joven... Pero es verdad que la juventud es esencial. Para el reto demográfico y para emprender e innovar. Una sociedad que languidece tiene menos innovación.Esto no quiere decir que no haya gente mayor innovadora pero es más fácil emprender e innovar si eres joven porque tienes que atreverte, tienes que cuestionar los tabúes, no tener rigideces. Si eres joven y te equivocas no pasa nada porque te puedes recuperar. Esa juventud existe, pero repartida por el planeta. Es un argumento facilón. En Asturias, cuando yo nací, nacían el triple de niños que ahora. Asturias es la primera región de Europa en la que, si nada cambia, desaparecerá la población. Me da mucha pena. No me consuela que en Nigeria crezca mucho la población. Históricamente, el número de personas era decisivo para el desarrollo de los pueblos. Pero con el desarrollo de la democracia, la ciencia, la tecnología, Europa -y su extensión, EEUU- da un salto enorme en productividad, es decir, que compensa que seamos menos. Si produces 20 veces lo que una persona primitiva, aunque tengas la mitad de gente, produces más. Por eso Occidente domina el mundo. Pero ahora que el tercer mundo está emergiendo, la productividad media de su población se está igualando a la nuestra, con lo cual el número de personas vuelve a ser decisivo. Cuando China iguale en productividad a EEUU tendrá entre cuatro y cinco veces su PIB.Los europeos tendemos a la irrelevancia.Si los nuevos líderes mundiales son democráticos, no pasa nada. Pero en China ha habido una eliminación masiva de niñas solo por ser niñas.Y pensemos en el mundo musulmán con una mayoría pacífica, pero una minoría agresiva. Si hacen la transición a la no agresividad, como lo hizo el mundo cristiano, bien, pero si no.... En Occidente tenemos que pensar que debemos a la comunidad, a la humanidad, tener hijos. No pasa nada si alguno no los tiene, pero la mayoría debe tenerlos. Nos hemos conformado con que la inmigración sostenga la demografía en tiempos de bonanza... En la historia ha habido inmigraciones virtuosas que han ayudado a construir países como EEUU. Pero ha habido otras como los bárbaros, cuya expansión no fue sólo cosa de batallas, fue una inmigración masiva. En Europa tenemos el problema del yihadismo. Una inmigración que viene y que una parte de ella, muy minoritaria pero que hace mucho daño, odia al país o a la cultura donde se integra. Es tremendo. Lo hemos visto en Cataluña... El caso del nacionalismo catalán, como el vasco, es elocuente. Los nacionalismos son tribalistas pero no les he oído nunca preocuparse por la descendencia. El País Vasco ha sido un desastre en natalidad. Ahora está repuntando un poquito, pero ha sido la región de España que más ha envejecido desde que murió Franco. Y en Cataluña, los catalanes de pura cepa, la natalidad nativa, es la menor históricamente. Es una de las razones de que haya necesitado tanta inmigración. Cataluña mejora sus cifras globales gracias a los magrebíes. Casi la mitad de los niños que nacen o viven en Cataluña no son de padres españoles, no ya catalanes. La Cataluña del futuro no será española. Pero tampoco será catalana.Si consiguen integrar a los inmigrantes, muy bien. Pero si no, será una sociedad fracturada y dual. En Gerona, el 20% de los niños que nacen son hijos de musulmanes.En Tarragona y Lérida, el 15% y en Barcelona, el 12%. De la inmigración vive el populismo... En Europa, y también algo en EEUU, el Estado de bienestar concede derechos a cambio de nada. El inmigrante tradicional tenía un plan A: trabajar. Ahora el plan A es trabajar, pero hay un Plan B porque tenemos una red social muy generosa. En España, en los años previos a la crisis, vinieron unos cuatro millones de inmigrantes en edad laboral. Estalló la crisis y gran parte se quedó en paro, pero se fue una proporción minoritaria porque con nuestros subsidios estaban mejor que en su país. Otro problema es que si no se regula en número, la inmigración crea un exceso de oferta de mano de obra que compite con la local y eso baja los salarios, en especial de la clase media baja. Esa es la gente que en todo Occidente está enfadadísima porque los sueldos no suben. Otra cosa que ha sucedido en Europa y EEUU es que los inmigrantes han ido entrando ilegalmente y cuando ya eran muchos y no se podían expulsar se les ha regularizado. En Europa ha habido unas 300 regularizaciones en los últimos 20 años. Es absurdo no aceptar la inmigración que viene a ocupar una vacante laboral. Pero ese no es el modelo que tenemos. De ahí el populismo, Trump... Donald Trump tiene cinco hijos. Pero de tres mujeres distintas. Ese es otro tema. En Europa hay 10 países de primera cuyo primer ministro o equivalente no tiene niños.En Alemania, los dos últimos cancilleres, Schröder y Merkel, entre los dos se han casado seis veces y han tenido cero hijos biológicos. Pero también en Francia, Italia, Reino Unido, los tres primeros ministros del Benelux,Suiza,Suecia, Irlanda. Hace 80 años sólo había dos número uno que no tenían hijos: Hitler y Manuel Azaña. Si los líderes no tienen hijos y la familia no está en el discurso público es difícil fomentar la natalidad. Ante esa pasividad, ¿Es usted el ejemplo de que la sociedad civil debe implicarse en lo que delegamos en los políticos? A los políticos este tema les incomodaba e incluso muchos estaban de acuerdo con que hubiese poca natalidad. Hace 30 o 40 años había un crecimiento de población explosivo y el consenso de que era negativo. Incluso había economistas que decían que si la población seguía creciendo, el incremento de la economía no redundaría en más renta per cápita, no sería posible salir de la pobreza. En mi libro cuento cómo el informe Kissinger decía que si la población crece a ritmos muy fuertes, aunque la economía crezca la pobreza no se reduce. Es el pensamiento único... A las personas nos gusta vivir sobre una base de certezas morales (mi casa, mi familia, mi trabajo...) Cuando alguien cuestiona el statu quo al decir que la sociedad tiene un problema porque no nacen niños, incomoda. Occidente tiene una gran satisfacción por lo conseguido en los últimos 200 años. Se han superado situaciones de precariedad, de morirnos por todo tipo de enfermedades, las mujeres han conseguido la igualdad, vivimos en sociedades mucho menos autoritarias en las que hay una libertad teórica de pensamiento.Sin embargo, cuando se cuestionan determinadas verdades la gente se lanza a degüello, ya no es elEstado el que censura, pero es otro tipo de censura. Que en las redes sociales llega a límites increíbles... La crítica es un regalo.Decía Wiston Churchill que es como el dolor en el cuerpo humano, es lo que te avisa de problemas.Ahora, cuando es bilis por cuestionar el estabishment, es otra cosa. El tiempo pone cada cosa en su sitio y ya está habiendo una concienciación del envejecimiento de la población. ¿Qué propone para que nazcan más niños? Es un problema complejo que está ligado al modelo social.La modernización ha traído menos natalidad. Lo primero es tomar conciencia. Hay que revalorizar el prestigio de las madres, mostrar lo bonito que son los bebés, que en realidad nos encantan, es algo instintivo. No es lo mismo exponerlo en público que no. También dar el mensaje duro de que el país necesita niños, como se ha hecho en Francia.También hay medidas económicas con una base muy clara. Hay que incentivar (para el conservador), ayudar (para el socialdemócrata), compensar (para el liberal), cada uno en su ideología lo que quiera. Pero hay que compensar a las familias una parte significativa de lo que cuesta tener niños. No todo.Porque entonces habrá gente que tendrá hijos sólo por dinero. Eso ha pasado y moralmente es un desastre. Esa compensación tiene que centrarse en la mujer pero no sólo. También el hombre juega un papel importante. Y hay que tener cuidado con favorecer sólo a la mujer que trabaja fuera del hogar, como ahora. Si queremos incentivar la natalidad tiene que ser a todo tipo de mujeres, no sólo a unas en función de la ideología. La sociedad actual asocia el tener muchos hijos a pertenecer a algunos grupos religiosos o a no trabajar... Los valores dominantes son hostiles a la natalidad y sobre todo a la familia numerosa. Y es feo porque hay personas que libérrimamente han decidido tener muchos hijos y en un país que necesita niños tendríamos que aplaudirles. El desarrollo de la inteligencia artificial puede tentarnos a dejar en segundo plano el debate de la natalidad y confiar nuestro futuro a robots... Eso está pasando. Antes de nada hay que pensar que tener hijos completa la vida, el cariño no te lo va a poder dar una máquina. Luego, en el mundo tecnológico casi todo lo que se predice o llega más tarde de lo que se espera o llega antes. Si fiamos la natalidad a la robótica y sale bien no hay problema pero si sale mal es una catástrofe. Los científicos dicen que las máquinas nos jubilarán dentro de 100 años no de 20. Es como la inmortalidad. Hay quien anuncia la muerte de la muerte, pero la realidad es que la esperanza de vida crece pero no a un ritmo disruptivo, sino evolutivo. Menudo panorama, una sociedad envejecida y si confiamos en los robots, sin afecto... Una sociedad menguante. Lastrada en lo económico y en lo afectivo. Los ancianos son caros y pesados de cuidar. Veremos cosas moralmente indeseables. La presión hacia la eutanasia no deseada va a ser creciente porque los recursos son escasos.
submitted by albedrio to Albedrio [link] [comments]


2016.08.14 13:30 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 1 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Espartaco No. 45 Mayo de 2016
En la Declaración de principios y algunos elementos de programa, la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista) expone nuestra tarea de “construir partidos leninistas como secciones nacionales de una internacional centralista-democrática cuyo propósito es dirigir a la clase obrera a la victoria mediante revoluciones socialistas a través del mundo” (Spartacist [Edición en español] No. 29, agosto de 1998). Sólo mediante la toma del poder podrá el proletariado acabar con el capitalismo como sistema y abrir el camino hacia un mundo sin explotación ni opresión. Crucial para esta perspectiva es la lucha por la emancipación de la mujer, cuya opresión se remonta al comienzo de la propiedad privada y no podrá ser eliminada sin la abolición de la sociedad de clases.
La Declaración explica que nuestra meta en última instancia es la creación de una sociedad nueva, una sociedad comunista:
“La victoria del proletariado a escala mundial pondría una abundancia material inimaginable al servicio de las necesidades humanas, sentaría las bases para la eliminación de las clases sociales y la erradicación de la desigualdad social basada en el sexo, y la abolición misma del significado social de la raza, nacionalidad o etnia. Por primera vez, la humanidad tomará las riendas de la historia y controlará su propia creación, la sociedad, llevando a una emancipación jamás imaginada del potencial humano, y a una ola monumental de avance de la civilización. Sólo entonces será posible realizar el desarrollo libre de cada individuo como la condición para el desarro- llo libre de todos”.
La mayoría de las organizaciones que se hacían llamar marxistas solían aceptar la meta de una sociedad comunista, aunque no coincidieran en nada más. Pero desde el colapso de la Unión Soviética en 1991-1992 esto ya no es así. Sólo la LCI se adhiere a la perspectiva del comunismo mundial que expusieron por primera vez Karl Marx y Friedrich Engels.
Este clima ideológico de la “muerte del comunismo” ha llevado a que prevalezcan nociones falsas y estrechas de lo que es el marxismo. En la conciencia popular, el comunismo ha quedado reducido a la nivelación económica (igualdad en un nivel bajo de ingreso y de consumo) bajo la propiedad estatal de los recursos económicos. Por el contrario, la base material para el cumplimiento del programa marxista es la superación de la escasez económica mediante el aumento progresivo de la productividad del trabajo. Para realizarse plenamente, ello exige varias generaciones de desarrollo socialista basado en una economía colectivizada a escala mundial. Así, se desarrollará una sociedad en la que el estado (aparato coercitivo especial que defiende el orden de la clase dominante a través de destacamentos de hombres armados) se habrá extinguido, la filiación nacional habrá desaparecido y la institución de la familia —principal fuente de la opresión de la mujer— habrá sido remplazada por medios colectivos para cuidar y socializar a los niños y por la más amplia libertad en las relaciones sexuales.
El marxismo y la “naturaleza humana”
En el pasado, los intelectuales que consideraban semejante sociedad indeseable y/o imposible, no dejaban de reconocer que era eso lo que los marxistas llamaban comunismo. Por ejemplo, en El malestar en la cultura (1930), una exposición popular de su concepción del mundo, Sigmund Freud ofrece una breve crítica del comunismo. No hay evidencia de que haya estudiado las obras de Marx y Engels ni de que haya leído las de V.I. Lenin y otros líderes bolcheviques. Su comprensión (e incomprensión) del comunismo le era común a muchos intelectuales europeos y estadounidenses de su tiempo, independientemente de sus convicciones políticas.
Freud basaba su crítica del comunismo en el punto de vista de que “la tendencia agresiva es una disposición instintiva innata y autónoma del ser humano” y concluía que el proyecto comunista de una sociedad armoniosa contravenía la naturaleza humana:
“No me concierne la crítica económica del sistema comunista; no me es posible investigar si la abolición de la propiedad privada es oportuna y conveniente; pero, en cambio, puedo reconocer como vana ilusión su hipótesis psicológica. Es verdad que al abolir la propiedad privada se sustrae a la agresividad humana uno de sus instrumentos, sin duda uno muy fuerte, pero de ningún modo el más fuerte de todos. Sin embargo, nada se habrá modificado con ello en las diferencias de poderío y de influencia que la agresividad aprovecha para sus propósitos; tampoco se habrá cambiado la esencia de ésta... Si se eliminara el derecho personal a poseer bienes materiales, aún subsistirían los privilegios derivados de las relaciones sexuales, que necesariamente deben convertirse en fuente de la más intensa envidia y de la más violenta hostilidad entre los seres humanos, equiparados en todo lo restante. Si también se aboliera este privilegio, decretando la completa libertad de la vida sexual, suprimiendo, pues, la familia, célula germinal de la cultura, entonces, es verdad, sería imposible predecir qué nuevos caminos seguiría la evolución de ésta; pero cualesquiera que ellos fueren, podemos aceptar que las inagotables tendencias intrínsecas de la naturaleza humana tampoco dejarían de seguirlos”.
Freud entendía correctamente que en la visión comunista de la sociedad futura la familia se habrá extinguido y habrá una “completa libertad de la vida sexual”. La visión de Freud era incorrecta en tanto que los marxistas reconocen que la familia no puede simplemente abolirse; sus funciones necesarias, especialmente la crianza de la siguiente generación, deben ser remplazadas por medios socializados de cuidado infantil y trabajo doméstico.
Si bien Freud ya no tiene la autoridad ideológica que solía tener, la idea de que la “naturaleza humana” hace imposible un mundo comunista sigue siendo común, aunque los argumentos específicos puedan diferir. Los marxistas, en cambio, insistimos en que es la escasez material lo que da lugar a las salvajes reyertas por los recursos escasos. Es por ello que el comunismo es concebible sólo con un nivel sin precedentes de abundancia material, acompañado de un inmenso salto en el nivel cultural de la sociedad. Es la existencia de las clases, actualmente en la forma de un orden capitalista-imperialista obsoleto, lo que infesta a la sociedad humana con brutalidad y violencia. Como escribió el autor marxista Isaac Deutscher en “Sobre el hombre socialista” (1966): “utilizan el homo homini lupus [el hombre es el lobo del hombre] como grito de guerra contra el progreso y el socialismo y agitan al espantajo del eterno lupus humano en provecho del verdadero y sanguinario lupus del imperialismo contemporáneo”.
Para Freud, la “agresión innata” de las relaciones sexuales era el problema con la naturaleza humana. ¿Cuál es la realidad? La patología social asociada a lo que Freud percibía como rivalidad sexual tendría poca razón de ser en una sociedad comunal plenamente libre en la que la vida sexual fuera independiente del acceso al alimento, la vivienda, la educación y demás necesidades y comodidades cotidianas. Cuando la familia se haya extinguido junto con las clases y el estado, la crianza comunal que la remplace llevará a una nueva sicología y cultura entre la gente que crezca en esas condiciones. Los valores sociales patriarcales —“mi” mujer, “mis” hijos— se desvanecerán junto con el sistema opresivo que los genera. La relación de los niños entre sí y con las personas que les enseñan y guían serán multilaterales, complejas y dinámicas. Es la institución de la familia lo que ata al sexo y al amor a la propiedad, con todo lo que salga de la camisa de fuerza de la monogamia heterosexual considerado “pecado”.
La familia bajo el capitalismo es el principal mecanismo de la opresión de la mujer y de la juventud, atada por innumerables lazos interrelacionados con las operaciones básicas de la economía de “libre mercado”. La familia, el estado y la religión organizada conforman un tripié de opresión en el que se sostiene el orden capitalista. En los países del Tercer Mundo, el atraso y la pobreza arraigados, promovidos por la dominación imperialista, conducen a prácticas horriblemente opresivas como el velo, el precio de la novia y la mutilación genital femenina.
En las sociedades capitalistas avanzadas, como la estadounidense, podría pensarse que la gente lleva una vida complicada, más parecida a las presentadas en programas de televisión como Modern Family o Transparent que a la comedia de los años cincuenta Papá lo sabe todo. Sin embargo, las decisiones personales de la gente están constreñidas por la ley, la economía y los prejuicios de la sociedad de clases; esto es especialmente cierto en el caso de la clase obrera y los pobres. Remplazar la familia por instituciones colectivas es el aspecto más radical del programa comunista, y el que traerá los cambios más profundos y drásticos en la vida cotidiana, incluida la de los niños.
Nuestros oponentes en la izquierda y la cacería de brujas antisexo
En la actualidad, la visión de una sociedad sin la institución opresiva de la familia ya no puede hallarse en la gran mayoría de los que dicen estar por el marxismo, el socialismo o la liberación de la mujer. Hace ya décadas que los estalinistas, con su dogma antimarxista del “socialismo en un solo país”, renunciaron al entendimiento de que era necesaria una sociedad socialista global para conseguir la plena liberación humana, incluyendo la de la mujer. Una consecuencia de ello fue la rehabilitación estalinista de la opresiva familia como un pilar “socialista”. En “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer” (Spartacist [Edición en español] No. 34, noviembre de 2006), tratamos esta cuestión a profundidad.
Hoy, otros supuestos marxistas, entre ellos algunos que afirman ser trotskistas, simplemente siguen la doctrina feminista liberal (burguesa) prevaleciente en cuanto a la liberación de la mujer, apoyando implícitamente a las instituciones de la familia y el estado burgués. Un ejemplo de ello lo dan las reacciones histéricas de nuestros oponentes ante nuestra defensa de los derechos de la North American Man/Boy Love Association (Asociación Norteamericana de Amor entre Hombres y Muchachos, NAMBLA), que está por la legalización del sexo consensual entre hombres y muchachos, así como de otros perseguidos por su “depravación” sexual. La LCI se ha opuesto consistentemente a la intervención del gobierno en la vida privada y exige derogar todas las leyes contra los “crímenes sin víctimas” consensuales, como la prostitución, el consumo de drogas y la pornografía.
Los aullidos de muchos radicales y feministas contra NAMBLA expresan los “valores familiares” que impulsan los políticos e ideólogos burgueses. Durante décadas, la reacción antisexo patrocinada por el gobierno ha tomado varias formas: el prejuicio fanático antigay, una cacería de brujas contra los trabajadores de las guarderías, la prohibición de que se distribuyan entre adolescentes anticonceptivos e información sobre el control de la natalidad, y el encarcelamiento de “desviados”. Este asalto reaccionario estuvo acompañado por terrorismo extralegal, como las bombas en las clínicas de aborto. Gran parte de esta persecución busca fortalecer al estado burgués en su regulación de la población y difundir el pánico como una distracción de la verdadera brutalidad de la vida en esta sociedad retorcida, cruel, prejuiciosa y racista.
En artículos anteriores, hemos explorado algunas de las ambigüedades de la sexualidad en una sociedad donde las deformidades de la desigualdad de clase y de la opresión racial y sexual pueden producir mucho sufrimiento personal y cosas desagradables. Hemos afirmado que, mientras que el abuso infantil es un crimen horrendo y cruel, muchos encuentros sexuales ilegales son totalmente consensuales y no producen por sí mismos ningún daño. La mezcolanza deliberada de todo lo que vaya desde las caricias mutuas entre hermanos hasta la violación horrenda de un niño pequeño por parte de un adulto crea un clima social de histeria antisexo en el que los perpetradores de la violencia real contra los niños a menudo quedan impunes. Hemos señalado que las proclividades sexuales de las especies gregarias de mamíferos como el Homo sapiens claramente no encajan en la rígida monogamia heterosexual decretada por la moral burguesa.
Como medida básica de defensa frente a la persecución estatal de los jóvenes que quieren tener sexo (así sea sexting), nos oponemos a las reaccionarias leyes de la “edad de consentimiento”, con las que el estado decreta cierta edad arbitraria a partir de la cual permite el sexo, sin importarle que dicha edad cambie con el tiempo y varíe de un estado a otro en EE.UU. Al tratar esas cuestiones, nos ubicamos firmemente en oposición al estado capitalista y todos sus esfuerzos por reforzar y sostener el orden burgués explotador. Ésa es la aplicación, bajo las actuales circunstancias, de nuestra meta de la libertad sexual para todos, incluyendo a los niños y los adolescentes, en un futuro comunista. Esto tiene una importancia particular para los jóvenes adultos, de los que se espera que pasen los años que siguen a la pubertad bajo el yugo de la dependencia de sus padres. Llamamos por estipendios plenos para todos los estudiantes como parte de nuestro programa por una educación gratuita y de calidad para todos, para que los jóvenes puedan ser genuinamente independientes de sus familias.
Por el contrario, la International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional) se niega a llamar por la abolición de las leyes de la edad de consentimiento actuales. En un artículo titulado “Youth, Sexuality and the Left” [La juventud, la sexualidad y la izquierda], la dirigente de la ISO Sherry Wolf blande su pica contra el partidario de NAMBLA David Thorstad por ser “el más ardiente y añejo defensor de la pederastia en la izquierda” (socialistworker.org, 2 de marzo de 2010). Wolf cita su propio libro Sexuality and Socialism: History, Politics and Theory of LGBT Liberation (Sexualidad y socialismo: Historia, política y teoría de la liberación LGBT, Haymarket Books, 2009): “Un consentimiento genuino, libre de la desigualdad de poder, no puede dárselo un niño a un hombre de 30”. El artículo de Wolf continúa: “En nuestra sociedad, las relaciones entre adultos y niños no son las de individuos iguales en lo emocional, lo físico, lo social ni lo económico. Los niños y los púberes no tienen la madurez, la experiencia ni el poder para tomar decisiones realmente libres respecto a sus relaciones con adultos. Sin eso, no puede haber consentimiento genuino”.
¿“Decisiones realmente libres”? Pocas relaciones entre adultos cumplirían con esta definición de consentimiento. En los hechos, Wolf pone a los jóvenes menores de 18 años y a sus parejas a merced del estado burgués. El único principio guía para toda relación sexual debería ser el consentimiento efectivo —es decir, el acuerdo y entendimiento mutuo entre todas las partes involucradas— independientemente de la edad, el género o la preferencia sexual.
El que la ISO abandone a los jóvenes al opresivo status quo sexual refleja su acomodación a los prejuicios del orden capitalista y las actitudes atrasadas de la población en general. En última instancia, viene de la vieja oposición de la ISO a toda perspectiva de movilización revolucionaria de la clase obrera hacia la toma del poder y la creación de un estado obrero —la dictadura del proletariado— que abra el camino hacia una sociedad comunista. Para la ISO, el socialismo es más o menos la aplicación acumulada de la “democracia” a todos los sectores oprimidos, entre los cuales la clase obrera es simplemente uno más. La ISO procura presionar a los capitalistas para que reformen su sistema de explotación. Su perspectiva de la liberación de la mujer refleja la misma fe conmovedora en las fuerzas de la reforma.
Por qué los marxistas no somos feministas
Cosa interesante, en los últimos años la ISO ha estado discutiendo en las páginas de su periódico, el Socialist Worker, acerca de las teorías sobre la liberación de la mujer. Parece ser que su motivación es el deseo de abandonar su postura anterior de oposición al feminismo como una ideología burguesa, para poder adoptar activamente la etiqueta de feminista o “feminista socialista”. Por ejemplo, en una charla de la conferencia Social-ism de la ISO en 2013 (publicada en “Marxism, Feminism and the Fight for Liberation” [Marxismo, feminismo y la lucha por la liberación], socialistworker.org, 10 de julio de 2013), Abbie Bakan sugirió: “La afirmación teórica de que hay bases para un enfoque marxista coherente que esté por la ‘liberación de la mujer’, pero contra el ‘feminismo’, carece de sentido”. (Hasta marzo de ese año, Bakan había sido una destacada partidaria de los International Socialists [Socialistas Internacionales] de Canadá, primos políticos de la ISO.)
La reciente adopción teórica explícita por parte de la ISO del “feminismo socialista” no es más que otra cubierta para el mismo contenido liberal. Sin embargo, nos ofrece la oportunidad de reafirmar la vieja posición marxista respecto a la familia y enfatizar que la emancipación de la mujer es fundamental para la revolución socialista e inseparable de ella. Contra lo que dice la ideología feminista, la plena igualdad legal no basta para superar la opresión de la mujer, que está profundamente enraizada en la familia y la propiedad privada.
Como siempre hemos enfatizado, marxismo y feminismo son viejos enemigos políticos. Eso requiere una explicación. En Estados Unidos y otros lugares se ha vuelto común aplicar el término “feminista” a quienes piensan que hombres y mujeres deberían ser iguales. Sin embargo, al lidiar con la desigualdad, el feminismo acepta los confines de la sociedad capitalista existente. Como ideología, el feminismo nació a finales del siglo XIX, reflejando las aspiraciones de una capa de mujeres burguesas y pequeñoburguesas que reclamaban sus prerrogativas de clase: derecho a la propiedad y a la herencia, acceso a la educación y las profesiones, y derecho al voto. Los marxistas buscamos mucho más que esta limitada idea de “igualdad de género”.
Los marxistas reconocemos que la liberación de la mujer no puede ocurrir sin la liberación de toda la raza humana de la explotación y la opresión: ése es nuestro fin. Hace bastante más de un siglo August Bebel, el dirigente histórico del Partido Socialdemócrata de Alemania, lo explicó claramente en su libro La mujer y el socialismo (1879), un clásico marxista. Reeditada varias veces, esta obra fue leída por millones de obreros de distintas generaciones antes de la Primera Guerra Mundial. La riqueza de su visión de la emancipación de la mujer no puede hallarse en ninguno de los escritos de la ISO al respecto:
“[La mujer] elegirá para su actividad los terrenos que correspondan a sus deseos, inclinaciones y disposiciones y trabajará en las mismas condiciones que el hombre. Lo mismo que todavía será obrera práctica en cualquier oficio, durante otra parte del día será educadora, maestra, enfermera, y durante otra parte ejercitará cualquier arte o ciencia y cumplirá en una cuarta parte cualquier función administrativa”.
—La mujer y el socialismo (Ediciones de Cultura Popular, 1978)
Lo que es especialmente significativo de la descripción que hace Bebel de la naturaleza emancipadora del trabajo en la sociedad socialista es que se aplica igualmente a los hombres. Eso apunta al núcleo del motivo por el que marxismo y feminismo son mutuamente excluyentes y de hecho antagónicos. Los feministas consideran que la división básica de la sociedad es entre hombres y mujeres, mientras que los socialistas reconocemos que los obreros de ambos sexos deben luchar juntos para acabar con la opresión y la explotación que sufren por parte de la clase capitalista.
Marx desvirtuado
En su giro teórico a favor del “feminismo socialista”, la ISO está promoviendo el libro Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory (Marxismo y la opresión de la mujer: Hacia una teoría unitaria, Haymarket Books, 2013) de Lise Vogel. Publicado originalmente en 1983, el libro se reeditó como parte de la serie Historical Materialism con una introducción encomiástica de dos académicos canadienses partidarios del ultrarreformista New Socialist Group (Nuevo Grupo Socialista). Incluso hace 30 años, el medio “feminista socialista” al que se dirige Vogel ya se había disuelto en la nada. Pero, dado que Vogel pretende representar un polo marxista dentro del movimiento o corriente intelectual “socialfeminista”, hoy a la ISO le cuadra promover su libro.
En la sección introductoria del libro, Vogel se deslinda ecuánimemente tanto de los feministas no marxistas como de los marxistas no feministas. Se fija como su tarea principal analizar el carácter de la opresión de la mujer dentro de la estructura y dinámica del sistema económico capitalista. Su tratamiento de Marx y Engels es confuso, contradictorio y rimbombante. Se enfoca principalmente en la relación entre el trabajo doméstico y la reproducción generacional de la fuerza de trabajo. Para Vogel, la opresión de la mujer se reduce estrechamente al trabajo doméstico (no pagado). Afirmando explícitamente que “la categoría de ‘la familia’...es insuficiente como punto de partida analítico”, Vogel pasa por alto las cuestiones más amplias del papel de la familia en la opresión de la mujer y los niños y su importancia como sostén clave del orden capitalista. La familia sirve para atomizar a la clase obrera y propagar el individualismo burgués como barrera a la solidaridad de clase.
Su concepción estrecha de la opresión de la mujer no impide a Vogel calumniar a Engels como “determinista económico”. Simplemente deja de lado los aspectos culturales y sociales incluidos en la riqueza de los argumentos que Engels presenta en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884). Para tomar un ejemplo, Vogel se queja de que Engels “no vincula claramente el desarrollo de una esfera especial relacionada a la reproducción de la fuerza de trabajo con el surgimiento de la sociedad de clases o quizá la sociedad capitalista”. Aparentemente, esto significa que Engels no muestra cómo el surgimiento de la sociedad de clases llegó a pesar sobre el papel de la mujer en la crianza de los hijos. Esto simplemente no es verdad.
En El origen de la familia, la propiedad privada y el estado, Engels describe cómo la familia se originó en el neolítico cuando la sociedad se dividió en clases por vez primera. Apoyándose en la información disponible en aquella época, Engels se basó mucho en el trabajo pionero de Lewis Henry Morgan entre los iroqueses del norte del estado de Nueva York para entender las sociedades primitivas sin clases. Engels describió cómo la invención de la agricultura creó un excedente social que permitió, por primera vez, el desarrollo de una clase dominante ociosa que vivía del trabajo ajeno. La familia, específicamente la monogamia de la mujer, fue necesaria para asegurar la transmisión ordenada de la propiedad y el poder a los herederos del patriarca, la siguiente generación de la clase dominante. Si bien es mucho lo que se ha descubierto sobre las primeras etapas de la sociedad humana desde tiempos de Engels, su entendimiento fundamental ha resistido la prueba del tiempo.
Vogel no analiza la función social de la familia para la clase obrera bajo el capitalismo, donde sirve para criar a la siguiente generación de esclavos asalariados. En El capital, Marx explicó que el costo de la fuerza de trabajo está determinado por el costo de manutención y reproducción del obrero: sus gastos cotidianos, su capacitación y el sostén de su pareja y sus hijos. Para aumentar la ganancia, los capitalistas buscan bajar el costo del trabajo: no sólo de los salarios que pagan a los bolsillos de los obreros, sino también de los servicios como la educación y la salud públicas, que son necesarios para la manutención del proletariado.
El feminismo a veces critica algunos aspectos de la familia, pero en general sólo para quejarse de los “roles de género”, como si el problema fuera una discusión sobre el estilo de vida respecto a quién debe lavar los platos o darle al bebé su mamila. El problema es la institución de la familia, que integra a la gente a la sociedad desde la infancia de manera que acate ciertas normas, respete a la autoridad y desarrolle los hábitos de obediencia y deferencia que son tan útiles a la obtención de ganancias por parte de los capitalistas. La familia le es invaluable a la burguesía como reserva de pequeña propiedad privada y en algunos casos de pequeña producción, operando como freno ideológico a la conciencia social. Vogel pasa por alto estas cuestiones y se enfoca estrictamente en el “trabajo doméstico” no pagado de la mujer.
El fin último
La posición de Vogel es incluso más débil en lo que toca al fin último de la liberación de la mujer. Esto se ve especialmente en lo que no dice. Vogel divorcia la emancipación de la mujer de la superación de la escasez económica y del remplazo del trabajo enajenado —tanto en la fábrica como en el hogar— por el trabajo creativo y gratificante. Tanto el fin último de una sociedad comunista como los medios básicos para lograrlo quedan fuera de los confines intelectuales del “feminismo socialista” de Vogel.
Cuando Marx y Engels explicaron que suscribían un entendimiento materialista de la sociedad y del cambio social, no se referían sólo al capitalismo y las sociedades de clase anteriores (como el feudalismo). También proporcionaron un entendimiento materialista de la futura sociedad sin clases. De hecho, ésa era su diferencia fundamental con las principales corrientes socialistas de principios del siglo XIX —los owenistas, fourieristas y saint-simonianos— como las resumió Engels en Del socialismo utópico al socialismo científico (originalmente parte de su polémica de 1878, Anti-Dühring). Marx y Engels reconocían que una sociedad socialista —entendida como la etapa inicial del comunismo— requeriría un nivel de productividad del trabajo muy superior incluso a la de los países capitalistas más avanzados de hoy. Esto se logrará mediante una expansión continua del conocimiento científico y su aplicación tecnológica.
Vogel no comparte esa concepción. Esto queda particularmente claro en su análisis de los primeros años de la Rusia soviética. Expresando un gran aprecio del entendimiento que tenía Lenin de la opresión de la mujer y de su compromiso por superarla, cita con aprobación un discurso de 1919, “Las tareas del movimiento obrero femenino en la República Soviética”:
“Todas ustedes saben que incluso cuando las mujeres gozan de plenos derechos, en la práctica siguen esclavizadas, porque todas las tareas domésticas pesan sobre ellas. En la mayoría de los casos las tareas domésticas son el trabajo más improductivo, más embrutecedor y más arduo que pueda hacer una mujer. Es un trabajo extraordinariamente mezquino y no incluye nada que de algún modo pueda contribuir al desarrollo de la mujer.
“En la prosecución del ideal socialista, queremos luchar por la realización total del socialismo, y se abre aquí un amplio campo de acción para la mujer. Realizamos ahora serios preparativos a fin de desbrozar el terreno para la construcción del socialismo, pero la construcción del socialismo comenzará sólo cuando hayamos logrado la completa igualdad de la mujer, y cuando acometamos las nuevas tareas junto con la mujer, que habrá sido liberada del trabajo mezquino, embrutecedor, improductivo”.
Vogel presenta equivocadamente a Lenin como una voz solitaria clamando en el desierto e implica que el principal obstáculo para superar la opresión de la mujer en los primeros años de la Rusia soviética era ideológico: las generalizadas actitudes patriarcales entre los hombres de la clase obrera y el campesinado combinadas con una supuesta indiferencia por la liberación de la mujer entre los cuadros, mayoritariamente varones, del Partido Bolchevique. Vogel escribe:
“Los señalamientos de Lenin respecto al machismo nunca tomaron forma programática, y la campaña contra el atraso ideológico masculino nunca pasó de ser un tema menor en la práctica bolchevique. Sin embargo, sus observaciones sobre el problema representaron una admisión extremadamente inusual de la seriedad del mismo... Las contribuciones teóricas de Lenin no lograron dejar una impresión duradera”.
De hecho, el gobierno soviético realizó enormes esfuerzos para aliviar a la mujer obrera de la carga del trabajo doméstico y la crianza de niños mediante el establecimiento de cocinas comunales, lavanderías, guarderías, etc. Tanto los bolcheviques como la Internacional Comunista establecieron departamentos especiales para el trabajo entre las mujeres. Durante los primeros años del estado obrero soviético, el Zhenotdel estuvo activo tanto en las regiones europeas como en las del Asia Central.
Los límites de las medidas liberadoras del gobierno comunista bajo V.I. Lenin y León Trotsky no fueron ideológicos, sino producto de condiciones objetivas: la pobreza de recursos materiales, agravada por años de guerra imperialista y guerra civil. En un ensayo de 1923 titulado “De la vieja a la nueva familia”, incluido en la compilación de 1924 Problemas de la vida cotidiana (una obra que Vogel no menciona siquiera), Trotsky explicó:
“En principio, la preparación material de las condiciones para un nuevo modo de vida y una nueva familia no puede separarse tampoco del trabajo de la construcción socialista. El estado de los trabajadores necesita mayor prosperidad con el fin de que le sea posible tomar seriamente en sus manos la educación pública de los niños y aliviar asimismo a la familia de los cuidados de la limpieza y la cocina. La socialización de la familia, del manejo de la casa y de la educación de los niños no será posible sin una notable mejoría de toda nuestra economía. Necesitamos una mayor proporción de formas económicas socialistas. Sólo bajo tales condiciones, podremos liberar a la familia de las funciones y cuidados que actualmente la oprimen y desintegran. El lavado debe estar a cargo de una lavandería pública, la alimentación a cargo de comedores públicos, la confección del vestido debe realizarse en los talleres. Los niños deben ser educados por excelentes maestros pagados por el estado y que tengan una real vocación para su trabajo”.
La escasez material fue fuente de otro ámbito importante de desigualdad entre los hombres y las mujeres en los primeros años de la Rusia soviética (y por extensión en todo estado obrero económicamente atrasado). Se trata de la escasez de la mano de obra altamente calificada que requiere conocimientos y capacidades técnicas avanzados. A los obreros industriales calificados y los miembros de la intelectualidad técnica (ingenieros, arquitectos, etc.) había que pagarles salarios más altos que a los obreros no calificados, aunque la diferencia era mucho menor que en los países capitalistas. Este sector mejor pagado de la fuerza de trabajo, heredado del pequeño sector capitalista moderno de la Rusia zarista, era predominantemente masculino. Aunque se hicieron esfuerzos dirigidos a corregir esto, al joven estado obrero le faltaban los recursos materiales para educar y entrenar a las mujeres para que se volvieran maquinistas e ingenieras en cantidades suficientes a fin de superar el predominio masculino del trabajo calificado.
El libro de Vogel concluye con una proyección de cómo será la transición al comunismo tras el derrocamiento del capitalismo:
“Ante la terrible realidad de la opresión de la mujer, los socialistas utópicos del siglo XIX llamaron por la abolición de la familia. Todavía hoy, su drástica exigencia sigue teniendo adeptos entre los socialistas. En cambio, el materialismo histórico plantea la difícil cuestión de reducir y redistribuir simultáneamente el trabajo doméstico conforme éste se va transformando en un componente integral de la producción social en la sociedad comunista. Así como en la transición socialista ‘el estado no es “abolido”, sino que se extingue’, así también el trabajo doméstico debe extinguirse. Por lo tanto, durante la transición al comunismo una administración adecuada del trabajo doméstico y el trabajo femenino será un problema clave de la sociedad socialista, pues sólo sobre esta base pueden establecerse y conservarse las condiciones económicas, políticas e ideológicas de la verdadera liberación de la mujer. En el proceso, la familia, en su forma histórica particular como una unidad social basada en el parentesco para la reproducción de fuerza de trabajo explotable en la sociedad de clases, también se extinguirá, y con ella tanto las relaciones familiares patriarcales como la opresión de la mujer” [énfasis en el original].
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to communismo [link] [comments]


2016.06.10 14:12 EDUARDOMOLINA Unidos Podemos y el 26J.Durante décadas las dos minorías ideologizadas -banqueros y periodistas- han apuntalado a la clase política española. Han impedido la construcción de un país razonable.

http://www.cuartopoder.es/tribuna/2016/06/09/unidos-podemos-26j/8696
"En general los españoles tienen preocupaciones, pero no identidad, ideas o ideología política. Esta anomalía, que puede parecer inquietante y que es resultado de muchas tropelías históricas, nos concede, sin embargo, una ventaja comparativa respecto del resto de Europa. España, cuya decadencia imperial se remonta al siglo XVII, no tiene ningún problema de principios con la UE, como Gran Bretaña. España, nación invertebrada y negativa, no está llena de sí misma, como Francia, y su “patriotismo”, por tanto, puede adquirir formas muy variadas. España, que mató a su mitad mejor hace 80 años y salió del franquismo hacia el consumismo, por eso mismo no es anticomunista, como Rumanía o Hungría, ni particularmente racista, como Austria y Alemania, ni desde luego orgullosamente católica, como Polonia. En definitiva, España es blanda, informe y está, de algún modo, sin fraguar y abierta a cualquier palabra, decente o indecente. Los españoles tienen, como digo, preocupaciones muy claras, como indica la última encuesta del CIS: el paro, la corrupción y, un poco más lejos, la sanidad. No les preocupan nada o casi nada, en cambio, el terrorismo ni los refugiados ni Venezuela ni los nacionalismos, lo que sin duda debería hacernos reflexionar. En España, cuyos habitantes tienen preocupaciones pero no identidad política, nadie sabe qué pensar. Eso es bueno y malo al mismo tiempo. Aquí los únicos que realmente saben lo que piensan son los banqueros, los periodistas, los taxistas y la extrema izquierda. Si dejamos a un lado a los taxistas, pobrecitos, que no pueden hacer demasiado daño, y a la extrema izquierda, que se conforma con tener razón, son las otras dos minorías, fuertemente ideologizadas, las que durante décadas han manejado a la clase política que ahora ve peligrar su poder. Eso es sin duda malo.
Un país en el que nadie -salvo los banqueros y políticos- sabe qué pensar es un país en el que puede ocurrir cualquier cosa. Es casi el único país de Europa, como lo demuestran los hechos, en el que puede, sí, ocurrir cualquier cosa y no sólo una, la peor. Eso es bueno. En un país así, en una situación así, de preocupaciones intensas y gran indeterminación cuántica, son muy importantes las palabras y quién las pronuncie. No por mucho repetirlo va a dejar de ser verdadero: si el 15M tuvo algún valor fue precisamente éste de adelantarse y pronunciar las palabras justas antes de que otros pronunciasen las injustas; y si Podemos -y ahora Unidos Podemos- puede catalizar esas preocupaciones y traducirlas en poder institucional es porque está sabiendo encontrar las palabras que reprimen o abortan el nacimiento de otras palabras potencialmente peligrosas. No las deja salir.
Durante décadas las dos minorías ideologizadas -banqueros y periodistas- han apuntalado a la clase política española mediante un discurso que no se corresponde ya con las preocupaciones no ideológicas de los ciudadanos. Durante décadas han impedido la construcción de un país razonable -han impedido, por ejemplo, la solución de la “cuestión nacional”- y creen que pueden seguir haciéndolo con los mismos instrumentos. Su error es insistir en el vacío, pedalear en el aire: hablar de terrorismo, de comunismo, de Venezuela o de nacionalismos, en paralelo al malestar ciudadano, mientras la constelación quincemayista ha conseguido ya que al menos la mitad larga de España, que no sabe qué pensar y cambia de idea con cada telediario y cada comida, sepa al menos que el paro no tiene nada que ver con los inmigrantes ni la corrupción con la democracia ni las listas sanitarias con Nicolás Maduro. El éxito de Podemos, y su, ya indudable, arraigo político y cultural, es sólo uno de los indicios de esta otra fragua posible en la que cobra forma una nueva clase política, cultural y periodística, condición -aunque no garantía- de la construcción de un nuevo país socialmente más justo y más democrático.
Todo lo demás está por ver, pero el cortafuegos ha funcionado. Ahora bien, en un país en el que nadie sabe qué pensar -en el que todo es posible, también lo justo y lo bueno- las encuestas son como sondas espaciales: recogen apenas regüeldos extraterrestres. Por superstición y por experiencia, tomaría con muchas reservas las que, en las últimas semanas, no sólo confirman el sorpasso al PSOE sino que apuntan a una no imposible victoria electoral de Unidos Podemos el 26J. No olvidemos que son las dos minorías ideologizadas las que encargan, cocinan y gestionan públicamente las encuestas y que, si hace seis meses los bancos y los medios podían estar interesados en anunciar el desplome de Podemos, hoy pueden estar interesados, al contrario, en hinchar su crecimiento. De esas encuestas deberíamos sacar dos cautelosas conclusiones, equidistantes del triunfalismo y del desánimo. La primera es que, en todo caso, las encuestas, y su posible manipulación en sentido descendente o ascendente, indican que nuestra clase política y económica percibe el peligro como real. La segunda es que, sea como fuere, si las encuestas son ciertas, Unidos Podemos se limita a sumar los votos de Podemos e IU del 20D; cuando lo único que sirve en este caso es multiplicar.
En un país en el que nadie sabe lo que piensa, pero en el que ya nadie quiere que se lo diga ni los banqueros ni los periodistas ni la extrema izquierda (¡ni los taxistas!), la campaña va ser más decisiva de lo que el cansancio de los últimos meses podría augurar. En términos convencionales se considera que una campaña -¡lógicamente!- es un medio para ganar votos y, por lo tanto, las elecciones. Unidos Podemos no puede sucumbir a la lógica. Unidos Podemos debería interpretar, al revés, que unas elecciones son, sobre todo, una oportunidad para hacer campaña. En los debates y las entrevistas de televisión se pueden perder votos, pero no ganar las elecciones, y el margen de maniobra discursivo es ya muy limitado y bastante cómodo, habida cuenta del recuerdo muy reciente del 20D y la pérdida de definición del PSOE y C’s durante la fallida investidura.
Si la pugna es con el PP, rocosamente monótono, basta enunciar con claridad las propuestas programáticas, adoptar un tono siempre afirmativo y no meter la pata. Pero la diferencia entre Unidos Podemos y sus rivales no está en los medios, donde todos ya sabemos qué esperar. La televisión la vemos sentados y las elecciones se ganan de pie; la televisión homogeneiza y encuadra y las elecciones las va a ganar la sorpresa y el zigzag; la televisión es propagandística, y por eso mismo poderosísima, pero no es contagiosa, y las elecciones sólo las puede ganar la epidemia. Esa ha sido siempre la especialidad de Podemos y ésa fue la causa de la incompleta “remontada” de hace seis meses: Podemos pone en pie, sorprende y contagia. Por un motivo casi inexplicable, tras cumbres y guadianas, tras muchos errores y algunos aciertos, los simpatizantes de las confluencias llegan al umbral de la cita electoral ilusionados y movilizados. Se dirá que es gracias al acuerdo con IU y en parte es verdad. Pero tiendo a pensar que ese acuerdo no habría tenido el efecto revulsivo que ha tenido si la gente no tuviese muchas ganas de ilusionarse, si no hubiese mantenido una reserva de ilusión presta a ser activada de nuevo. Eso es lo que sólo Podemos puede darnos. Ahora hay que prolongar, excitar y poner a punto de nieve esa ilusión mediante una campaña que recoja a los que la confluencia ha perdido y a todos los que, sin saber qué pensar, saben al menos que ni la crisis ni la corrupción ni la pérdida de servicios públicos tienen nada que ver con los refugiados, el terrorismo del ISIS, los nacionalismos o Venezuela. En este sentido, la campaña no puede ser un instrumento para ganar las elecciones; sólo puede ser un instrumento para ganar las elecciones si se plantea como una fiesta de felicidad contagiosa; si se convierte en la fiesta de celebración de la victoria electoral que, de hacer una buena campaña, volveremos a celebrar el día después. Esto implica, desde luego, desbordes locales ininterrumpidos, a través del ingenio descentralizado colectivo, como ocurrió en diciembre, pero también algún hito o acontecimiento central que anegue hacia delante y hacia detrás todo el calendario y en el que la confluencia entre partidos y fuerzas políticas se traduzca en una confluencia inmediata, multitudinaria y festiva en la plaza pública.
Una campaña así planteada debe servir además para que comencemos lo que no podremos aplazar mucho tiempo más: averiguar todos juntos qué coño pensamos, ahora que sabemos lo que no queremos. Para que no vuelvan a darnos lecciones las viejas minorías ideologizadas: los banqueros, los periodistas, los estalibanes y los cuñados."
(*) Santiago Alba Rico es filósofo y columnista.
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.10 13:41 EDUARDOMOLINA Vicenç Navarro Vicenç Navarro. Las mentiras y falsedades del establishment político-mediático español sobre Unidos. Todos los medios escritos mienten a sabiendas, liderados por El País, sin el más mínimo reparo en su comportamiento con Podemos.

http://www.nuevatribuna.es/opinion/vicenc-navarro/mentiras-y-falsedades-establishment-politico-mediatico-espanol-unidos-podemos/20160609163832129171.html
"He escrito extensamente que la transición de la dictadura a la democracia en España no fue nada modélica, pues el equilibrio de fuerzas entre las derechas (que controlaban los aparatos del Estado y los grandes medios de información) y las izquierdas (que habían liderado a las fuerzas democráticas), que acababan de salir de la clandestinidad, era tan desigual que era prácticamente imposible que el producto de tal proceso fuera equilibrado y modélico. De ahí que las instituciones democráticas continuaron estando altamente influenciadas por las fuerzas conservadoras, próximas a los intereses financieros y económicos que dominaban la vida económica, política y mediática del país (ver mi libro Bienestar insuficiente, democracia incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país. Anagrama, 2002).
Como consecuencia de ello, la democracia española se ha caracterizado por su escasa calidad, y como indicador de ello, la diversidad ideológica de los mayores medios de información ha sido siempre muy limitada en España. Todavía hoy, no hay un mayor medio de información que pudiera considerarse de izquierdas. Lo más próximo que hubo tiempo atrás fueron los rotativos de centro, como El País, que cuando estuvo dirigido por Joaquín Estefanía estuvo abierto a colaboradores de izquierdas. Pero tal abertura desapareció, transformándose en un rotativo de derechas bajo la dirección del actual director Antonio Caño, profundamente conservador. Su reportaje sobre Podemos carece de cualquier sentido de balance o equilibrio, destacando por su hostilidad y agresividad. Un tanto igual ocurre con la Radio Televisión Española (RTVE), que se ha ido derechizando más y más. Hay una diferencia notable entre la RTVE en la época de Iñaki Gabilondo, y la de ahora de Alfonso Nasarre, director de Radio Nacional de España (RNE). La discusión sobre Podemos en la tertulia de RNE de hoy, 8 de junio, era mucho peor que la discusión que había tenido lugar en la cadena de ultraderecha estadounidense Fox el día anterior sobre Bernie Sanders, el candidato socialista en las primarias del Partido Demócrata de aquel país.
Todos ellos mienten a sabiendas, sin el más mínimo reparo en su comportamiento
Veamos los datos. Todos los medios, liderados por El País, han reproducido extensamente las declaraciones del vice coordinador del Comité Electoral del PSOE, Óscar López, en las que acusaba a Unidos Podemos de querer nacionalizar toda la banca, señalando esta medida como ejemplo del extremismo de tal partido, algo impropio de la socialdemocracia, acusación que se ha repetido muchísimas veces en artículos y tertulias a lo largo del territorio español, sin nunca dar la oportunidad de ser respondida, mostrando la falsedad de tal acusación y tal presunción.
Miremos en primer lugar lo que dice el programa de Unidos Podemos sobre la banca. En la sección sobre la banca se dice lo siguiente: "En esta nueva política industrial cobran un mayor peso los instrumentos financieros públicos para crear sinergias entre las capacidades innovadoras y financieras del sector privado y del sector público. Con el fin de que España cuente también con una importante red de banca pública para llevar a cabo estas políticas, el Gobierno renegociará los términos del Memorando de entendimiento firmado con la UE para poner en marcha una potente y eficaz banca pública a partir de las entidades ya nacionalizadas Bankia y Banco Mare Nostrum, que no serán reprivatizadas, y del ICO".
Puede verse que lo que Unidos Podemos está proponiendo es que los bancos que se han rescatado con dinero público (bancos que habían colapsado por la incompetencia, cuando no corrupción, de su gestión privada) se mantengan en el sector público para desarrollar una función pública proveyendo crédito a las familias y a las empresas (sobre todo pequeñas y medianas empresas) que lo necesiten. Esta propuesta es opuesta a la del PSOE, que pretende privatizar de nuevo tales bancos, poniéndolos otra vez en manos de banqueros y accionistas que consideraran su objetivo principal el optimizar sus intereses, es decir, sus beneficios, a costa de los intereses de la ciudadanía, medida que va precisamente en contra del principio socialista de anteponer el bien común sobre el beneficio privado. Es un indicador más del abandono del proyecto socialista por parte del PSOE que critique ahora a Unidos Podemos por hacer lo que la socialdemocracia hizo siempre. Es un indicador más de la renuncia del PSOE al ideario socialista.
Las propuestas que hace Unidos Podemos, que ahora ridiculiza el PSOE, las llevaron a cabo partidos socialistas cuando gobernaron
Otra propuesta que hace Unidos Podemos es utilizar el ICO, el Instituto de Crédito Oficial, como institución bancaria pública que expandiría sus responsabilidades crediticias, propuesta muy necesaria que ya hicimos el Profesor Juan Torres y yo cuando apuntamos las líneas generales de un programa económico progresista, que Podemos hizo suyo. De nuevo, es importante señalar que cuando hicimos tal propuesta, el economista del PSOE y también gurú mediático de El País (y de La Sexta), el Sr. José Carlos Díez, la ridiculizó, ignorando que lo que estábamos proponiendo era una práctica común en muchos países de Europa, incluidos países de tradición socialdemócrata, como son Noruega, Suecia y Dinamarca. En realidad, España es uno de los países con uno de los sectores bancarios público más pequeños, siendo ello causa de que exista en España una hipertrofia del sector bancario privado (tres veces mayor que en EEUU, en términos proporcionales).
Este intento de ridiculizar una medida tradicionalmente socialdemócrata es un indicador más de la renuncia del PSOE a sus principios socialdemócratas, renuncia que es constante en su discurso y práctica política. Léanse los textos del director del equipo económico del Sr. Pedro Sánchez, el Sr. Jordi Sevilla. En su libro De nuevo socialismo, Jordi Sevilla, que se define explícitamente y sin tapujos como liberal, utiliza frases como “¿Quién a estas alturas quiere aumentar el gasto público?” y “¿Alguien puede defender a estas alturas del siglo que un programa socialdemócrata debe estar a favor de más impuestos y más gasto público e introducir rigideces normativas en la economía?”, dicho y escrito en el país que tiene uno de los gastos públicos (incluyendo el gasto público social, que financia los servicios públicos del Estado del Bienestar como sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios domiciliarios, servicios sociales, vivienda social, entre otros) más bajos de la UE-15 (el grupo de países de semejante nivel de desarrollo al de España). Siguiendo esta mentalidad, Jordi Sevilla fue el inspirador del famoso dicho del presidente Zapatero de que "bajar impuestos es de izquierdas", creando un agujero en el presupuesto del Estado de nada menos que de 27.000 millones de euros. Los recortes de gasto público que inició el presidente Zapatero fueron precisamente para reducir el déficit público que tal recorte de impuestos había generado en las cuentas públicas. Ni que decir tiene que estos recortes debilitaron enormemente al ya insuficientemente financiado Estado del Bienestar español. A la luz de estos datos, hay que añadir a las preguntas que se hacía el Sr. Sevilla la más importante, que no cita: "¿Quién a estas alturas estaba renunciando al proyecto socialista en democracia, es decir, al proyecto socialdemócrata?". Pero crean que la dirección del PSOE nunca se hará esta pregunta. La falta de autocrítica de la dirección de este partido y la continuación de sus políticas neoliberales tiene poco que ver con tal proyecto político.
El miedo al comunismo: otra movilización en contra de Unidos Podemos
Donde las tertulias y artículos alcanzan un nivel casi histérico es al anunciar la implantación de “la dictadura del proletariado” que tendría lugar en el caso de que gane Unidos Podemos. En este punto, me temo que más que ante una mentira, estamos ante una enorme ignorancia debido al enorme conservadurismo en la enseñanza, sobre todo privada, gestionada por la Iglesia, donde gran número de tertulianos parecen haberse educado. El desconocimiento en España de los escritos de Marx, con la constante confusión entre lo que es marxismo, lo que es socialismo y lo que es comunismo, es enorme, incluso, por cierto, en los centros universitarios.
Como indiqué en otro artículo reciente (“Contestación a Susana Díaz: ¿qué es la socialdemocracia?”, Público, 08.06.15), el PSOE tiene en sus escritos oficiales el reconocimiento de la utilidad del marxismo como instrumento intelectual, crítico con el capitalismo. Y como subrayé en aquel artículo, las dos tradiciones basadas en el marxismo, tanto la socialdemocracia como el comunismo, tenían históricamente el mismo objetivo: alcanzar la sociedad socialista. Eran los medios para alcanzar tal objetivo lo que diferenciaban las dos sensibilidades. En los países capitalistas desarrollados, la vía revolucionaria no ha sido considerada posible, siendo la vía democrática la seguida no solo por los partidos socialdemócratas sino también por los partidos comunistas. Y cuando los partidos comunistas han gobernado, y lo han hecho, por lo general, en coalición con los partidos socialdemócratas, sus políticas han sido típicamente socialdemócratas. En realidad, en Italia, las regiones mejor gobernadas, con mejor desarrollo de las políticas públicas de sensibilidad socialdemócrata, fueron las gobernadas por el Partido Comunista Italiano, el mayor partido de prácticas socialdemócratas en Europa, después del SPD alemán. En realidad, lo mismo está pasando en gran número de países subdesarrollados. En la India, por ejemplo, el Estado que ha alcanzado mayores logros socialistas en democracia ha sido el gobernado por el Partido Comunista. Esta amplia experiencia, bien conocida a nivel internacional (y desconocida, ignorada y ocultada en España), muestra que la diferencia en la aplicación de políticas públicas entre partidos de distintas tradiciones socialistas ha ido desapareciendo.
En Europa, sin embargo, la característica más preocupante ha sido el creciente abandono de la socialdemocracia por parte de los partidos socialdemócratas, al incorporar estos partidos elementos muy importantes del neoliberalismo. La Tercera Vía, liderada por Blair y seguida también por Schröder en Alemania, por Zapatero en España y por Hollande en Francia, ha ido abandonando la socialdemocracia, convirtiendo a sus respectivos partidos en partidos socioliberales en los que dominan las políticas públicas neoliberales (véase mi libro Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante. Anagrama, 2015). En realidad, algunos de los responsables de imponer tales políticas neoliberales en el establishment europeo han sido y continúan siendo personas pertenecientes a partidos socialdemócratas. Ahí está la causa de su deterioro electoral.
El por qué del abandono de la socialdemocracia por parte de los partidos socialdemócratas
Este abandono está documentado, y algunos personajes del PSOE así lo han reconocido (en privado). Los argumentos que se han dado por parte de intelectuales de tal partido para explicar su descenso electoral no son creíbles. Uno es que la globalización o el establecimiento del euro (o cualquier elemento externo) no permiten llevar a cabo el proyecto socialdemócrata. Pero el hecho de que Zapatero congelara las pensiones para obtener 1.200 millones de euros para cubrir el déficit, en lugar de mantener el impuesto de patrimonio (con lo cual hubiera conseguido más dinero), no puede atribuirse a ningún factor externo. En realidad, todos los recortes podrían haberse reducido y disminuido mediante un gravamen de las rentas del capital al mismo nivel que las rentas del trabajo, propuesta que ha estado en la oferta electoral del PSOE en varias ocasiones, sin que ello se aplicara nunca. Hoy las rentas del capital (como porcentaje de todas las rentas) son las más altas de los últimos treinta años, a costa de que las rentas del trabajo sean las más bajas. Ni que decir tiene que el establecimiento de la Eurozona bajo el dominio del establishment neoliberal que controla la gobernanza del euro dificulta y obstaculiza la aplicación de políticas socialdemócratas de carácter redistributivo y de expansión de la protección social. Pero como ha mostrado la coalición de izquierdas del gobierno portugués, se pueden revertir las políticas de recortes que han causado tanto daño, si hay voluntad política.
Otro argumento utilizado por intelectuales afines al PSOE es que la clase trabajadora, la base electoral de la socialdemocracia, está desapareciendo, y por lo tanto el voto socialdemócrata también está bajando. Pero no hay ninguna evidencia que apoye esta tesis. En realidad, la clase trabajadora existe, y en algunos países vota a la ultraderecha (decepcionada y enfadada con los partidos que renunciaron a la socialdemocracia), y en otros como en España vota a Podemos, y ahora votará a Unidos Podemos. De ahí surge el pánico del establishment político-mediático. El abandono de la socialdemocracia por parte de los partidos socioliberales se debe predominantemente al dominio de los aparatos de tales partidos por parte de profesionales (consecuencia de la profesionalización de la política), la mayoría de clase media de renta alta (la clase profesional) que hacen de la política su profesión y su modus vivendi, desarrollando unos intereses corporativos que dan pie a estas complicidades entre tales aparatos y los grupos financieros y económicos que dominan la vida económica, política y mediática del país. Este maridaje los aleja de la clase trabajadora y otros componentes de las clases populares, que quedan cada vez más distantes, anteponiendo en muchas ocasiones (como en la reforma laboral del presidente Zapatero) los intereses de aquellos grupos sobre los del mundo del trabajo. Esta realidad, fácilmente documentable, se da con particular intensidad en los equipos económicos de tales partidos, tradicionalmente muy próximos al mundo del capital. Y de ahí deriva el problema.
La nueva socialdemocracia
El aspecto más novedoso del surgimiento de nuevas izquierdas a lo largo de todo el territorio español y la radicalización de otras ya existentes (con la excepción del PSOE) es que sus inicios fueron el movimiento 15-M, cuya demanda central no fue la revolución o el socialismo, sino la democracia, señalando como el motivo de su protesta la no existencia de esta democracia en las instituciones representativas. El eslogan del 15-M “No nos representan” resume muy bien dicha denuncia. Y el otro, “No hay pan para tanto chorizo” también definió las raíces del problema de falta de democracia: el maridaje entre los grupos económicos y financieros y el establishment político (incluyendo el PSOE) y mediático (la gran mayoría de los medios).
Pero tal demanda exigiendo democracia entra en conflicto con la enorme concentración de la riqueza en España y en la mayoría de países capitalistas avanzados, puesto que poder económico se traduce en poder político. Y es ahí donde encontramos una clara contradicción entre las exigencias de mayor democracia, por un lado, y la lógica de la acumulación de capital vigente en el capitalismo de hoy por el otro. De ahí que las políticas redistributivas deban ser esenciales en un programa que exige la democratización de este país, puesto que las desigualdades (a cuyo crecimiento han contribuido las políticas del PSOE) han alcanzado unos niveles inaceptables para cualquier persona con sensibilidad democrática. La enorme hostilidad que la coalición Unidos Podemos está recibiendo se basa precisamente en este hecho. Los grandes centros de poder financiero y económico se sienten amenazados por Unidos Podemos y temen perder sus privilegios. De ahí que movilicen sus instrumentos políticos y mediáticos para intentar destruir a dicha coalición. Y esto es lo que está pasando en este país. Así de claro.
Última observación
Agradecería al lector que si ve mérito en lo que estoy diciendo, distribuya este artículo ampliamente, puesto que por desgracia no tengo acceso a los mayores medios de información, en los cuales estoy prácticamente vetado.
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.09 11:28 Subversivo-Maldito Unidos Podemos y el 26J [Santiago Alba Rico]

En general los españoles tienen preocupaciones, pero no identidad, ideas o ideología política. Esta anomalía, que puede parecer inquietante y que es resultado de muchas tropelías históricas, nos concede, sin embargo, una ventaja comparativa respecto del resto de Europa. España, cuya decadencia imperial se remonta al siglo XVII, no tiene ningún problema de principios con la UE, como Gran Bretaña. España, nación invertebrada y negativa, no está llena de sí misma, como Francia, y su “patriotismo”, por tanto, puede adquirir formas muy variadas. España, que mató a su mitad mejor hace 80 años y salió del franquismo hacia el consumismo, por eso mismo no es anticomunista, como Rumanía o Hungría, ni particularmente racista, como Austria y Alemania, ni desde luego orgullosamente católica, como Polonia. En definitiva, España es blanda, informe y está, de algún modo, sin fraguar y abierta a cualquier palabra, decente o indecente.
Los españoles tienen, como digo, preocupaciones muy claras, como indica la última encuesta del CIS: el paro, la corrupción y, un poco más lejos, la sanidad. No les preocupan nada o casi nada, en cambio, el terrorismo ni los refugiados ni Venezuela ni los nacionalismos, lo que sin duda debería hacernos reflexionar. En España, cuyos habitantes tienen preocupaciones pero no identidad política, nadie sabe qué pensar. Eso es bueno y malo al mismo tiempo. Aquí los únicos que realmente saben lo que piensan son los banqueros, los periodistas, los taxistas y la extrema izquierda. Si dejamos a un lado a los taxistas, pobrecitos, que no pueden hacer demasiado daño, y a la extrema izquierda, que se conforma con tener razón, son las otras dos minorías, fuertemente ideologizadas, las que durante décadas han manejado a la clase política que ahora ve peligrar su poder. Eso es sin duda malo.
Un país en el que nadie -salvo los banqueros y políticos- sabe qué pensar es un país en el que puede ocurrir cualquier cosa. Es casi el único país de Europa, como lo demuestran los hechos, en el que puede, sí, ocurrir cualquier cosa y no sólo una, la peor. Eso es bueno. En un país así, en una situación así, de preocupaciones intensas y gran indeterminación cuántica, son muy importantes las palabras y quién las pronuncie. No por mucho repetirlo va a dejar de ser verdadero: si el 15M tuvo algún valor fue precisamente éste de adelantarse y pronunciar las palabras justas antes de que otros pronunciasen las injustas; y si Podemos -y ahora Unidos Podemos- puede catalizar esas preocupaciones y traducirlas en poder institucional es porque está sabiendo encontrar las palabras que reprimen o abortan el nacimiento de otras palabras potencialmente peligrosas. No las deja salir.
Durante décadas las dos minorías ideologizadas -banqueros y periodistas-han apuntalado a la clase política española mediante un discurso que no se corresponde ya con las preocupaciones no ideológicas de los ciudadanos. Durante décadas han impedido la construcción de un país razonable -han impedido, por ejemplo, la solución de la “cuestión nacional”- y creen que pueden seguir haciéndolo con los mismos instrumentos. Su error es insistir en el vacío, pedalear en el aire: hablar de terrorismo, de comunismo, de Venezuela o de nacionalismos, en paralelo al malestar ciudadano, mientras la constelación quincemayista ha conseguido ya que al menos la mitad larga de España, que no sabe qué pensar y cambia de idea con cada telediario y cada comida, sepa al menos que el paro no tiene nada que ver con los inmigrantes ni la corrupción con la democracia ni las listas sanitarias con Nicolás Maduro.
El éxito de Podemos, y su, ya indudable, arraigo político y cultural, es sólo uno de los indicios de esta otra fragua posible en la que cobra forma una nueva clase política, cultural y periodística, condición -aunque no garantía- de la construcción de un nuevo país socialmente más justo y más democrático.
Todo lo demás está por ver, pero el cortafuegos ha funcionado. Ahora bien, en un país en el que nadie sabe qué pensar -en el que todo es posible, también lo justo y lo bueno- las encuestas son como sondas espaciales: recogen apenas regüeldos extraterrestres. Por superstición y por experiencia, tomaría con muchas reservas las que, en las últimas semanas, no sólo confirman el sorpasso al PSOE sino que apuntan a una no imposible victoria electoral de Unidos Podemos el 26J.
No olvidemos que son las dos minorías ideologizadas las que encargan, cocinan y gestionan públicamente las encuestas y que, si hace seis meses los bancos y los medios podían estar interesados en anunciar el desplome de Podemos, hoy pueden estar interesados, al contrario, en hinchar su crecimiento. De esas encuestas deberíamos sacar dos cautelosas conclusiones, equidistantes del triunfalismo y del desánimo. La primera es que, en todo caso, las encuestas, y su posible manipulación en sentido descendente o ascendente, indican que nuestra clase política y económica percibe el peligro como real. La segunda es que, sea como fuere, si las encuestas son ciertas, Unidos Podemos se limita a sumar los votos de Podemos e IU del 20D; cuando lo único que sirve en este caso es multiplicar.
En un país en el que nadie sabe lo que piensa, pero en el que ya nadie quiere que se lo diga ni los banqueros ni los periodistas ni la extrema izquierda (¡ni los taxistas!), la campaña va ser más decisiva de lo que el cansancio de los últimos meses podría augurar. En términos convencionales se considera que una campaña -¡lógicamente!- es un medio para ganar votos y, por lo tanto, las elecciones. Unidos Podemos no puede sucumbir a la lógica. Unidos Podemos debería interpretar, al revés, que unas elecciones son, sobre todo, una oportunidad para hacer campaña. En los debates y las entrevistas de televisión se pueden perder votos, pero no ganar las elecciones, y el margen de maniobra discursivo es ya muy limitado y bastante cómodo, habida cuenta del recuerdo muy reciente del 20D y la pérdida de definición del PSOE y C’s durante la fallida investidura.
Si la pugna es con el PP, rocosamente monótono, basta enunciar con claridad las propuestas programáticas, adoptar un tono siempre afirmativo y no meter la pata. Pero la diferencia entre Unidos Podemos y sus rivales no está en los medios, donde todos ya sabemos qué esperar. La televisión la vemos sentados y las elecciones se ganan de pie; la televisión homogeneiza y encuadra y las elecciones las va a ganar la sorpresa y el zigzag; la televisión es propagandística, y por eso mismo poderosísima, pero no es contagiosa, y las elecciones sólo las puede ganar la epidemia. Esa ha sido siempre la especialidad de Podemos y ésa fue la causa de la incompleta “remontada” de hace seis meses: Podemos pone en pie, sorprende y contagia. Por un motivo casi inexplicable, tras cumbres y guadianas, tras muchos errores y algunos aciertos, los simpatizantes de las confluencias llegan al umbral de la cita electoral ilusionados y movilizados. Se dirá que es gracias al acuerdo con IU y en parte es verdad. Pero tiendo a pensar que ese acuerdo no habría tenido el efecto revulsivo que ha tenido si la gente no tuviese muchas ganas de ilusionarse, si no hubiese mantenido una reserva de ilusión presta a ser activada de nuevo. Eso es lo que sólo Podemos puede darnos. Ahora hay que prolongar, excitar y poner a punto de nieve esa ilusión mediante una campaña que recoja a los que la confluencia ha perdido y a todos los que, sin saber qué pensar, saben al menos que ni la crisis ni la corrupción ni la pérdida de servicios públicos tienen nada que ver con los refugiados, el terrorismo del ISIS, los nacionalismos o Venezuela.
En este sentido, la campaña no puede ser un instrumento para ganar las elecciones; sólo puede ser un instrumento para ganar las elecciones si se plantea como una fiesta de felicidad contagiosa; si se convierte en la fiesta de celebración de la victoria electoral que, de hacer una buena campaña, volveremos a celebrar el día después. Esto implica, desde luego, desbordes locales ininterrumpidos, a través del ingenio descentralizado colectivo, como ocurrió en diciembre, pero también algún hito o acontecimiento central que anegue hacia delante y hacia detrás todo el calendario y en el que la confluencia entre partidos y fuerzas políticas se traduzca en una confluencia inmediata, multitudinaria y festiva en la plaza pública.
Una campaña así planteada debe servir además para que comencemos lo que no podremos aplazar mucho tiempo más: averiguar todos juntos qué coño pensamos, ahora que sabemos lo que no queremos. Para que no vuelvan a darnos lecciones las viejas minorías ideologizadas: los banqueros, los periodistas, los estalibanes y los cuñados. [Fuente: http://www.cuartopoder.es/tribuna/2016/06/09/unidos-podemos-26j/8696]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2016.06.09 09:31 bmrdelap Artículo para recomendar y difundir entre los socialdemócratas traicionados por el PSOE

Por Vicenç Navarro Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y autor del libro ‘Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante’ (Anagrama, 2015)
He escrito extensamente que la transición de la dictadura a la democracia en España no fue nada modélica, pues el equilibrio de fuerzas entre las derechas (que controlaban los aparatos del Estado y los grandes medios de información) y las izquierdas (que habían liderado a las fuerzas democráticas), que acababan de salir de la clandestinidad, era tan desigual que era prácticamente imposible que el producto de tal proceso fuera equilibrado y modélico. De ahí que las instituciones democráticas continuaron estando altamente influenciadas por las fuerzas conservadoras, próximas a los intereses financieros y económicos que dominaban la vida económica, política y mediática del país (ver mi libro Bienestar insuficiente, democracia incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país. Anagrama, 2002).
Como consecuencia de ello, la democracia española se ha caracterizado por su escasa calidad, y como indicador de ello, la diversidad ideológica de los mayores medios de información ha sido siempre muy limitada en España. Todavía hoy, no hay un mayor medio de información que pudiera considerarse de izquierdas. Lo más próximo que hubo tiempo atrás fueron los rotativos de centro, como El País, que cuando estuvo dirigido por Joaquín Estefanía estuvo abierto a colaboradores de izquierdas. Pero tal abertura desapareció, transformándose en un rotativo de derechas bajo la dirección del actual director Antonio Caño, profundamente conservador. Su reportaje sobre Podemos carece de cualquier sentido de balance o equilibrio, destacando por su hostilidad y agresividad. Un tanto igual ocurre con la Radio Televisión Española (RTVE), que se ha ido derechizando más y más. Hay una diferencia notable entre la RTVE en la época de Iñaki Gabilondo, y la de ahora de Alfonso Nasarre, director de Radio Nacional de España (RNE). La discusión sobre Podemos en la tertulia de RNE de hoy, 8 de junio, era mucho peor que la discusión que había tenido lugar en la cadena de ultraderecha estadounidense Fox el día anterior sobre Bernie Sanders, el candidato socialista en las primarias del Partido Demócrata de aquel país.
Todos ellos mienten a sabiendas, sin el más mínimo reparo en su comportamiento
Veamos los datos. Todos los medios, liderados por El País, han reproducido extensamente las declaraciones del vice coordinador del Comité Electoral del PSOE, Óscar López, en las que acusaba a Unidos Podemos de querer nacionalizar toda la banca, señalando esta medida como ejemplo del extremismo de tal partido, algo impropio de la socialdemocracia, acusación que se ha repetido muchísimas veces en artículos y tertulias a lo largo del territorio español, sin nunca dar la oportunidad de ser respondida, mostrando la falsedad de tal acusación y tal presunción.
Miremos en primer lugar lo que dice el programa de Unidos Podemos sobre la banca. En la sección sobre la banca se dice lo siguiente: “En esta nueva política industrial cobran un mayor peso los instrumentos financieros públicos para crear sinergias entre las capacidades innovadoras y financieras del sector privado y del sector público. Con el fin de que España cuente también con una importante red de banca pública para llevar a cabo estas políticas, el Gobierno renegociará los términos del Memorando de entendimiento firmado con la UE para poner en marcha una potente y eficaz banca pública a partir de las entidades ya nacionalizadas Bankia y Banco Mare Nostrum, que no serán reprivatizadas, y del ICO“.
Puede verse que lo que Unidos Podemos está proponiendo es que los bancos que se han rescatado con dinero público (bancos que habían colapsado por la incompetencia, cuando no corrupción, de su gestión privada) se mantengan en el sector público para desarrollar una función pública proveyendo crédito a las familias y a las empresas (sobre todo pequeñas y medianas empresas) que lo necesiten. Esta propuesta es opuesta a la del PSOE, que pretende privatizar de nuevo tales bancos, poniéndolos otra vez en manos de banqueros y accionistas que consideraran su objetivo principal el optimizar sus intereses, es decir, sus beneficios, a costa de los intereses de la ciudadanía, medida que va precisamente en contra del principio socialista de anteponer el bien común sobre el beneficio privado. Es un indicador más del abandono del proyecto socialista por parte del PSOE que critique ahora a Unidos Podemos por hacer lo que la socialdemocracia hizo siempre. Es un indicador más de la renuncia del PSOE al ideario socialista.
Otra propuesta que hace Unidos Podemos es utilizar el ICO, el Instituto de Crédito Oficial, como institución bancaria pública que expandiría sus responsabilidades crediticias, propuesta muy necesaria que ya hicimos el Profesor Juan Torres y yo cuando apuntamos las líneas generales de un programa económico progresista, que Podemos hizo suyo. De nuevo, es importante señalar que cuando hicimos tal propuesta, el economista del PSOE y también gurú mediático de El País (y de La Sexta), el Sr. José Carlos Díez, la ridiculizó, ignorando que lo que estábamos proponiendo era una práctica común en muchos países de Europa, incluidos países de tradición socialdemócrata, como son Noruega, Suecia y Dinamarca. En realidad, España es uno de los países con uno de los sectores bancarios público más pequeños, siendo ello causa de que exista en España una hipertrofia del sector bancario privado (tres veces mayor que en EEUU, en términos proporcionales).
Este intento de ridiculizar una medida tradicionalmente socialdemócrata es un indicador más de la renuncia del PSOE a sus principios socialdemócratas, renuncia que es constante en su discurso y práctica política. Léanse los textos del director del equipo económico del Sr. Pedro Sánchez, el Sr. Jordi Sevilla. En su libro De nuevo socialismo, Jordi Sevilla, que se define explícitamente y sin tapujos como liberal, utiliza frases como “¿Quién a estas alturas quiere aumentar el gasto público?” y “¿Alguien puede defender a estas alturas del siglo que un programa socialdemócrata debe estar a favor de más impuestos y más gasto público e introducir rigideces normativas en la economía?”, dicho y escrito en el país que tiene uno de los gastos públicos (incluyendo el gasto público social, que financia los servicios públicos del Estado del Bienestar como sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios domiciliarios, servicios sociales, vivienda social, entre otros) más bajos de la UE-15 (el grupo de países de semejante nivel de desarrollo al de España). Siguiendo esta mentalidad, Jordi Sevilla fue el inspirador del famoso dicho del presidente Zapatero de que “bajar impuestos es de izquierdas”, creando un agujero en el presupuesto del Estado de nada menos que de 27.000 millones de euros. Los recortes de gasto público que inició el presidente Zapatero fueron precisamente para reducir el déficit público que tal recorte de impuestos había generado en las cuentas públicas. Ni que decir tiene que estos recortes debilitaron enormemente al ya insuficientemente financiado Estado del Bienestar español. A la luz de estos datos, hay que añadir a las preguntas que se hacía el Sr. Sevilla la más importante, que no cita: “¿Quién a estas alturas estaba renunciando al proyecto socialista en democracia, es decir, al proyecto socialdemócrata?”. Pero crean que la dirección del PSOE nunca se hará esta pregunta. La falta de autocrítica de la dirección de este partido y la continuación de sus políticas neoliberales tiene poco que ver con tal proyecto político.
El miedo al comunismo: otra movilización en contra de Unidos Podemos
Donde las tertulias y artículos alcanzan un nivel casi histérico es al anunciar la implantación de “la dictadura del proletariado” que tendría lugar en el caso de que gane Unidos Podemos. En este punto, me temo que más que ante una mentira, estamos ante una enorme ignorancia debido al enorme conservadurismo en la enseñanza, sobre todo privada, gestionada por la Iglesia, donde gran número de tertulianos parecen haberse educado. El desconocimiento en España de los escritos de Marx, con la constante confusión entre lo que es marxismo, lo que es socialismo y lo que es comunismo, es enorme, incluso, por cierto, en los centros universitarios.
Como indiqué en otro artículo reciente (“Contestación a Susana Díaz: ¿qué es la socialdemocracia?”, Público, 08.06.15), el PSOE tiene en sus escritos oficiales el reconocimiento de la utilidad del marxismo como instrumento intelectual, crítico con el capitalismo. Y como subrayé en aquel artículo, las dos tradiciones basadas en el marxismo, tanto la socialdemocracia como el comunismo, tenían históricamente el mismo objetivo: alcanzar la sociedad socialista. Eran los medios para alcanzar tal objetivo lo que diferenciaban las dos sensibilidades. En los países capitalistas desarrollados, la vía revolucionaria no ha sido considerada posible, siendo la vía democrática la seguida no solo por los partidos socialdemócratas sino también por los partidos comunistas. Y cuando los partidos comunistas han gobernado, y lo han hecho, por lo general, en coalición con los partidos socialdemócratas, sus políticas han sido típicamente socialdemócratas. En realidad, en Italia, las regiones mejor gobernadas, con mejor desarrollo de las políticas públicas de sensibilidad socialdemócrata, fueron las gobernadas por el Partido Comunista Italiano, el mayor partido de prácticas socialdemócratas en Europa, después del SPD alemán. En realidad, lo mismo está pasando en gran número de países subdesarrollados. En la India, por ejemplo, el Estado que ha alcanzado mayores logros socialistas en democracia ha sido el gobernado por el Partido Comunista. Esta amplia experiencia, bien conocida a nivel internacional (y desconocida, ignorada y ocultada en España), muestra que la diferencia en la aplicación de políticas públicas entre partidos de distintas tradiciones ha ido desapareciendo.
En Europa, sin embargo, la característica más preocupante ha sido el creciente abandono de la socialdemocracia por parte de los partidos socialdemócratas, al incorporar estos partidos elementos muy importantes del neoliberalismo. La Tercera Vía, liderada por Blair y seguida también por Schröder en Alemania, por Zapatero en España y por Hollande en Francia, ha ido abandonando la socialdemocracia, convirtiendo a sus respectivos partidos en partidos socioliberales en los que dominan las políticas públicas neoliberales (véase mi libro Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante. Anagrama, 2015). En realidad, algunos de los responsables de imponer tales políticas neoliberales en el establishment europeo han sido y continúan siendo personas pertenecientes a partidos socialdemócratas. Ahí está la causa de su deterioro electoral.
El por qué del abandono de la socialdemocracia por parte de los partidos socialdemócratas
Este abandono está documentado, y algunos personajes del PSOE así lo han reconocido (en privado). Los argumentos que se han dado por parte de intelectuales de tal partido para explicar su descenso electoral no son creíbles. Uno es que la globalización o el establecimiento del euro (o cualquier elemento externo) no permiten llevar a cabo el proyecto socialdemócrata. Pero el hecho de que Zapatero congelara las pensiones para obtener 1.200 millones de euros para cubrir el déficit, en lugar de mantener el impuesto de patrimonio (con lo cual hubiera conseguido más dinero), no puede atribuirse a ningún factor externo. En realidad, todos los recortes podrían haberse reducido y disminuido mediante un gravamen de las rentas del capital al mismo nivel que las rentas del trabajo, propuesta que ha estado en la oferta electoral del PSOE en varias ocasiones, sin que ello se aplicara nunca. Hoy las rentas del capital (como porcentaje de todas las rentas) son las más altas de los últimos treinta años, a costa de que las rentas del trabajo sean las más bajas. Ni que decir tiene que el establecimiento de la Eurozona bajo el dominio del establishment neoliberal que controla la gobernanza del euro dificulta y obstaculiza la aplicación de políticas socialdemócratas de carácter redistributivo y de expansión de la protección social. Pero como ha mostrado la coalición de izquierdas del gobierno portugués, se pueden revertir las políticas de recortes que han causado tanto daño, si hay voluntad política.
Otro argumento utilizado por intelectuales afines al PSOE es que la clase trabajadora, la base electoral de la socialdemocracia, está desapareciendo, y por lo tanto el voto socialdemócrata también está bajando. Pero no hay ninguna evidencia que apoye esta tesis. En realidad, la clase trabajadora existe, y en algunos países vota a la ultraderecha (decepcionada y enfadada con los partidos que renunciaron a la socialdemocracia), y en otros como en España vota a Podemos, y ahora votará a Unidos Podemos. De ahí surge el pánico del establishment político-mediático. El abandono de la socialdemocracia por parte de los partidos socioliberales se debe predominantemente al dominio de los aparatos de tales partidos por parte de profesionales (consecuencia de la profesionalización de la política), la mayoría de clase media de renta alta (la clase profesional) que hacen de la política su profesión y su modus vivendi, desarrollando unos intereses corporativos que dan pie a estas complicidades entre tales aparatos y los grupos financieros y económicos que dominan la vida económica, política y mediática del país. Este maridaje los aleja de la clase trabajadora y otros componentes de las clases populares, que quedan cada vez más distantes, anteponiendo en muchas ocasiones (como en la reforma laboral del presidente Zapatero) los intereses de aquellos grupos sobre los del mundo del trabajo. Esta realidad, fácilmente documentable, se da con particular intensidad en los equipos económicos de tales partidos, tradicionalmente muy próximos al mundo del capital. Y de ahí deriva el problema.
La nueva socialdemocracia
El aspecto más novedoso del surgimiento de nuevas izquierdas a lo largo de todo el territorio español y la radicalización de otras ya existentes (con la excepción del PSOE) es que sus inicios fueron el movimiento 15-M, cuya demanda central no fue la revolución o el socialismo, sino la democracia, señalando como el motivo de su protesta la no existencia de esta democracia en las instituciones representativas. El eslogan del 15-M “No nos representan” resume muy bien dicha denuncia. Y el otro, “No hay pan para tanto chorizo” también definió las raíces del problema de falta de democracia: el maridaje entre los grupos económicos y financieros y el establishment político (incluyendo el PSOE) y mediático (la gran mayoría de los medios).
Pero tal demanda entra en conflicto con la enorme concentración de la riqueza en España y en la mayoría de países capitalistas avanzados, puesto que poder económico se traduce en poder político. Y es ahí donde encontramos una clara contradicción entre las exigencias de mayor democracia, por un lado, y la lógica de la acumulación de capital vigente en el capitalismo de hoy por el otro. De ahí que las políticas redistributivas deban ser esenciales en un programa que exige la democratización de este país, puesto que las desigualdades (a cuyo crecimiento han contribuido las políticas del PSOE) han alcanzado unos niveles inaceptables para cualquier persona con sensibilidad democrática. La enorme hostilidad que la coalición Unidos Podemos está recibiendo se basa precisamente en este hecho. Los grandes centros de poder financiero y económico se sienten amenazados por Unidos Podemos y temen perder sus privilegios. De ahí que movilicen sus instrumentos políticos y mediáticos para destruir a dicha coalición. Y esto es lo que está pasando en este país. Agradecería al lector que si ve mérito en lo que estoy diciendo, distribuya este artículo ampliamente, puesto que por desgracia no tengo acceso a los mayores medios de información, en los cuales estoy prácticamente vetado.
submitted by bmrdelap to podemos [link] [comments]


2016.06.07 04:08 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 1 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Espartaco No. 45 Mayo de 2016
En la Declaración de principios y algunos elementos de programa, la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista) expone nuestra tarea de “construir partidos leninistas como secciones nacionales de una internacional centralista-democrática cuyo propósito es dirigir a la clase obrera a la victoria mediante revoluciones socialistas a través del mundo” (Spartacist [Edición en español] No. 29, agosto de 1998). Sólo mediante la toma del poder podrá el proletariado acabar con el capitalismo como sistema y abrir el camino hacia un mundo sin explotación ni opresión. Crucial para esta perspectiva es la lucha por la emancipación de la mujer, cuya opresión se remonta al comienzo de la propiedad privada y no podrá ser eliminada sin la abolición de la sociedad de clases.
La Declaración explica que nuestra meta en última instancia es la creación de una sociedad nueva, una sociedad comunista:
“La victoria del proletariado a escala mundial pondría una abundancia material inimaginable al servicio de las necesidades humanas, sentaría las bases para la eliminación de las clases sociales y la erradicación de la desigualdad social basada en el sexo, y la abolición misma del significado social de la raza, nacionalidad o etnia. Por primera vez, la humanidad tomará las riendas de la historia y controlará su propia creación, la sociedad, llevando a una emancipación jamás imaginada del potencial humano, y a una ola monumental de avance de la civilización. Sólo entonces será posible realizar el desarrollo libre de cada individuo como la condición para el desarro- llo libre de todos”.
La mayoría de las organizaciones que se hacían llamar marxistas solían aceptar la meta de una sociedad comunista, aunque no coincidieran en nada más. Pero desde el colapso de la Unión Soviética en 1991-1992 esto ya no es así. Sólo la LCI se adhiere a la perspectiva del comunismo mundial que expusieron por primera vez Karl Marx y Friedrich Engels.
Este clima ideológico de la “muerte del comunismo” ha llevado a que prevalezcan nociones falsas y estrechas de lo que es el marxismo. En la conciencia popular, el comunismo ha quedado reducido a la nivelación económica (igualdad en un nivel bajo de ingreso y de consumo) bajo la propiedad estatal de los recursos económicos. Por el contrario, la base material para el cumplimiento del programa marxista es la superación de la escasez económica mediante el aumento progresivo de la productividad del trabajo. Para realizarse plenamente, ello exige varias generaciones de desarrollo socialista basado en una economía colectivizada a escala mundial. Así, se desarrollará una sociedad en la que el estado (aparato coercitivo especial que defiende el orden de la clase dominante a través de destacamentos de hombres armados) se habrá extinguido, la filiación nacional habrá desaparecido y la institución de la familia —principal fuente de la opresión de la mujer— habrá sido remplazada por medios colectivos para cuidar y socializar a los niños y por la más amplia libertad en las relaciones sexuales.
El marxismo y la “naturaleza humana”
En el pasado, los intelectuales que consideraban semejante sociedad indeseable y/o imposible, no dejaban de reconocer que era eso lo que los marxistas llamaban comunismo. Por ejemplo, en El malestar en la cultura (1930), una exposición popular de su concepción del mundo, Sigmund Freud ofrece una breve crítica del comunismo. No hay evidencia de que haya estudiado las obras de Marx y Engels ni de que haya leído las de V.I. Lenin y otros líderes bolcheviques. Su comprensión (e incomprensión) del comunismo le era común a muchos intelectuales europeos y estadounidenses de su tiempo, independientemente de sus convicciones políticas.
Freud basaba su crítica del comunismo en el punto de vista de que “la tendencia agresiva es una disposición instintiva innata y autónoma del ser humano” y concluía que el proyecto comunista de una sociedad armoniosa contravenía la naturaleza humana:
“No me concierne la crítica económica del sistema comunista; no me es posible investigar si la abolición de la propiedad privada es oportuna y conveniente; pero, en cambio, puedo reconocer como vana ilusión su hipótesis psicológica. Es verdad que al abolir la propiedad privada se sustrae a la agresividad humana uno de sus instrumentos, sin duda uno muy fuerte, pero de ningún modo el más fuerte de todos. Sin embargo, nada se habrá modificado con ello en las diferencias de poderío y de influencia que la agresividad aprovecha para sus propósitos; tampoco se habrá cambiado la esencia de ésta... Si se eliminara el derecho personal a poseer bienes materiales, aún subsistirían los privilegios derivados de las relaciones sexuales, que necesariamente deben convertirse en fuente de la más intensa envidia y de la más violenta hostilidad entre los seres humanos, equiparados en todo lo restante. Si también se aboliera este privilegio, decretando la completa libertad de la vida sexual, suprimiendo, pues, la familia, célula germinal de la cultura, entonces, es verdad, sería imposible predecir qué nuevos caminos seguiría la evolución de ésta; pero cualesquiera que ellos fueren, podemos aceptar que las inagotables tendencias intrínsecas de la naturaleza humana tampoco dejarían de seguirlos”.
Freud entendía correctamente que en la visión comunista de la sociedad futura la familia se habrá extinguido y habrá una “completa libertad de la vida sexual”. La visión de Freud era incorrecta en tanto que los marxistas reconocen que la familia no puede simplemente abolirse; sus funciones necesarias, especialmente la crianza de la siguiente generación, deben ser remplazadas por medios socializados de cuidado infantil y trabajo doméstico.
Si bien Freud ya no tiene la autoridad ideológica que solía tener, la idea de que la “naturaleza humana” hace imposible un mundo comunista sigue siendo común, aunque los argumentos específicos puedan diferir. Los marxistas, en cambio, insistimos en que es la escasez material lo que da lugar a las salvajes reyertas por los recursos escasos. Es por ello que el comunismo es concebible sólo con un nivel sin precedentes de abundancia material, acompañado de un inmenso salto en el nivel cultural de la sociedad. Es la existencia de las clases, actualmente en la forma de un orden capitalista-imperialista obsoleto, lo que infesta a la sociedad humana con brutalidad y violencia. Como escribió el autor marxista Isaac Deutscher en “Sobre el hombre socialista” (1966): “utilizan el homo homini lupus [el hombre es el lobo del hombre] como grito de guerra contra el progreso y el socialismo y agitan al espantajo del eterno lupus humano en provecho del verdadero y sanguinario lupus del imperialismo contemporáneo”.
Para Freud, la “agresión innata” de las relaciones sexuales era el problema con la naturaleza humana. ¿Cuál es la realidad? La patología social asociada a lo que Freud percibía como rivalidad sexual tendría poca razón de ser en una sociedad comunal plenamente libre en la que la vida sexual fuera independiente del acceso al alimento, la vivienda, la educación y demás necesidades y comodidades cotidianas. Cuando la familia se haya extinguido junto con las clases y el estado, la crianza comunal que la remplace llevará a una nueva sicología y cultura entre la gente que crezca en esas condiciones. Los valores sociales patriarcales —“mi” mujer, “mis” hijos— se desvanecerán junto con el sistema opresivo que los genera. La relación de los niños entre sí y con las personas que les enseñan y guían serán multilaterales, complejas y dinámicas. Es la institución de la familia lo que ata al sexo y al amor a la propiedad, con todo lo que salga de la camisa de fuerza de la monogamia heterosexual considerado “pecado”.
La familia bajo el capitalismo es el principal mecanismo de la opresión de la mujer y de la juventud, atada por innumerables lazos interrelacionados con las operaciones básicas de la economía de “libre mercado”. La familia, el estado y la religión organizada conforman un tripié de opresión en el que se sostiene el orden capitalista. En los países del Tercer Mundo, el atraso y la pobreza arraigados, promovidos por la dominación imperialista, conducen a prácticas horriblemente opresivas como el velo, el precio de la novia y la mutilación genital femenina.
En las sociedades capitalistas avanzadas, como la estadounidense, podría pensarse que la gente lleva una vida complicada, más parecida a las presentadas en programas de televisión como Modern Family o Transparent que a la comedia de los años cincuenta Papá lo sabe todo. Sin embargo, las decisiones personales de la gente están constreñidas por la ley, la economía y los prejuicios de la sociedad de clases; esto es especialmente cierto en el caso de la clase obrera y los pobres. Remplazar la familia por instituciones colectivas es el aspecto más radical del programa comunista, y el que traerá los cambios más profundos y drásticos en la vida cotidiana, incluida la de los niños.
Nuestros oponentes en la izquierda y la cacería de brujas antisexo
En la actualidad, la visión de una sociedad sin la institución opresiva de la familia ya no puede hallarse en la gran mayoría de los que dicen estar por el marxismo, el socialismo o la liberación de la mujer. Hace ya décadas que los estalinistas, con su dogma antimarxista del “socialismo en un solo país”, renunciaron al entendimiento de que era necesaria una sociedad socialista global para conseguir la plena liberación humana, incluyendo la de la mujer. Una consecuencia de ello fue la rehabilitación estalinista de la opresiva familia como un pilar “socialista”. En “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer” (Spartacist [Edición en español] No. 34, noviembre de 2006), tratamos esta cuestión a profundidad.
Hoy, otros supuestos marxistas, entre ellos algunos que afirman ser trotskistas, simplemente siguen la doctrina feminista liberal (burguesa) prevaleciente en cuanto a la liberación de la mujer, apoyando implícitamente a las instituciones de la familia y el estado burgués. Un ejemplo de ello lo dan las reacciones histéricas de nuestros oponentes ante nuestra defensa de los derechos de la North American Man/Boy Love Association (Asociación Norteamericana de Amor entre Hombres y Muchachos, NAMBLA), que está por la legalización del sexo consensual entre hombres y muchachos, así como de otros perseguidos por su “depravación” sexual. La LCI se ha opuesto consistentemente a la intervención del gobierno en la vida privada y exige derogar todas las leyes contra los “crímenes sin víctimas” consensuales, como la prostitución, el consumo de drogas y la pornografía.
Los aullidos de muchos radicales y feministas contra NAMBLA expresan los “valores familiares” que impulsan los políticos e ideólogos burgueses. Durante décadas, la reacción antisexo patrocinada por el gobierno ha tomado varias formas: el prejuicio fanático antigay, una cacería de brujas contra los trabajadores de las guarderías, la prohibición de que se distribuyan entre adolescentes anticonceptivos e información sobre el control de la natalidad, y el encarcelamiento de “desviados”. Este asalto reaccionario estuvo acompañado por terrorismo extralegal, como las bombas en las clínicas de aborto. Gran parte de esta persecución busca fortalecer al estado burgués en su regulación de la población y difundir el pánico como una distracción de la verdadera brutalidad de la vida en esta sociedad retorcida, cruel, prejuiciosa y racista.
En artículos anteriores, hemos explorado algunas de las ambigüedades de la sexualidad en una sociedad donde las deformidades de la desigualdad de clase y de la opresión racial y sexual pueden producir mucho sufrimiento personal y cosas desagradables. Hemos afirmado que, mientras que el abuso infantil es un crimen horrendo y cruel, muchos encuentros sexuales ilegales son totalmente consensuales y no producen por sí mismos ningún daño. La mezcolanza deliberada de todo lo que vaya desde las caricias mutuas entre hermanos hasta la violación horrenda de un niño pequeño por parte de un adulto crea un clima social de histeria antisexo en el que los perpetradores de la violencia real contra los niños a menudo quedan impunes. Hemos señalado que las proclividades sexuales de las especies gregarias de mamíferos como el Homo sapiens claramente no encajan en la rígida monogamia heterosexual decretada por la moral burguesa.
Como medida básica de defensa frente a la persecución estatal de los jóvenes que quieren tener sexo (así sea sexting), nos oponemos a las reaccionarias leyes de la “edad de consentimiento”, con las que el estado decreta cierta edad arbitraria a partir de la cual permite el sexo, sin importarle que dicha edad cambie con el tiempo y varíe de un estado a otro en EE.UU. Al tratar esas cuestiones, nos ubicamos firmemente en oposición al estado capitalista y todos sus esfuerzos por reforzar y sostener el orden burgués explotador. Ésa es la aplicación, bajo las actuales circunstancias, de nuestra meta de la libertad sexual para todos, incluyendo a los niños y los adolescentes, en un futuro comunista. Esto tiene una importancia particular para los jóvenes adultos, de los que se espera que pasen los años que siguen a la pubertad bajo el yugo de la dependencia de sus padres. Llamamos por estipendios plenos para todos los estudiantes como parte de nuestro programa por una educación gratuita y de calidad para todos, para que los jóvenes puedan ser genuinamente independientes de sus familias.
Por el contrario, la International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional) se niega a llamar por la abolición de las leyes de la edad de consentimiento actuales. En un artículo titulado “Youth, Sexuality and the Left” [La juventud, la sexualidad y la izquierda], la dirigente de la ISO Sherry Wolf blande su pica contra el partidario de NAMBLA David Thorstad por ser “el más ardiente y añejo defensor de la pederastia en la izquierda” (socialistworker.org, 2 de marzo de 2010). Wolf cita su propio libro Sexuality and Socialism: History, Politics and Theory of LGBT Liberation (Sexualidad y socialismo: Historia, política y teoría de la liberación LGBT, Haymarket Books, 2009): “Un consentimiento genuino, libre de la desigualdad de poder, no puede dárselo un niño a un hombre de 30”. El artículo de Wolf continúa: “En nuestra sociedad, las relaciones entre adultos y niños no son las de individuos iguales en lo emocional, lo físico, lo social ni lo económico. Los niños y los púberes no tienen la madurez, la experiencia ni el poder para tomar decisiones realmente libres respecto a sus relaciones con adultos. Sin eso, no puede haber consentimiento genuino”.
¿“Decisiones realmente libres”? Pocas relaciones entre adultos cumplirían con esta definición de consentimiento. En los hechos, Wolf pone a los jóvenes menores de 18 años y a sus parejas a merced del estado burgués. El único principio guía para toda relación sexual debería ser el consentimiento efectivo —es decir, el acuerdo y entendimiento mutuo entre todas las partes involucradas— independientemente de la edad, el género o la preferencia sexual.
El que la ISO abandone a los jóvenes al opresivo status quo sexual refleja su acomodación a los prejuicios del orden capitalista y las actitudes atrasadas de la población en general. En última instancia, viene de la vieja oposición de la ISO a toda perspectiva de movilización revolucionaria de la clase obrera hacia la toma del poder y la creación de un estado obrero —la dictadura del proletariado— que abra el camino hacia una sociedad comunista. Para la ISO, el socialismo es más o menos la aplicación acumulada de la “democracia” a todos los sectores oprimidos, entre los cuales la clase obrera es simplemente uno más. La ISO procura presionar a los capitalistas para que reformen su sistema de explotación. Su perspectiva de la liberación de la mujer refleja la misma fe conmovedora en las fuerzas de la reforma.
Por qué los marxistas no somos feministas
Cosa interesante, en los últimos años la ISO ha estado discutiendo en las páginas de su periódico, el Socialist Worker, acerca de las teorías sobre la liberación de la mujer. Parece ser que su motivación es el deseo de abandonar su postura anterior de oposición al feminismo como una ideología burguesa, para poder adoptar activamente la etiqueta de feminista o “feminista socialista”. Por ejemplo, en una charla de la conferencia Social-ism de la ISO en 2013 (publicada en “Marxism, Feminism and the Fight for Liberation” [Marxismo, feminismo y la lucha por la liberación], socialistworker.org, 10 de julio de 2013), Abbie Bakan sugirió: “La afirmación teórica de que hay bases para un enfoque marxista coherente que esté por la ‘liberación de la mujer’, pero contra el ‘feminismo’, carece de sentido”. (Hasta marzo de ese año, Bakan había sido una destacada partidaria de los International Socialists [Socialistas Internacionales] de Canadá, primos políticos de la ISO.)
La reciente adopción teórica explícita por parte de la ISO del “feminismo socialista” no es más que otra cubierta para el mismo contenido liberal. Sin embargo, nos ofrece la oportunidad de reafirmar la vieja posición marxista respecto a la familia y enfatizar que la emancipación de la mujer es fundamental para la revolución socialista e inseparable de ella. Contra lo que dice la ideología feminista, la plena igualdad legal no basta para superar la opresión de la mujer, que está profundamente enraizada en la familia y la propiedad privada.
Como siempre hemos enfatizado, marxismo y feminismo son viejos enemigos políticos. Eso requiere una explicación. En Estados Unidos y otros lugares se ha vuelto común aplicar el término “feminista” a quienes piensan que hombres y mujeres deberían ser iguales. Sin embargo, al lidiar con la desigualdad, el feminismo acepta los confines de la sociedad capitalista existente. Como ideología, el feminismo nació a finales del siglo XIX, reflejando las aspiraciones de una capa de mujeres burguesas y pequeñoburguesas que reclamaban sus prerrogativas de clase: derecho a la propiedad y a la herencia, acceso a la educación y las profesiones, y derecho al voto. Los marxistas buscamos mucho más que esta limitada idea de “igualdad de género”.
Los marxistas reconocemos que la liberación de la mujer no puede ocurrir sin la liberación de toda la raza humana de la explotación y la opresión: ése es nuestro fin. Hace bastante más de un siglo August Bebel, el dirigente histórico del Partido Socialdemócrata de Alemania, lo explicó claramente en su libro La mujer y el socialismo (1879), un clásico marxista. Reeditada varias veces, esta obra fue leída por millones de obreros de distintas generaciones antes de la Primera Guerra Mundial. La riqueza de su visión de la emancipación de la mujer no puede hallarse en ninguno de los escritos de la ISO al respecto:
“[La mujer] elegirá para su actividad los terrenos que correspondan a sus deseos, inclinaciones y disposiciones y trabajará en las mismas condiciones que el hombre. Lo mismo que todavía será obrera práctica en cualquier oficio, durante otra parte del día será educadora, maestra, enfermera, y durante otra parte ejercitará cualquier arte o ciencia y cumplirá en una cuarta parte cualquier función administrativa”.
—La mujer y el socialismo (Ediciones de Cultura Popular, 1978)
Lo que es especialmente significativo de la descripción que hace Bebel de la naturaleza emancipadora del trabajo en la sociedad socialista es que se aplica igualmente a los hombres. Eso apunta al núcleo del motivo por el que marxismo y feminismo son mutuamente excluyentes y de hecho antagónicos. Los feministas consideran que la división básica de la sociedad es entre hombres y mujeres, mientras que los socialistas reconocemos que los obreros de ambos sexos deben luchar juntos para acabar con la opresión y la explotación que sufren por parte de la clase capitalista.
Marx desvirtuado
En su giro teórico a favor del “feminismo socialista”, la ISO está promoviendo el libro Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory (Marxismo y la opresión de la mujer: Hacia una teoría unitaria, Haymarket Books, 2013) de Lise Vogel. Publicado originalmente en 1983, el libro se reeditó como parte de la serie Historical Materialism con una introducción encomiástica de dos académicos canadienses partidarios del ultrarreformista New Socialist Group (Nuevo Grupo Socialista). Incluso hace 30 años, el medio “feminista socialista” al que se dirige Vogel ya se había disuelto en la nada. Pero, dado que Vogel pretende representar un polo marxista dentro del movimiento o corriente intelectual “socialfeminista”, hoy a la ISO le cuadra promover su libro.
En la sección introductoria del libro, Vogel se deslinda ecuánimemente tanto de los feministas no marxistas como de los marxistas no feministas. Se fija como su tarea principal analizar el carácter de la opresión de la mujer dentro de la estructura y dinámica del sistema económico capitalista. Su tratamiento de Marx y Engels es confuso, contradictorio y rimbombante. Se enfoca principalmente en la relación entre el trabajo doméstico y la reproducción generacional de la fuerza de trabajo. Para Vogel, la opresión de la mujer se reduce estrechamente al trabajo doméstico (no pagado). Afirmando explícitamente que “la categoría de ‘la familia’...es insuficiente como punto de partida analítico”, Vogel pasa por alto las cuestiones más amplias del papel de la familia en la opresión de la mujer y los niños y su importancia como sostén clave del orden capitalista. La familia sirve para atomizar a la clase obrera y propagar el individualismo burgués como barrera a la solidaridad de clase.
Su concepción estrecha de la opresión de la mujer no impide a Vogel calumniar a Engels como “determinista económico”. Simplemente deja de lado los aspectos culturales y sociales incluidos en la riqueza de los argumentos que Engels presenta en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884). Para tomar un ejemplo, Vogel se queja de que Engels “no vincula claramente el desarrollo de una esfera especial relacionada a la reproducción de la fuerza de trabajo con el surgimiento de la sociedad de clases o quizá la sociedad capitalista”. Aparentemente, esto significa que Engels no muestra cómo el surgimiento de la sociedad de clases llegó a pesar sobre el papel de la mujer en la crianza de los hijos. Esto simplemente no es verdad.
En El origen de la familia, la propiedad privada y el estado, Engels describe cómo la familia se originó en el neolítico cuando la sociedad se dividió en clases por vez primera. Apoyándose en la información disponible en aquella época, Engels se basó mucho en el trabajo pionero de Lewis Henry Morgan entre los iroqueses del norte del estado de Nueva York para entender las sociedades primitivas sin clases. Engels describió cómo la invención de la agricultura creó un excedente social que permitió, por primera vez, el desarrollo de una clase dominante ociosa que vivía del trabajo ajeno. La familia, específicamente la monogamia de la mujer, fue necesaria para asegurar la transmisión ordenada de la propiedad y el poder a los herederos del patriarca, la siguiente generación de la clase dominante. Si bien es mucho lo que se ha descubierto sobre las primeras etapas de la sociedad humana desde tiempos de Engels, su entendimiento fundamental ha resistido la prueba del tiempo.
Vogel no analiza la función social de la familia para la clase obrera bajo el capitalismo, donde sirve para criar a la siguiente generación de esclavos asalariados. En El capital, Marx explicó que el costo de la fuerza de trabajo está determinado por el costo de manutención y reproducción del obrero: sus gastos cotidianos, su capacitación y el sostén de su pareja y sus hijos. Para aumentar la ganancia, los capitalistas buscan bajar el costo del trabajo: no sólo de los salarios que pagan a los bolsillos de los obreros, sino también de los servicios como la educación y la salud públicas, que son necesarios para la manutención del proletariado.
El feminismo a veces critica algunos aspectos de la familia, pero en general sólo para quejarse de los “roles de género”, como si el problema fuera una discusión sobre el estilo de vida respecto a quién debe lavar los platos o darle al bebé su mamila. El problema es la institución de la familia, que integra a la gente a la sociedad desde la infancia de manera que acate ciertas normas, respete a la autoridad y desarrolle los hábitos de obediencia y deferencia que son tan útiles a la obtención de ganancias por parte de los capitalistas. La familia le es invaluable a la burguesía como reserva de pequeña propiedad privada y en algunos casos de pequeña producción, operando como freno ideológico a la conciencia social. Vogel pasa por alto estas cuestiones y se enfoca estrictamente en el “trabajo doméstico” no pagado de la mujer.
El fin último
La posición de Vogel es incluso más débil en lo que toca al fin último de la liberación de la mujer. Esto se ve especialmente en lo que no dice. Vogel divorcia la emancipación de la mujer de la superación de la escasez económica y del remplazo del trabajo enajenado —tanto en la fábrica como en el hogar— por el trabajo creativo y gratificante. Tanto el fin último de una sociedad comunista como los medios básicos para lograrlo quedan fuera de los confines intelectuales del “feminismo socialista” de Vogel.
Cuando Marx y Engels explicaron que suscribían un entendimiento materialista de la sociedad y del cambio social, no se referían sólo al capitalismo y las sociedades de clase anteriores (como el feudalismo). También proporcionaron un entendimiento materialista de la futura sociedad sin clases. De hecho, ésa era su diferencia fundamental con las principales corrientes socialistas de principios del siglo XIX —los owenistas, fourieristas y saint-simonianos— como las resumió Engels en Del socialismo utópico al socialismo científico (originalmente parte de su polémica de 1878, Anti-Dühring). Marx y Engels reconocían que una sociedad socialista —entendida como la etapa inicial del comunismo— requeriría un nivel de productividad del trabajo muy superior incluso a la de los países capitalistas más avanzados de hoy. Esto se logrará mediante una expansión continua del conocimiento científico y su aplicación tecnológica.
Vogel no comparte esa concepción. Esto queda particularmente claro en su análisis de los primeros años de la Rusia soviética. Expresando un gran aprecio del entendimiento que tenía Lenin de la opresión de la mujer y de su compromiso por superarla, cita con aprobación un discurso de 1919, “Las tareas del movimiento obrero femenino en la República Soviética”:
“Todas ustedes saben que incluso cuando las mujeres gozan de plenos derechos, en la práctica siguen esclavizadas, porque todas las tareas domésticas pesan sobre ellas. En la mayoría de los casos las tareas domésticas son el trabajo más improductivo, más embrutecedor y más arduo que pueda hacer una mujer. Es un trabajo extraordinariamente mezquino y no incluye nada que de algún modo pueda contribuir al desarrollo de la mujer.
“En la prosecución del ideal socialista, queremos luchar por la realización total del socialismo, y se abre aquí un amplio campo de acción para la mujer. Realizamos ahora serios preparativos a fin de desbrozar el terreno para la construcción del socialismo, pero la construcción del socialismo comenzará sólo cuando hayamos logrado la completa igualdad de la mujer, y cuando acometamos las nuevas tareas junto con la mujer, que habrá sido liberada del trabajo mezquino, embrutecedor, improductivo”.
Vogel presenta equivocadamente a Lenin como una voz solitaria clamando en el desierto e implica que el principal obstáculo para superar la opresión de la mujer en los primeros años de la Rusia soviética era ideológico: las generalizadas actitudes patriarcales entre los hombres de la clase obrera y el campesinado combinadas con una supuesta indiferencia por la liberación de la mujer entre los cuadros, mayoritariamente varones, del Partido Bolchevique. Vogel escribe:
“Los señalamientos de Lenin respecto al machismo nunca tomaron forma programática, y la campaña contra el atraso ideológico masculino nunca pasó de ser un tema menor en la práctica bolchevique. Sin embargo, sus observaciones sobre el problema representaron una admisión extremadamente inusual de la seriedad del mismo... Las contribuciones teóricas de Lenin no lograron dejar una impresión duradera”.
De hecho, el gobierno soviético realizó enormes esfuerzos para aliviar a la mujer obrera de la carga del trabajo doméstico y la crianza de niños mediante el establecimiento de cocinas comunales, lavanderías, guarderías, etc. Tanto los bolcheviques como la Internacional Comunista establecieron departamentos especiales para el trabajo entre las mujeres. Durante los primeros años del estado obrero soviético, el Zhenotdel estuvo activo tanto en las regiones europeas como en las del Asia Central.
Los límites de las medidas liberadoras del gobierno comunista bajo V.I. Lenin y León Trotsky no fueron ideológicos, sino producto de condiciones objetivas: la pobreza de recursos materiales, agravada por años de guerra imperialista y guerra civil. En un ensayo de 1923 titulado “De la vieja a la nueva familia”, incluido en la compilación de 1924 Problemas de la vida cotidiana (una obra que Vogel no menciona siquiera), Trotsky explicó:
“En principio, la preparación material de las condiciones para un nuevo modo de vida y una nueva familia no puede separarse tampoco del trabajo de la construcción socialista. El estado de los trabajadores necesita mayor prosperidad con el fin de que le sea posible tomar seriamente en sus manos la educación pública de los niños y aliviar asimismo a la familia de los cuidados de la limpieza y la cocina. La socialización de la familia, del manejo de la casa y de la educación de los niños no será posible sin una notable mejoría de toda nuestra economía. Necesitamos una mayor proporción de formas económicas socialistas. Sólo bajo tales condiciones, podremos liberar a la familia de las funciones y cuidados que actualmente la oprimen y desintegran. El lavado debe estar a cargo de una lavandería pública, la alimentación a cargo de comedores públicos, la confección del vestido debe realizarse en los talleres. Los niños deben ser educados por excelentes maestros pagados por el estado y que tengan una real vocación para su trabajo”.
La escasez material fue fuente de otro ámbito importante de desigualdad entre los hombres y las mujeres en los primeros años de la Rusia soviética (y por extensión en todo estado obrero económicamente atrasado). Se trata de la escasez de la mano de obra altamente calificada que requiere conocimientos y capacidades técnicas avanzados. A los obreros industriales calificados y los miembros de la intelectualidad técnica (ingenieros, arquitectos, etc.) había que pagarles salarios más altos que a los obreros no calificados, aunque la diferencia era mucho menor que en los países capitalistas. Este sector mejor pagado de la fuerza de trabajo, heredado del pequeño sector capitalista moderno de la Rusia zarista, era predominantemente masculino. Aunque se hicieron esfuerzos dirigidos a corregir esto, al joven estado obrero le faltaban los recursos materiales para educar y entrenar a las mujeres para que se volvieran maquinistas e ingenieras en cantidades suficientes a fin de superar el predominio masculino del trabajo calificado.
El libro de Vogel concluye con una proyección de cómo será la transición al comunismo tras el derrocamiento del capitalismo:
“Ante la terrible realidad de la opresión de la mujer, los socialistas utópicos del siglo XIX llamaron por la abolición de la familia. Todavía hoy, su drástica exigencia sigue teniendo adeptos entre los socialistas. En cambio, el materialismo histórico plantea la difícil cuestión de reducir y redistribuir simultáneamente el trabajo doméstico conforme éste se va transformando en un componente integral de la producción social en la sociedad comunista. Así como en la transición socialista ‘el estado no es “abolido”, sino que se extingue’, así también el trabajo doméstico debe extinguirse. Por lo tanto, durante la transición al comunismo una administración adecuada del trabajo doméstico y el trabajo femenino será un problema clave de la sociedad socialista, pues sólo sobre esta base pueden establecerse y conservarse las condiciones económicas, políticas e ideológicas de la verdadera liberación de la mujer. En el proceso, la familia, en su forma histórica particular como una unidad social basada en el parentesco para la reproducción de fuerza de trabajo explotable en la sociedad de clases, también se extinguirá, y con ella tanto las relaciones familiares patriarcales como la opresión de la mujer” [énfasis en el original].
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.06 15:03 ShaunaDorothy Alemania ¡Abajo los intentos por criminalizar la prostitución! (Junio de 2014)

Espartaco No. 41 Junio de 2014
A continuación presentamos la traducción de extractos de un artículo de Spartakist No. 201 (enero de 2014), publicado por nuestros camaradas del Partido Obrero Espartaquista de Alemania. Aunque la prostitución en sí no es actualmente un crimen en Alemania, el nuevo gobierno de coalición entre la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) ha anunciado que planea imponer nuevas restricciones, disfrazadas de medidas para combatir el “tráfico sexual”.
Durante la presentación del último libro de la reaccionaria feminista burguesa Alice Schwarzer —una colección de artículos bajo el título amarillista de Prostitution—Ein deutscher Skandal. Wie konnten wir zum Paradies der Frauenhändler werden? (Prostitución: Un escándalo alemán; ¿Cómo pudimos convertirnos en el paraíso de los traficantes de mujeres?)—, grupos de trabajadoras sexuales, la Organización Alemana de Servicios Contra el SIDA y otros miembros de la audiencia protestaron activamente. En el evento, que tuvo lugar el 14 de noviembre de 2013 en Berlín, el podio estuvo ocupado exclusivamente por partidarios de Schwarzer. Entre ellos se encontraba un investigador de la policía, ¡que llamó por la reinstauración del registro de prostitutas! Previo al evento, Juanita Henning (presidenta de la Asociación Doña Carmen, un grupo defensor de los derechos de las prostitutas) explicó correctamente que lo que Schwarzer propone es una “ley policiaca, simple y llanamente” y la describió como una “feminista policiaca alemana”. Hacia el final del evento, una de las personas que hablaron en defensa de los derechos de las trabajadoras sexuales recibió un aplauso de tal magnitud que los oradores se sintieron obligados a abandonar el podio.
Desde que lanzaron su “Llamado Contra la Prostitución” en otoño del año pasado, Schwarzer y su revista Emma han estado en campaña para volver a criminalizar la prostitución. Para lograrlo, Schwarzer equipara la prostitución con la esclavitud, exigiendo “el ostracismo y, cuando sea necesario, también el castigo legal para sus clientes”. La “gran coalición” entre la CDU y el SPD ya ha anunciado que se va a “castigar...la prostitución derivada de la pobreza, al igual que la prostitución forzada, de manera más severa, con la introducción de nuevas figuras delictivas” (“Futuros castigos para los clientes de prostitutas forzadas”, Frankfurter Allgemeine Zeitung, 2 de diciembre de 2013).
Como marxistas, nos oponemos sin ambigüedades a estas medidas. La criminalización de los clientes sería un paso decisivo hacia la criminalización renovada de la prostitución —y de las prostitutas—. Decimos: ¡intercambiar dinero por sexo no es un crimen, ni por parte de las prostitutas ni de sus clientes! Afirmar que los únicos blancos de la legislación serían los clientes que pagan a sabiendas de que la persona ha sido forzada a prostituirse es un pretexto: esto es prácticamente imposible de demostrar y, en realidad, sirve sólo como excusa para fomentar la represión estatal, incrementar el número de redadas contra los burdeles y aterrorizar a las prostitutas, muchas de ellas inmigrantes, en las calles y donde sea.
Una ley similar rige desde hace años en Gran Bretaña. Nuestros camaradas de la Spartacist League/Britain escribieron: “De hecho, las inmigrantes ‘rescatadas’ por la policía durante las redadas ‘antitráfico’ son rutinariamente deportadas” (“Down With Labour’s Crackdown on Prostitution” [Abajo las medidas represoras del Partido Laborista contra la prostitución], Workers Hammer No. 205, invierno de 2008-09). En Francia, una ley basada en el “modelo sueco” de 1999, que considera un crimen pagar por sexo, recientemente superó la primera lectura, a pesar de las sostenidas protestas en contra.
La propaganda gubernamental a favor de reprimir la prostitución viene acompañada del discurso racista sobre las supuestas “bandas criminales” que, se asegura, han estado inundando el país con “prostitutas forzadas”, particularmente desde la extensión de la Unión Europea (UE) hacia el oriente. Es de esperarse que este alarmismo se incrementará aún más cuando los ciudadanos de Rumania y Bulgaria, con sus considerables minorías romaníes [gitanas], que viven en la pobreza abyecta, reciban el derecho formal a trabajar en Alemania a partir de enero de 2014.
En Europa Occidental, la actual crisis económica ha dado como resultado un rápido incremento de los ataques contra la vulnerable minoría romaní, que ha sufrido en la marginación durante siglos. Los gobiernos capitalistas están utilizando a los romaníes como chivos expiatorios, echando mano incluso de campañas mediáticas que reciclan difamaciones de origen medieval, como la mentira de que los romaníes roban niños y trafican con seres humanos. Alice Schwarzer es una aguerrida impulsora de esta campaña: su libro incluye artículos titulados “Un viaje a la patria de la prostitución forzada” (Europa Oriental, en especial Rumania y Bulgaria) y “Un viaje a la tierra de los vampiros”, con todo y citas de Drácula de Bram Stoker. Su “Llamado” propone protección contra la deportación únicamente para los “testigos”, es decir sólo para quienes se decidan a cooperar con el estado burgués.
La Liga Comunista Internacional se ha opuesto siempre a la UE como un bloque comercial imperialista en el que Alemania, Francia y Gran Bretaña llevan la voz cantante. Otros miembros, entre ellos los antiguos países del Bloque Soviético [dominado por los estalinistas], proporcionan mano de obra barata y mercados. La desesperada situación de los romaníes en estos países es un resultado directo de la contrarrevolución capitalista en estos antiguos estados obreros deformados, que condujo a masacres interétnicas y al nacionalismo genocida. El deseo de los romaníes de emigrar es frecuentemente nada más que un intento desesperado de escapar de la persecución racista y de la más abyecta pobreza. La única razón por la que las siniestras bandas que trafican con inmigrantes ilegales pueden operar es que los gobiernos capitalistas están decididos a mantener fuera a los trabajadores extranjeros y actúan con violencia homicida contra los refugiados. Nuestra demanda es: ¡plenos derechos de ciudadanía para quienes hayan llegado hasta aquí!
¡La prostitución forzada, por ejemplo a través de la esclavitud por deudas, la violación y la brutalidad sexual son auténticos crímenes! Sin embargo, nos oponemos a los intentos por parte del estado de equiparar la “esclavitud sexual” y la “prostitución forzada” con la prostitución en sí y de retratar cualquier intercambio de dinero por sexo como una forma potencial de esclavitud. La prostitución con mucha frecuencia degrada y explota, pero criminalizarla sólo empuja a las prostitutas hacia los medios lúmpenes, donde prácticamente pierden la posibilidad de acceder a los servicios sociales y de salud y donde se vuelven mucho más vulnerables a la criminalidad de pandillas y a la violencia de los proxenetas. Como marxistas advertimos que todas y cada una de las intervenciones del estado burgués no harán sino incrementar directamente la miseria de la gente involucrada; su único objetivo es servir de pretexto para incitar a la policía y los tribunales a atacar a los inmigrantes, a las mujeres y a la sexualidad misma.
A todo esto, ¿qué es la prostitución?
El estatus de la prostituta está relacionado con el estatus de la mujer en general, que es a su vez una medida del avance de una sociedad determinada. De ese modo, las condiciones que enfrentan las prostitutas varían ampliamente dependiendo de la época, el lugar y la clase social. Como escribimos en “Cruzada de los EE.UU. y la ONU contra el ‘tráfico sexual’” (Spartacist [Edición en español] No. 33, enero de 2005):
“Hay un mundo de diferencias entre la vida lujosa y llevadera de una dueña de un burdel de Hollywood como Heidi Fleiss (que igual terminó tras las rejas) y la de la prostituta callejera drogadicta e infectada de SIDA en un gueto empobrecido, sin opciones y sin salida. Sin embargo, todas las prostitutas son sometidas al oprobio social generalizado de la hipocresía y el moralismo burgueses, que las hace víctimas fáciles del abuso, las golpizas, la violación y el robo”.
El principal instrumento para la opresión de la mujer en la sociedad de clases es la institución de la familia, como explicó Friedrich Engels en su brillante obra El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884). En las antiguas sociedades de cazadores-recolectores, las mujeres y los hombres vivían en igualdad y era la madre la que determinaba el linaje porque sólo podía establecerse con certeza la maternidad de un niño. Pero con el desarrollo de una clase dominante poseedora se hizo necesario establecer un criterio incuestionable para transmitir la propiedad, algo que estableciera sin ambigüedades la paternidad de los niños. Fue así como emergió la familia monógama, en la que el matrimonio representa la subyugación de las mujeres frente a los hombres; en palabras de Engels, fue “la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo”.
Fue la institución de la familia la que introdujo el dinero en las relaciones sexuales. Tanto en la contratación de prostitutas por hora como en la “adquisición” de una esposa, la familia y la opresión de la mujer están siempre basadas en la propiedad privada; básicamente, son sólo la moral religiosa y las leyes capitalistas las que marcan la diferencia entre el papel de esposa y el de prostituta. Los destacados científicos sexuales William H. Masters y Virginia E. Johnson (ninguno de ellos marxista) llegaron a la misma conclusión: “Es complicado definir la prostitución ya que los seres humanos siempre han utilizado el sexo para obtener lo que desean: alimentos, dinero, objetos valiosos, promociones y poder” (Sex and Human Loving [Sexo y amor humano], Little, Brown, 1988).
Al mismo tiempo, la gente no se constriñe a lo que prescriben los reaccionarios conceptos religiosos de moral relacionados con la institución de la familia. Divididos entre la compulsión de la sociedad de clases y sus deseos y emociones más íntimos, los seres humanos deciden ignorar las normas de “rectitud” en el comportamiento sexual. Durante la presentación del libro de Schwarzer, un parapléjico señaló que visitar prostitutas con frecuencia era su única posibilidad para experimentar la sexualidad. En respuesta, ¡Schwarzer lo puso en cintura diciéndole que lo que tenía que hacer era ponerse en serio a buscar una pareja!
El desprecio de Schwarzer por aquéllos que sufren el acoso y el aislamiento social en la sociedad capitalista va de la mano con su promoción de la feliz familia nuclear, en la que marido y mujer deben tener sexo sólo entre ellos (ver en su libro el artículo “Ayuda: Mi marido va al burdel”). Las personas que desean explorar el sexo “no convencional” y mantenerlo en secreto de su pareja o amigos porque contradice la “moral pública” imperante, frecuentemente recurren a prostitutas. No, lo que “brutaliza la lujuria” y “destruye la sexualidad” (como dice Schwarzer en su “Llamado” y en su libro) no es la prostitución: es la sociedad capitalista, represiva e inhumana.
Estamos en contra de que la prostitución sea considerada un crimen, pero consideramos que ésta es de cualquier modo un componente de la opresión de la mujer, análoga a la institución de la familia. En una sociedad sin clases, el cuidado infantil y las tareas domésticas colectivizadas sustituirán a la familia y permitirán que las mujeres participen plenamente en la vida social. El control natal y el aborto libre serán gratuitos, al igual que los servicios de salud de alta calidad. Sólo en una sociedad así podrá el sexo ser verdaderamente libre y basarse en el consentimiento mutuo, sin el acoso de los guardianes de la moral pública y la brutal represión policiaca. La única manera de llegar ahí es derrocando el sistema capitalista mediante una revolución obrera bajo la dirección de un partido leninista-trotskista, la expropiación de la propiedad privada de los medios de producción y su transformación en propiedad de la sociedad entera. La liberación de las prostitutas está ligada inseparablemente a la liberación de las mujeres en su conjunto; la prostitución desaparecerá sólo cuando la institución de la familia haya sido remplazada. ¡Por la liberación de la mujer mediante la revolución socialista!
Schwarzer, una feminista burguesa con una cómoda vida bajo el capitalismo, sostiene que los hombres son el enemigo (excluyendo desde luego a los policías, que comparten sus opiniones). En 1971, orquestó una historia de portada en la revista ilustrada Stern, en la que un grupo de mujeres se levantaron contra las leyes sobre el aborto, proclamando: “¡Tuvimos un aborto!”. Esto fue algo positivo. Sin embargo, a partir de entonces, Schwarzer debe su fama principalmente a las reaccionarias cacerías de brujas que ha emprendido, tanto contra los musulmanes como contra el Día Internacional de la Mujer, debido a los orígenes comunistas de éste. Se opone incluso a la ley liberalizadora sobre la prostitución aprobada en 2002 bajo el gobierno del SPD y los verdes, que, con desgano, intentó eliminar el concepto medieval de “atentado contra la moral pública”. Desde entonces, las prostitutas pueden, como no había sucedido nunca antes, presentar demandas legales para garantizar el pago de salarios y acceder a la cobertura del seguro médico y al derecho a los beneficios sociales.
Sin embargo, esta ley no implica de ninguna manera la completa despenalización. Todo lo contrario, afirma la Asociación Profesional de Servicios Eróticos y Sexuales (dentro de la que trabaja Hydra, un servicio de asesoría para la gente dedicada a la prostitución). La asociación lanzó un “Llamado A FAVOR de la prostitución” que afirma: “La ley no ha cambiado absolutamente nada en lo que respecta al derecho de la policía a irrumpir en lugares de prostitución en cualquier momento. Desde entonces, el número de redadas se ha incrementado” (sexwork-deutschland.de). Después de 2002, el sindicato de trabajadores de servicios, ver.di, estableció un “grupo de trabajo” para la prostitución dentro de su departamento de “servicios especiales”. Pero hacer modelos de contratos y cosas por el estilo no es suficiente. Ver.di es una de las mayores organizaciones de mujeres en este país, en la que mujeres alemanas e inmigrantes frecuentemente trabajan de la mano. Este sindicato integrado debe oponerse a la campaña del gobierno y movilizar su poder social a la cabeza de los inmigrantes y todos los oprimidos en la lucha por plenos derechos de ciudadanía para todos.
Guardianes “de izquierda” de la moral
No es de sorprender que la actual cacería de brujas contra la prostitución haya sido iniciada por Schwarzer, cuyo llamado fue suscrito por la organización femenil de los partidos democristianos y por muchos miembros del SPD. Pero también encontramos guardianes de la moral que se dicen “de izquierda”. La organización Sozialistische Alternative Voran (SAV, seguidores del seudotrotskista británico Peter Taaffe), que está liquidada en el Partido de la Izquierda, publicó en su sitio sozialismus.info (noviembre de 2013) un artículo titulado “Una perspectiva socialista sobre la industria del sexo y la prostitución”, escrito por Laura Fitzgerald, miembro de su organización fraterna en Irlanda. El artículo declara: “Es muy importante que ninguna prostituta sea criminalizada en modo alguno bajo los ojos de la ley”. Pero el SAV está a favor de una ley que revocaría o al menos modificaría la ley de 2002, escribiendo en el mismo artículo: “Los socialistas, sin embargo, deben oponerse completamente a la legalización total de la prostitución”. Después de dedicar unas cuantas palabras huecas a la brutalidad policiaca como instrumento de los intereses del estado, presentan su solución: “Es esencial que todos los Gardai [policías] sean instados a participar en entrenamientos regulares para saber cómo lidiar compasivamente con las víctimas y los sobrevivientes de la violencia sexual”.
¡Esto es un verdadero escándalo y una burla contra las víctimas de la violencia policiaca cotidiana, particularmente los inmigrantes! El SAV y su organización internacional, el Comité por una Internacional Obrera, son bien conocidos por sus intentos de “reformar” la policía y de crear “mejores condiciones de trabajo” para los policías (ver, por ejemplo, el folleto espartaquista de 1994 “Militant Labour’s Touching Faith in the Capitalist State” [La conmovedora fe de Militant Labour en el estado capitalista]). Su profundo reformismo socialdemócrata los lleva a aceptar, en esencia, las normas burguesas y los “valores familiares” impuestos por la policía, cuerpo armado del estado burgués. Con frecuencia hemos denunciado al SAV por esto, por ejemplo cuando una de nuestras camaradas intervino en sus “Días Socialistas 2004”. Como dimos cuenta en “SAV: Prohibidos el sexo, la diversión y los espartaquistas” (Spartakist No. 158, primavera de 2005):
“[Nuestra camarada] atacó el moralismo mojigato del SAV, contraponiéndolo a nuestra postura marxista de oposición a la intervención del estado en las relaciones sexuales y personales consensuadas. Esto incluye también a los denominados pedófilos, que son blanco de la persecución estatal por tener sexo con menores basado en un auténtico acuerdo consensual, es decir, sexo basado en un genuino acuerdo mutuo, lo que es completamente diferente del sexo forzado o bajo presión de hacer algo que la persona no entiende o no desea hacer. Los cuadros del SAV estallaron al oír esto”.
Hay un desasosiego generalizado en torno a la introducción de aún más leyes policiacas. Incluso la conservadora Frankfurter Allgemeine Zeitung escribió en el artículo del 19 de noviembre de 2013, “¿Están contentas las trabajadoras sexuales con su trabajo?”:
“¿Hay alguien que considere la prostitución un trabajo como cualquier otro? Sí que lo hay. ¿No se ven lastimadas, a pesar de esto? ¿Acaso la prostitución no causa daños permanentes? Estar sentada frente a una caja registradora, trabajar como empleada de limpieza, vender porquerías que la gente no necesita, como sucede en [la cadena de cosméticos] Douglas y empresas por el estilo, mantener en movimiento a esta sucia e inhumana rueda capitalista; ¿acaso no es también muy dañino mentalmente? ¿Hay alguien que haga esto por voluntad propia?”.
Los marxistas sostenemos que la prostitución es un “crimen sin víctimas”, como lo son el consumo de drogas, los juegos de apuestas, la pornografía o las relaciones sexuales con menores —todas actividades que bajo las leyes capitalistas están prohibidas del todo, o al menos fuertemente reguladas—. En muchos países, las leyes de “mayoría de edad” obligan a vivir sin sexo, particularmente sin sexo homosexual. Estamos contra cualquier tipo de intervención gubernamental en la vida sexual privada de los individuos. Decimos que sólo el consentimiento mutuo y el acuerdo de todas las personas involucradas deberían ser los factores decisivos en todos los actos sexuales. Pero también reconocemos que las relaciones auténticamente libres entre la gente son imposibles bajo este sistema de clases. Sólo una sociedad sin clases podrá liberar a las relaciones sexuales de la “moral” y de la compulsión económica o, como lo puso Engels de manera tan apta, permitirá que no tengan “más causa determinante que la inclinación recíproca”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/41/germany.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.03 03:21 ShaunaDorothy Karl Marx tenía razón - Crisis económica capitalista: Los patrones obligan a los obreros a pagar (2 - 2) (Primavera de 2009)

https://archive.is/vQFPC
El fin de la hegemonía económica de EE.UU. posterior a la Segunda Guerra Mundial
Teniendo esto en mente, veamos esquemáticamente la historia de la economía capitalista estadounidense de la posguerra. Durante las dos primeras décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos dominó el mercado mundial de productos industriales. Constantemente obtenía grandes superávits en su balanza comercial con casi todos los demás países capitalistas. Sin embargo, hacia la mitad de los años sesenta, Alemania Occidental y Japón habían reconstruido y modernizado sus economías al punto de poder en realidad competir con Estados Unidos en los mercados mundiales y también en el mercado interno estadounidense. Así que el flujo de sus magnitudes comerciales fue revertido. Estados Unidos empezó a incurrir en grandes déficits en su balanza comercial.
En pocos años, este giro destruyó el sistema monetario internacional de posguerra que se había establecido en la conferencia de Bretton Woods, New Hampshire, en 1944. Se llamaba el patrón de cambio oro-dólar. Las divisas de los países capitalistas más importantes quedaron fijas frente a las demás por largos periodos y ancladas por el dólar. Washington prometió —y quiero enfatizar la palabra “prometió”— que los otros gobiernos podrían intercambiar libremente por oro todos los dólares que tuvieran a una tasa de 35 dólares la onza.
Para principios de los años setenta, eso ya no era objetivamente posible. El volumen de dólares que poseían los bancos centrales extranjeros superaba por mucho la reserva de oro de Estados Unidos a 35 dólares la onza. El gobierno fran- cés de Charles de Gaulle, que resentía el dominio internacional de Estados Unidos y aspiraba a restaurar la “grandeza” de Francia, empezó a cambiar por oro sus reservas de dólares. Así, en agosto de 1971, el presidente estadounidense Richard Nixon cerró la “ventana del oro”, lo que terminó con la convertibilidad del dólar a mercadería universal de valor intrínseco (de trabajo). Tras unas cuantas conferencias internacionales inútiles, lo que surgió fue un no-sistema de tasas de cambio fluctuantes. Desde entonces, las tasas de cambio de divisas han estado determinadas por las condiciones del mercado, modificadas por intervenciones gubernamentales de vez en cuando. La razón por la que estoy explicando esto es que el régimen de tasas de cambio fluctuantes tuvo dos consecuencias a largo plazo, que subyacen a la actual crisis financiera.
Una: creó un gran y nuevo elemento de incertidumbre, es decir, el riesgo de pérdidas, en todas las transacciones financieras internacionales, especialmente las de largo plazo. Así pues, las tasas de cambio de divisas se convirtieron en una importante esfera de especulación financiera. Gran parte del libro de Das sobre el comercio de derivados habla de protegerse contra los cambios en las tasas de cambio de divisas y de especular con ellos.
Dos: al cortar los lazos entre el dólar y el oro, el capitalismo estadounidense, tanto al nivel corporativo como al nivel gubernamental, logró aumentar masivamente su deuda externa, sin otro límite superior que la voluntad de los gobiernos e inversionistas extranjeros de comprar activos denominados en dólares. Ahora el dólar vale alrededor de 20 centavos en términos del dólar de 1971. En el Financial Times de Londres (24 de noviembre de 2008), Richard Duncan subrayó este aspecto de la actual crisis mundial:
“Cuando Richard Nixon destruyó el Sistema Monetario Mundial de Bretton Woods en 1971 cerrando la ‘ventana del oro’ en el Tesoro, cortó el último vínculo entre los dólares y el oro. Lo que siguió fue una proliferación en espiral de instrumentos de crédito cada vez más espurios denominados en una divisa depreciada. El ejemplo más flagrante y letal de esta locura ha sido el crecimiento del mercado de derivados no regulado, que se ha inflado hasta alcanzar los 600 billones de dólares, lo que equivale a casi 100 mil dólares por cada habitante de la Tierra.”
Aumentar la tasa de explotación
En 1974-75 hubo un declive económico mundial muy pronunciado e importante. Aunque no duró mucho, tuvo consecuencias importantes, sobre todo en Estados Unidos. Al salir del declive económico, la clase capitalista estadounidense hizo un esfuerzo concentrado para aumentar la tasa de explotación del proletariado, es decir, la proporción de plusvalía con respecto a salarios. Los capitalistas exigieron de la burocracia sindical contratos entreguistas y la imposición de salarios más bajos para nuevas contrataciones, y lo obtuvieron. Trasladaron la producción del noreste y el medio oeste sindicalizados al sur y suroeste que no están sindicalizados, así como a países donde los salarios son bajos en Latinoamérica y Asia.
Esta ofensiva antiobrera, que comenzó bajo el presidente demócrata de derecha Jimmy Carter, aumentó bajo el aun más derechista presidente republicano Ronald Reagan. El aplastamiento de la huelga de controladores aéreos de PATCO en 1981, y la subsiguiente reacción rompesindicatos durante huelgas como la de Greyhound, marcaron el inicio de esta ofensiva. En ese entonces, nosotros abordamos la necesidad de que el movimiento obrero combatiera la ofensiva capitalista, especialmente en el artículo “Para ganar, darle duro a la patronal” (Spartacist [Edición en español] No. 15, julio de 1984). Lo que decíamos en “Darle duro”, que los obreros no pueden jugar con las reglas de los patrones, conserva toda su validez para el movimiento obrero estadounidense de hoy.
Aquí quiero enfatizar un aspecto de la ofensiva antiobrera de principios y mediados de los años ochenta que no era obvio entonces. El ascenso del monetarismo y la “desregulación” financiera como doctrina y como política en los Estados Unidos de Reagan y también en la Gran Bretaña de Thatcher estuvo en parte basado en el debilitamiento del movimiento obrero y fue condicionado por éste. En la Gran Bretaña, el giro decisivo a la derecha en la relación de fuerzas de clase fue la derrota de la huelga minera de 1984-85. La reciente nota de la camarada McDonald sobre el impacto de la crisis económica en Gran Bretaña señalaba que en 1986 el gobierno de Thatcher “desreguló” la City de Londres. No fue accidental, como se dice, el que la especulación con capital financiero se desatara justo después de la derrota de la huelga minera.
En Estados Unidos durante los años ochenta, que los liberales llaman frecuentemente “la década de la codicia”, hubo una redistribución masiva del ingreso hacia arriba, combinada con un aumento masivo en la deuda externa de Estados Unidos. El gobierno de Reagan recortó los impuestos para los ricos mientras aumentaba enormemente el gasto militar en la creciente Segunda Guerra Fría contra la Unión Soviética. Para financiar los grandes déficits gubernamentales que resultaron, una gran porción de los bonos del Tesoro recién emitidos se vendió en el extranjero, especialmente a los japoneses. En el lapso de dos o tres años, Estados Unidos pasó de ser la nación más acreedora del mundo a ser la más endeudada.
La redistribución del ingreso hacia arriba y el creciente endeudamiento exterior de Estados Unidos estuvieron orgánicamente vinculados a la desindustrialización del país. Grandes extensiones del medio oeste llegaron a conocerse como el “cinturón del óxido”. A mediados de los años sesenta, la manufactura constituía el 27 por ciento del producto interno bruto estadounidense y empleaba al 24 por ciento de la mano de obra. Para principios de la década de 2000, el peso de la manufactura se había reducido al catorce por ciento de la producción total y empleaba sólo al once por ciento de la mano de obra total.
Básicamente, los salarios reales por hora para obreros de base llegaron a su punto más alto a principios de los años setenta. Durante la mayor parte de las últimas tres décadas y media, la compensación real por unidad de trabajo ha estado por debajo de ese nivel. Sólo ocasional y brevemente, por ejemplo en la fase final del auge económico de los años noventa, los pagos netos reales por hora se han acercado o han superado a los de principios de los setenta. En la medida en que las familias obreras han aumentado sus ingresos en las últimas décadas, ha sido debido a que ambos cónyuges tienen trabajos de tiempo completo, trabajan muchas horas extras o hasta en dos empleos, si es que hay tales empleos disponibles.
Sin embargo, para el principio de la década de 2000, estos medios generalizados de aumentar el ingreso familiar prácticamente se habían agotado. Al mismo tiempo, los trabajadores han enfrentado un agudo aumento en ciertos gastos básicos: la vivienda (tanto comprada como rentada), los servicios médicos y las colegiaturas universitarias para sus hijos. Así que han tenido que endeudarse más. En la víspera de la actual crisis, a principios de 2007, el promedio de endeudamiento familiar era 30 por ciento mayor que el ingreso anual disponible. Esto fue posible principalmente porque las familias adquirieron préstamos respaldados por sus viviendas “aprovechándose”, por decirlo así, de la entonces creciente burbuja en los precios de la vivienda.
El auge de los punto com y la burbuja inmobiliaria
Para entender la burbuja en los precios de la vivienda que hubo a principios y mediados de la década de 2000, hay que retroceder un poco para mirar el llamado auge de los punto com de mediados y finales de los años noventa. Éste fue un clásico ciclo de auge y caída como los que describió Marx en El capital. Una ráfaga de inversiones, principalmente en nueva tecnología —en este caso, la informática, los servicios de Internet y las telecomunicaciones—, aumenta lo que Marx llamó la composición orgánica del capital. Esto es el valor de los medios de producción (el tiempo de trabajo encarnado en ellos) necesario para emplear trabajo vivo. En la economía burguesa, se llama capital por trabajador. Un aumento en la composición orgánica del capital hace bajar la tasa de ganancia. Incluso si la productividad aumenta y los salarios no, el aumento de la ganancia por trabajador no compensa el incremento de capital por trabajador.
Esta dinámica pudo observarse claramente en el auge en los noventa del sector de telecomunicaciones, uno de los pilares de la “nueva economía” o “revolución TI (tecnología de la información)”. La recuperación de capital de las empresas de telecomunicaciones cayó continuamente del 12.5 por ciento en 1996 al 8.5 por ciento en 2000. En ese entonces, un analista de Wall Street, Blake Bath, describió a su modo la ley de la disminución de la tasa de ganancia aplicada a las telecomunicaciones. “Parece que el sector está muy sobrecapitalizado”, juzgó. “El gasto ha aumentado a niveles absurdamente rápidos con respecto a los ingresos y ganancias que ese gasto produce” (Business Week, 25 de septiembre de 2000). O, como lo puso Marx en el volumen III de El capital: “El verdadero límite de la producción capitalista lo es el propio capital [énfasis en el original].”
En 2000-01, el auge de los punto com se convirtió en caída, dando paso a una recesión. Buscando suavizar el impacto del declive económico, Alan Greenspan, director de la Reserva Federal (el banco central estadounidense), inundó con dinero los mercados financieros. Para 2003, la Fed recortó la tasa de interés sobre los préstamos a corto plazo de sus bancos miembros del 6.5 al uno por ciento, lo que en ese momento fue el interés más bajo en medio siglo. Durante la mayor parte de este periodo, la llamada tasa de fondos federales estuvo por debajo de la tasa de inflación. En los hechos, el gobierno estaba regalando dinero a los financieros de Wall Street. A finales de 2004, el Economist de Londres advirtió que “la política de dinero fácil” de Estados Unidos “ha desbordado sus fronteras” y “ha inundado los precios de las acciones y las casas en todo el mundo, inflando una serie de burbujas de precios sobre activos.”
En el centro de la actual crisis hay un tipo de instrumento financiero conocido como derivado. Los tradicionales títulos financieros primarios —bonos y acciones corporativos— representan en el sentido legal y formal la propiedad sobre bienes, es decir, bienes y servicios que encarnan valor de uso así como valor de cambio como productos del trabajo. Los derivados se basan en los títulos primarios o están conectados a ellos de alguna forma. Un tipo importante y típico son las coberturas por riesgos crediticios. Formalmente, y quiero enfatizar la palabra formalmente, es una especie de póliza de seguro contra la insolvencia de los bonos corporativos. Sin embargo, uno puede comprar un canje financiero contra el impago del crédito sin tener los bonos corporativos. En ese caso es una forma de especular con que la corporación se vuelva insolvente. Imaginen que 20 personas están aseguradas contra el incendio de un mismo edificio, 19 de las cuales no son dueñas del edificio. Bueno, bienvenidos al mundo de los derivados. Además, se puede especular con el cambio en el precio de una cobertura de riesgo crediticio mediante lo que se conoce como opciones put y call.
El punto básico es que se han acumulado derivados sobre derivados sobre otros derivados. Para cuantificar: en 2005, si se sumaba todo el valor nominal en el mercado de todos los derivados del mundo, el resultado era tres veces mayor que el de los títulos primarios en los que supuestamente se basan. Para entender la extrema gravedad de la actual crisis financiera, hay que reconocer la inmensa magnitud de lo que Marx llamó “capital ficticio” que se ha generado en las últimas décadas. A principios de los años ochenta, si se sumaba el valor nominal en el mercado de todos los bonos y acciones corporativos y también de los bonos gubernamentales por todo el mundo, el resultado se aproximaba a la producción anual de bienes y servicios, lo que los economistas burgueses llaman el producto interno bruto global. En 2005, el Fondo Monetario Internacional calculó que si se hacía esa misma operación, el valor de sólo los títulos primarios era casi cuatro veces mayor que el producto interno bruto global. Y si se añaden los derivados, la cantidad de riesgo en el sistema financiero se ha multiplicado muchas veces.
Charles R. Morris, un periodista financiero de mentalidad crítica, describió cómo se tramó este Everest de “riqueza” espuria de papel:
“¿Cómo pudo llegar tan alto el apalancamiento? En la clase de instrumentos de los que hemos estado hablando, hay relativamente pocos ‘nombres’ o empresas subyacentes, cuyas acciones son ampliamente intercambiadas, unos cuantos cientos cuando mucho. Y un número relativamente pequeño de instituciones, especialmente los bancos globales, los bancos de inversión y los fondos crediticios sin regulación, realizan la mayor parte de este intercambio. De hecho, han construido una inestable torre de naipes de deudas vendiéndoselas y comprándoselas entre ellos, registrando ganancias en cada operación. Ésta es la definición de un esquema piramidal. En la medida en que el régimen de dinero gratuito previno la insolvencia, la torre podía tambalearse, pero seguía en pie. Pero pequeñas alteraciones en cualquier parte de la estructura pueden derribar toda la torre, y los movimientos sísmicos que ya se sienten prometen alteraciones muy grandes.” [énfasis en el original]
—The Trillion Dollar Meltdown: Easy Money, High Rollers, and the Great Credit Crash [El desplome del billón de dólares: dinero fácil, apostadores fuertes y el gran crac crediticio] (2008)
Conforme colapsa la torre de deudas, presiona implacablemente a la baja los precios de todos los activos financieros que no sean títulos gubernamentales del Primer Mundo. Y pronto puede sucederle también a éstos.
Impacto en Europa Occidental y Japón
La crisis financiera ha exacerbado enormemente las tensiones y conflictos de interés interimperialistas en lo que cada vez se conoce más como la des-Unión Europea. Los diversos esquemas de rescate nacionales han intensificado la competencia financiera al interior de la UE. El capital monetario especulativo de corto plazo entra a aquellos países —como Irlanda, inicialmente— en los que la política gubernamental hace parecer más seguros a los bancos y otras instituciones financieras. Y luego vuelve a salir cuando otros gobiernos ofrecen otros paquetes de rescate aparentemente más generosos.
También hemos visto una ruptura creciente entre los dos países centrales de la UE y la zona del euro: Alemania y Francia. El vanagloriado presidente francés, Nicolas Sarkozy, que por casualidad también ocupó la “presidencia” rotativa de la UE durante la segunda mitad de 2008, se presenta a sí mismo como el salvador del capitalismo mundial. Ha impulsado varios ambiciosos esquemas regulatorios financieros y de “estímulo” económico tanto en la UE como internacionalmente. No hace falta decir que las poses de Sarkozy no le han ganado amigos entre los gobernantes de los estados imperialistas fuera de Francia.
En particular, la clase dominante alemana, representada por el gobierno de coalición de demócratas cristianos y socialdemócratas, ha rechazado groseramente los diversos esquemas del francés. Nada de geld alemán, declaman, va a gastarse para costear el libertinaje y las flaquezas económicas de sus “socios” europeos. Más en general, quienes mandan en Berlín han insistido que le corresponde a otros países —léase Estados Unidos— arreglar sus propias economías de un modo que ayude también a Alemania. En palabras del ministro de economía alemán Michael Glos: “Sólo podemos confiar en que las medidas que adopten los otros países…ayuden a nuestra economía de exportaciones” (Financial Times, 1º de diciembre de 2008). ¡Siga soñando, Herr Minister!
Japón, que desempeña un papel muy importante en la economía mundial, no ha recibido suficiente atención de la prensa financiera estadounidense. Japón es la segunda economía más grande del mundo. Y, de manera más importante, el mayor acreedor del mundo. Aunque China lo ha superado recientemente como el mayor propietario de títulos del gobierno estadounidense, Japón es un acreedor mucho mayor de las corporaciones privadas de todo el mundo.
En 1989-90, estalló una burbuja de bienes raíces y valores bursátiles en Japón, lo que dio paso a una década de estancamiento, que más tarde llegó a ser conocida como “la década perdida”. Las autoridades monetarias forzaron la baja en las tasas de interés a prácticamente cero para estimular la inversión. Lo que pasó fue que esta medida funcionó, pero no en la forma que las autoridades del gobierno pretendían. El enorme exceso de capacidad industrial y de “préstamos bancarios morosos” desalentaron las inversiones adicionales en el mismo Japón. Así que los financieros japoneses y los inversionistas de todo el mundo pidieron préstamos baratos en Japón para luego invertir en otros países donde por algún motivo u otro la tasa de rendimiento era mayor. En la prensa financiera esto se conoció como el “carry trade de yenes”.
Ahora, esta práctica ha sido obligada duramente a invertir su marcha. Es decir, los inversionistas están vendiendo sus activos en todo el mundo, a precios cada vez más bajos, para pagar las deudas que contrajeron con los bancos y otras instituciones de Japón. Pero esto se ha convertido en un proceso contraproducente, pues, conforme este dinero entra a Japón, hace que el valor del yen aumente respecto a las divisas de casi todos los demás países en los que los deudores habían invertido. Así que eso aumenta el peso de su enorme deuda y de los futuros pagos. Imaginen que están vaciando una gran tina de agua, y que por cada cubeta que sacan, una cubeta y media entra por un conducto subterráneo. Bueno, ésa es la situación que enfrentan los inversionistas extranjeros y japoneses que por más de una década aprovecharon el “carry trade de yenes”.
Al mismo tiempo, el aumento en el precio del yen está haciendo que aumente el valor de los bienes japoneses en los mercados mundiales en un momento en el que la demanda global disminuye rápidamente. El núcleo del capitalismo industrial japonés está recibiendo un fuerte golpe. Por primera vez en siete décadas, Toyota espera tener pérdidas este año fiscal en sus negocios de autos y camiones. Sony ha anunciado que despedirá a cinco por ciento de la fuerza de trabajo de su división de electrónica y que cerrará hasta seis fábricas alrededor del mundo.
La crisis global sacude la economía “socialista de mercado” de China
Así que, ¿qué hay de China —que entendemos no es capitalista, sino un estado obrero burocráticamente deformado—? Durante la crisis financiera del Asia Oriental de 1997-98, China logró evitar el impacto de la crisis al expandir sustancialmente la inversión en construcción e infraestructura industriales. Y el régimen estalinista de Beijing está tratando de repetir esas medidas ahora. A principios de noviembre anunció un gran paquete de estímulo (equivalente a 585 mil millones de dólares) que se enfoca en expandir la infraestructura: vías férreas, carreteras, aeropuertos, puertos y cosas así. Posteriormente, sin embargo, ha resultado que la cantidad es mucho menor que la que se había indicado originalmente. Sólo una cuarta parte de los fondos vendrán del gobierno central; las otras tres cuartas partes deberán salir de organismos gubernamentales locales y bancos estatales. Pero los recursos financieros de estas instituciones son mucho más limitados. Stephen Green, un economista del Standard Chartered Bank de Shanghai, comentó al respecto: “Con la caída de las rentas públicas, es difícil imaginar cómo podrían los gobiernos, bancos y empresas locales compensar el resto de los Rmb 4 billones” (Financial Times, 15-16 de noviembre de 2008).
El camarada Markin y yo hemos estado discutiendo sobre el impacto que tendrá la crisis mundial en China. Y los dos coincidimos en que, esta vez, a diferencia de lo que ocurrió a finales de los noventa, la economía china no va a salir básicamente ilesa. Para empezar, éste no es un declive económico regional sino global. Y está centrado en Estados Unidos y Europa Occidental. Todo indica que va a ser muy grave y bastante prolongado. Una de sus consecuencias es que incrementa el proteccionismo antichino en Estados Unidos y Europa Occidental.
Vamos a ver, y ya estamos viendo, el lado malo y la inflexibilidad de lo que los estalinistas chinos llaman la economía “socialista de mercado”. En China hay decenas de miles de fábricas que emplean a decenas de millones de trabajadores y que pertenecen a empresarios nacionales, capitalistas chinos de ultramar de Hong Kong y Taiwán y corporaciones extranjeras que producen bienes específicamente destinados a los países capitalistas avanzados, bienes como juguetes, reproductores de CDs y sistemas de posicionamiento global para autos. Estas fábricas no pueden virar fácil y rápidamente su producción a, digamos, electrodomésticos para los obreros y campesinos chinos. Y eso sería así incluso si el Ejército de Liberación Popular volara helicópteros sobre los barrios obreros y las aldeas campesinas arrojando paquetes de dinero a los habitantes.
Además, el régimen de Beijing ha alentado su propia versión de la burbuja de precios de la vivienda y un auge en la construcción residencial. La numerosa y cada vez más pudiente pequeña burguesía urbana china —los yuppies chinos— pidieron préstamos para comprar, construir y expandir casas, no sólo para vivir en ellas, sino como inversión financiera. Esperaban que sus precios en el mercado continuaran subiendo en espiral. Bueno, pues la burbuja de la vivienda ya reventó. En un vecindario acomodado de Beijing, el precio de compra de departamentos nuevos cayó en un 40 por ciento entre febrero y octubre del año pasado. El Economist de Londres (25 de octubre de 2008) comentó: “El mercado de la vivienda produce desagradables sorpresas a las nuevas clases medias de China.” Desde luego, nosotros no estamos tan preocupados por las desventuras de los yuppies chinos. Sin embargo, nos preocupa mucho el efecto que el colapso de la burbuja de los precios de vivienda tenga en nuestra clase: el proletariado. Este colapso tuvo el efecto de deprimir la industria de la construcción residencial, mucha de cuya mano de obra consiste en obreros hombres emigrados del campo.
Lo que resulta de todo esto es que China, a diferencia de casi todos los países capitalistas, no va a entrar en una recesión; pero es probable que sí experimente un declive agudo en su tasa de crecimiento, que en el último par de décadas ha promediado cerca de un diez por ciento. Correspondientemente, habrá un gran aumento en el número de desempleados urbanos, tanto obreros que sean despedidos del sector privado como campesinos que lleguen a las ciudades en busca de empleos sin poder encontrarlos. Según las cifras oficiales, para el final de noviembre, 10 millones de trabajadores migratorios perdieron sus empleos en la China urbana. Y esta angustia económica va a producir un aumento en el descontento social. Ya ha habido protestas furiosas de los obreros fabriles despedidos en el delta del Río Perla, la principal región china de manufactura ligera para los mercados del Primer Mundo. Lo que no sabemos ni podemos saber es si el aumento del descontento obrero desestabilizará la situación política. Eso está más allá del alcance de nuestro conocimiento actual.
La resurrección del keynesianismo
¿Qué es más probable que ocurra? Todo indica que éste será un declive económico mundial excepcionalmente grave y prolongado, especialmente duro en Estados Unidos y Gran Bretaña. Al nivel ideológico y, en menor medida, al nivel de las políticas de gobierno, vamos a ver, y ya estamos viéndolo, un giro de derecha a izquierda en el espectro político burgués: políticas fiscales basadas en el aumento del gasto deficitario, nacionalización parcial de los bancos y otras instituciones financieras, intentos de expandir y apretar la regulación de las transacciones financieras y cosas así.
El camarada Robertson y otros han observado que el monetarismo como doctrina quedó completamente desacreditado y que el keynesianismo está otra vez de moda. He encontrado más referencias positivas a John Maynard Keynes en la prensa financiera de lengua inglesa en las últimas seis semanas que en los últimos diez años. La camarada Blythe señaló que hay un mito liberal muy enraizado en Estados Unidos de que fue el New Deal de Franklin Roosevelt, basado en las doctrinas de Keynes, lo que sacó a Estados Unidos de la Gran Depresión de los años treinta. No, lo que sacó a Estados Unidos de la Depresión fue la expansión de las “obras públicas” durante la Segunda Guerra Mundial, y por “obras públicas” quiero decir tanques, bombarderos, portaaviones y la bomba atómica.
Ya hemos escrito sobre el keynesianismo en el pasado, desgraciadamente, en un pasado demasiado distante en términos de la historia de nuestra tendencia. Les recomiendo en particular tres textos. A principios de los años sesenta, Shane Mage, uno de los fundadores de nuestra tendencia, escribió una tesis doctoral, “La ‘ley de la tendencia decreciente en la tasa de ganancia’: Su lugar en el sistema teórico marxista y relevancia para la economía estadounidense” (Universidad de Columbia, 1963). Por cierto, su asesor de tesis fue Alexander Ehrlich, el autor de The Soviet Industrialization Debate 1924-1928 [El debate sobre la industrialización soviética, 1924-1928]. La obra de Mage contiene una sección en la que explica la diferencia entre el entendimiento de Marx y el de Keynes sobre cuál es la causa básica de los declives económicos. En el declive económico mundial de 1974-75, yo escribí un artículo llamado “Marx vs. Keynes” (WV No. 64, 14 de marzo de 1975, reimpreso en WV No. 932, 13 de marzo de 2009), que era en parte teórico y en parte empírico. Y en 1997-98, WV publicó una serie bajo el encabezado general “Wall Street y la guerra contra la clase obrera”. La tercera parte, “El New Deal de los años treinta y el reformismo sindical” (WV No. 679, 28 de noviembre de 1997), contiene un análisis de Keynes a nivel teórico y un análisis empírico de Estados Unidos durante los años treinta, las medidas reales del New Deal y los acontecimientos económicos de la Segunda Guerra Mundial.
Quiero concluir con un par de puntos en los que la situación actual difiere de la de los años treinta. Como ya he indicado, la situación actual es muy diferente en tanto que la enorme cantidad de deudas contractuales nominales y legales que no pueden pagarse supera por mucho, por grandes múltiplos, los recursos financieros de los gobiernos capitalistas. En Gran Bretaña y en Italia ya están teniendo dificultades para financiar los crecientes déficits presupuestales que resultaron de los diversos esquemas de rescate. El Financial Times (1º de diciembre de 2008) cita a Roger Brown, un analista financiero del banco suizo UBS, que señaló:
“Los gobiernos ya están teniendo problemas, lo que no presagia nada bueno viniendo poco después de la recapitalización [de los bancos] y del anuncio de que se necesitan más fondos adicionales.
“Debemos preguntarnos si habrá suficientes inversionistas para comprar los bonos, o al menos si esto no impulsará los rendimientos muy arriba para atraerlos.”
Así que todos estos esquemas de rescate pueden compensar cuando mucho una pequeña fracción de las pérdidas.
Lo segundo es que Estados Unidos está entrando en este profundo declive con una enorme deuda preexistente, que en gran parte pertenece a gobiernos e inversionistas del este asiático. Y esto pone un límite superior bastante estrecho a los gastos deficitarios adicionales. En su primer pronunciamiento después de las elecciones, Barack Obama trató de disminuir, no de alentar, las expectativas de que Estados Unidos volverá pronto a la “prosperidad”: “Lo he dicho antes y lo repito ahora: no va a ser rápido ni va a ser fácil para nosotros salir del agujero en el que estamos.” Así habló el nuevo jefe del ejecutivo del país capitalista más poderoso del mundo.
Así que ¿cuál es la solución? Es, como sabemos, una simple y radical. La clase obrera debe adueñarse de los recursos productivos de la sociedad —las fábricas, los sistemas de transporte, los sistemas de generación de energía eléctrica— de los capitalistas y, mediante el establecimiento de una economía planificada, usar estos recursos en el interés de la clase obrera y de la sociedad en su conjunto. Pero, para hacer eso, hace falta un partido político que represente los intereses de la clase obrera contra los de la clase capitalista. En Estados Unidos, un partido como ése también defendería los derechos e intereses de las minorías oprimidas negra y latina, lucharía por los derechos de los inmigrantes y todos los demás sectores oprimidos de la sociedad. Para construir un partido así, los obreros deben romper, en particular, con el Partido Demócrata, es decir, el más liberal, o el que suena más liberal, de los partidos del capitalismo esta- dounidense. También es necesario deshacerse de la burocracia sindical procapitalista existente y remplazarla con una dirigencia que luche por los intereses de los obreros y, otra vez, de todos los oprimidos. Y sólo cuando eso haya ocurrido será posible llevar a cabo un principio básico, a saber, que quienes trabajan deben gobernar.■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/31/crisis.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.04.23 10:58 EDUARDOMOLINA Barcelona prende la mecha de la rebelión de ciudades contra el TTIP. Grenoble tomará el testigo de la capital catalana a finales de año. Hasta entonces, 1.300 municipios europeos presionarán a sus Gobiernos para que rechacen el tratado comercial UE-EEUU.

http://www.publico.es/sociedad/barcelona-prende-mecha-rebelion-ciudades.HTML
"BARCELONA.- Conocen algunos de los recovecos más oscuros del tratado de libre comercio que Washington y Bruselas negocian con opacidad, los argumentos contra el TTIP, y han apostado por estrechar lazos y unir fuerzas para combatirlo. El primer encuentro de municipios europeos contrarios al polémico TTIP cerraba sus puertas este viernes junto al Arc de Triomf barcelonés, al ritmo de la música de Manu Chao y Che Sudaka, y con una hoja de ruta renovada para plantar cara a los nuevos acuerdos de libre comercio que negocia Bruselas.
Alcaldes y concejales de 40 ciudades de una docena de países europeos se han dado cita entre el jueves y el viernes en Barcelona en distintas charlas y talleres para forjar esta estrategia, que pasa por aumentar la presión a sus respectivos Gobiernos estatales para que se pronuncien contra el TTIP. También para impedir o retrasar la ratificación del CETA -prevista para el otoño- , el acuerdo comercial con Canadá que para cientos de organizaciones sociales, partidos políticos y sindicatos es una suerte de caballo de Troya del TTIP.
"Hay que verificar si el Gobierno en funciones puede realmente ratificar el CETA", apunta Tom Kucharz, portavoz de Ecologistas en Acción. El activista explica a Público que la presión también debe ejercerse desde los parlamentos regionales, y en clave española directamente sobre los partidos políticos. En un par de semanas pedirán su apoyo para argumentar que un ejecutivo en funciones no puede tomar una decisión tan trascendental como apoyar o rechazar el denostado acuerdo, que incluso incorpora el primer mecanismo de blindaje de las multinacionales que la Comisión Europea se ha visto obligada a modificar en el tratado transatlántico, forzada por el rechazo de los ciudadanos europeos.
El PSOE también ocupa un lugar destacado en la hoja de ruta española: "Son los más propensos a apoyar el CETA dentro del grupo de Socialistas y Demócratas Europeos en el Europarlamento. Les vamos a recordar que si aprobaran el CETA como está hoy violarían sus propias enmiendas al TTIP ya aprobadas, como el rechazo a la inclusión de los servicios públicos y la lista negativa", apostilla.
La Declaración de Barcelona, aprobada en estas jornadas, pide la paralización de las negociaciones de ambos acuerdos, y exige que las ciudades mantengan su soberanía en materias como la remunicipalización de servicios públicos, que los tratados podrían poner en jaque. Por el momento la firman los asistentes al 'Encuentro Pan-europeo de autoridades locales y la nueva generación de tratados comerciales', pero tienen previsto remitirlas al resto de Ayuntamientos -Ahora Madrid, que gobierna en la capital, ya ha mostrado su respaldo-.
"Ha sido muy positivo para crear sinergias y forjar alianzas, se han escuchado voces de municipios grandes y pequeños que normalmente no se escuchan", explica a este medio Lucía Bárcena, portavoz de Ecologistas en Acción y miembro de la campaña catalana no al TTIP, que ha organizado el evento junto al Consistorio que gobierna Ada Colau, representado por el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello.
"Necesitamos más alcaldesas y alcaldes".- Como autocrítica, Kucharz lamenta que desde la Campaña estatal contra el acuerdo no hayan sabido "explicar el peligro de este tipo de tratados", lo que a su juicio explica que Ada Colau o Manuela Carmena no hayan participado en el evento. "Necesitamos muchas más alcaldesas y alcaldes, porque las ciudades están fuertemente amenazadas por estos tratados", afirma.
La jornada del jueves, inaugurada por Pisarello, tuvo un carácter mucho más municipalista, con representantes de hasta 40 ciudades de una docena de países europeos. El viernes llegó el turno de activistas, investigadores, el diputado de Podemos en el Congreso de los Diputados Pablo Bustinduy, la ex diputada en el Parlament de la CUP Isbabel Vallet y varios europarlamentarios: Ernest Urtasun (ICV), Lola Sánchez (Podemos) y Yannick Jadot (EE-LV), además del portavoz de Equo en la Eurocámara, Florent Marcellesi.
Hasta la fecha, 1.300 ciudades europeas, entre ellas 140 municipios españoles, 300 alemanes y 350 franceses han aprobado mociones de rebeldía contra el acuerdo comercial. El movimiento municipalista contra el TTIP cobraba vida en Alemania en 2014, pero es ahora, cuando Grenoble suena como candidata para coger el testigo de Barcelona como escenario del segundo asalto, cuando realmente prende la mecha de la lucha municipalista contra los tratados que Bruselas sigue negociando con sigilo."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.10.09 09:41 jason-molina Las elecciones del 20D cita crucial para el cambio, no solo en nuestro pais sino para toda Europa.

“El nacionalismo es la guerra”, ha dicho el presidente socialista francés Hollande ante el Parlamento Europeo, rodeado de los líderes de las potencias europeas, que como él imponen las políticas de destrucción económica y regresión social, que conducen a crear las mismas condiciones que hacen posible la extensión de las guerras imperialistas. Cuando las grandes potencias, dirigidas por los señores de la guerra convertidos en nuevos caudillos y por los falsos defensores de los derechos humanos de los EEUU, anuncian las mayores maniobras militares de la OTAN de todos los tiempos por el Mediterráneo. Una auténtica escalada para tratar de extender los conflictos de guerra que asolan desde hace años Irak, Afganistán, Siria… y buena parte de África. La guerra está ya en las puertas de Europa.
La reciente manifestación que se celebro contra la OTAN y la guerra en Zaragoza, donde El campo de maniobras de San Gregorio, en la capital aragonesa, acogerá a más de 8.000 efectivos de una veintena de países, la primera fase de las maniobras Trident Juncture 2015. El mayor ejercicio de la OTAN desde la Guerra Fría se desarrollará en 16 puntos de tres países de forma simultánea y tendrá en Zaragoza su mayor escenario. En Madrid, el próximo día 24 tambien hay una manifestación similar, de Callao a Sol, rechazando en particular la implicación de nuestro país en la política de agresión a los pueblos ordenada por los intereses de los EEUU, así como por el levantamiento de la cesión de las bases de Morón y Rota al ejército norteamericano.
La llegada a las fronteras de Europa de millones de refugiados, una imponente marea humana que supera a los refugiados que causó la Segunda Guerra Mundial, pone por sí misma en cuestión el sistema capitalista y sus desastres. Representa la gota que desborda el vaso de la amenaza real representada por los líderes europeos y sus instituciones. Al Parlamento europeo se dirigió también Felipe VI para hablar de “unidad” y “Estado de Derecho”, pero el paro y la miseria, que el Regimen del 78 y la Monarquía de los borbones representa, no conducen a la unidad, y el Estado de Derecho es incompatible con la impunidad e inmunidad de la que goza la casta y la mafia política del régimen y la propia Corona. También en su discurso se atrevió a ofrecer la experiencia española en el tratamiento de flujos migratorios. Debe referirse a la experiencia de las altas vallas cubiertas de cuchillas de Melilla y Ceuta, a la práctica reiterada de las devoluciones en caliente y, en definitiva, a la práctica del encarcelamiento masivo de los inmigrantes y refugiados en los Centros de Internamiento para Extranjeros, los famosos CIEs de los que se debe demandar su cierre inmediato.
Son ustedes basura, declaro acertadamente Pablo Iglesias en la Eurocamara.
Las elecciones portuguesas, después de las griegas, sitúa a los partidarios de las políticas de ajuste y miseria en una situación de rechazo y aislamiento. Los hechos de las elecciones portuguesas son contundentes: los portugueses no respaldaron en las urnas las políticas de austeridad puestas en práctica los últimos cuatro años. La derecha representada por la coalición PSD-CDS no solo perdía en las urnas la mayoría absoluta, sino que sumando los votos y diputados de los partidos que se presentaron a las elecciones contra las políticas de austeridad, han obtenido en las urnas a través de tres candidaturas la mayoría absoluta.
La crisis del sistema euro se concentra en el circuito bancario mafioso y la recesión económica y social se ha instalado desde hace años en Europa. Las previsiones que ahora hace el FMI son las más bajas de los últimos seis años, confirmando un nuevo bache motivado por la ralentización del a economía china y latinoamericana. El trucaje de los motores de Volkswagen viene a condenar a todo un sector productivo clave para Europa que pone en peligro muchos miles de puestos de trabajo. A ello se une la deuda acumulada por los estados y las empresas, absolutamente impagable. A la estafa que ha representado el rescate de los bancos y de la nacionalización de la deuda privada de las grandes empresas se une ahora la estafa de las tarifas eléctricas que representan un robo para los consumidores en España, y que se calcula en unos 80.000 millones de euros. Mientras los Urdangarin, Rato, Blesa…, y demás chorizos de la corrupción institucional siguen en libertad.
Después de años de ajustes y contrarreformas, la depresión y el estancamiento se instalan de manera generalizada en todos los países. La estabilidad financiera de los bancos privados, que tantos miles de millones ha costado a los sectores populares, está en el aire. Esas son las conclusiones de la Asamblea anual del FMI reunido en Lima (Perú).
Incluso los mismos jefes de la mafia reconocen sus errores. Este es el panorama general de la “crisis” de nunca acabar.
En las calles de los principales países de Europa se demanda a los partidos, que se reclaman de los trabajadores, una verdadera apuesta por el cambio. Las políticas de austeridad impuestas por la Troika, que partidos y sindicatos traidores vienen practicando con diferentes pretextos, están en quiebra, lo que también se refleja y se reflejara en las urnas, en los diferentes pueblos que concurran a procesos electorales. Por eso el proximo 20D es una cita crucial no solo para nuestro pais sino para el devenir de los futuros acontecimientos que su resultado pueden desencadenar en toda Europa.
La crisis política de las instituciones contrarias a la soberanía de los pueblos concentra la inviabilidad del sistema fundado en la explotación y la opresión bajo los dictados de la Troika. La alianza política sin principios de socialistas y populares que representa la pareja política Merkel-Holande, desde la cueva de ladrones de la burocracia de Bruselas, representa la negación de la misma democracia y del derecho a la vida para millones de personas. La lucha decidida contra la austeridad y la guerra, tal como lo estan expresando los manifestantes por el rechazo a las políticas económicas y las intervenciones militares, son un ejemplo a seguir. La políticas que llevan a cabo los gobiernos europeos deben ser derrotadas en la calles y en las urnas. La movilización contra la austeridad del sistema euro, secuestrado por Alemania y el BCE y sus guerras, debe de representar el eje de la lucha política del pueblo y de la gente.
El otro dia Kichi nos decia : Os necesitamos, advirtiendonos de que a pesar de estar al mando de la Alcaldia, en muchos aspectos esta atado de pies y manos, como tambien estamos viendo que le ocurre a Manuela, Ada y a los demas Ayuntamientos del cambio. Por eso la movilizacion popular es importantisima para demostrarles que somos la mayoria, y que la lucha por la ruptura con el Regimen del 78 al servicio de la Troika, no solo pasa por ir a votar una vez cada cuatro años, que tambien, sino ademas por ocupar las calles y plazas como lo hicimos en el 15M y estando movilizados y en alerta permanente ante las continuos ataques que sufrimos y sufriremos por parte de la mafia del capital y de los organos supranacionales que son los que nos gobiernan realmente.
¡¡¡SI SE PUEDE!!!
submitted by jason-molina to podemos [link] [comments]


2015.06.05 22:06 bitexla Reporte Semanal #5 2015 I Análisis de Mercado de Bitex.la

Durante la última semana la moneda digital operó a la baja yendo de una cotización de USD 237.35 bajando hasta los USD 219.03. Podemos ver como entre el 27 y 28 de mayo, el precio rompió tímidamente una resistencia anterior que luego recortó de una forma débil, terminando de configurar un movimiento más brusco a la baja entre el 1º y 2 de Junio.
https://d262ilb51hltx0.cloudfront.net/max/884/1*4TIUfMrVGO_RXFC-aplpuw.png
Hoy 05/06/2015 (a las 13 hs UTC) el Bitcoin opera en USD 224.70, el acumulamiento lateral y la falta de fuerza en los volúmenes operado hace que probablemente veamos un recorte en las próximas horas.
El Departamento de servicios financieros del Estado de Nueva York (NYDFS) dio a conocer la versión final de su marco normativo tan esperado para las empresas en moneda digital.
La versión final de la BitLicense viene de casi dos años de investigación de hechos y debate. El NYDFS comenzó la elaboración de las normas después de que determinara que la tecnología no debia ser regulada por la ley estatal existente.
El proyecto de ley no se convertirá en ley hasta su publicación en el registro del estado de Nueva York, una guía emitida por el gobierno semanalmente de las reglamentaciones propuestas.
Aprobación de la Agencia
En declaraciones emitidas por el NYDFS en el foro de los Pagos BITS emergentes en Washington, DC hoy, el superintendente Benjamin Lawsky aclaró que el reglamento definitivo significó que las empresas ya no necesitarán la aprobación de la agencia para cada actualización de software nuevo o ronda de financiación de capital de riesgo.
Otros cambios incluyen el hecho de que las empresas ahora pueden satisfacer los requisitos de licencia BitLicense y la de transimision de dinero al mismo tiempo con una presentación de solicitud de “ventanilla única”.
En general, Lawsky modero su optimismo acerca de la tecnología, reiterando declaraciones anteriores que sugieren que cree bitcoin u otras tecnologías blockchain descentralizadas podrían provocar el cambio necesario en el sector financiero:
. “Estamos muy entusiasmados con el potencial de la moneda digital, se mantiene para ayudar a impulsar cambios atrasados ​​en nuestro sistema de pagos osificado. Simplemente queremos asegurarnos de que ponemos barandas que protejan a los consumidores y erradiquen las actividades ilícitas — sin sofocar la innovación beneficiosa.”
Cambios Limited
Según indicó Lawsky en su discurso, la versión final de la liberación se limita a la sección 200.10. Esta sección tiene por objeto aclarar cuando las empresas que trabajan con moneda digital necesitarían la aprobación del NYDFS para ciertas acciones, o ‘cambios’.
En la última versión, se define un cambio como algo “propuesto a un producto existente, servicio o actividad que pueda causar tal producto, servicio o actividad sean materialmente diferentes de que anteriormente indicada en la solicitud para la concesión de licencias por el superintendente.”
Esto incluye los casos que presentan cuestiones legales o reglamentarias, como resultado de la actualización o si la actualización plantea problemas de seguridad.
Lawsky dijo:
“No tenemos ningún interés en la microgestión de actualizaciones de aplicaciones de menor importancia. No somos Apple.”
Varias propuestas presentadas por la comunidad de la moneda digital estuvieron ausentes, incluidas las exenciones para las entidades que trabajan en los protocolos de código abierto y los micropagos, junto a un plazo de puerto seguro de 24 meses para nuevas empresas en fase inicial.
‘Los primeros innings’
Aunque Lawsky fue positiva en sus declaraciones sobre la tecnología, su discurso también apuntó a la comunidad tecnológica y a la obligación de los reguladores.
La red social argentina Taringa ha visto un aumento en la generación de contenidos en un promedio de 40 a 50% después de que los usuarios se unieran a su nueva iniciativa de propina bitcoin.
El programa, ‘Taringa Creadores’, combina un modelo de reparto de ingresos con ad-sistema de clasificación único de la red social con el objetivo de incentivar el intercambio de contenido generado por usuarios.
Los creadores de contenido registrados con el esquema de propina bitcoin de Taringa reciben una cartera XAPO y una parte de la publicidad distribuida en bitcoin por Taringa. Los usuarios pueden inclinar mutuamente en bitcoin, como cada creador recibe 10 puntos diarios para distribuir entre los demás usuarios. Cuando distribuidos, estos puntos son emitidos en moneda digital.
La iniciativa se encuentra todavía en fase beta, con 2000 usuarios que constituyen los mejores creadores de contenidos de la plataforma que participan en esta etapa. Hablando sobre la decisión de implementar porpina bitcoin, el cofundador de Taringa Hernán Botbol dijo a CoinDesk:
“Siempre hemos querido ofrecer a nuestros usuarios una recompensa económica, porque creemos que es justo. Queremos que más y más personas publiquen en Taringa y para que estas personas puedan finalmente ser capaces de abandonar sus puestos de trabajo y dedicar su tiempo exclusivamente a las publicaciónes en Taringa. “
La viabilidad del Bitcoin
Botbol dijo que su equipo había explorado varias opciones de pago, los cuales hacia necesario a los usuarios tener una cuenta bancaria.
“Siempre ocurrió el mismo problema, la mayoría de las personas de la región no tienen una cuenta bancaria, no tienen una tarjeta de débito y las transferencias de dinero son generalmente caras,” dijo.
Planes para recompensar a los usuarios fueron dejados de lado, hasta que el equipo se acercó a un buen amigo y empresario argentino, Wences Casares, fundador y CEO del proveedor de servicios de bitcoin XAPO.
Empuje y Desarrollo
Botbol enmarca el proceso de hoy en día como uno de lo que está sentando las bases para un ecosistema de usuario más en profundidad.
“Con el tiempo vamos a tener una gran cantidad de personas que tengan los fondos en su cartera XAPO y podran acceder a juegos, streaming de cuentas, etc”, explicó.
“Estamos investigando la implementación de un botón de donación que permita a los usuarios con bitcoin donar directamente desde Taringa”, dijo Botbol.
Educación Bitcoin
Botbol dijo que la posición ventajosa de Taringa en el mercado argentino — que se acredita con tener 26 millones de usuarios — ayudará a impulsar la adopción de bitcoin en el país.
Botbol agregó que Taringa espera tener un máximo de un millón de carteras bitcoin en 2016. Para llegar hasta allí, dijo, supondrá un impulso social que permita la compra en línea por los consumidores.
“Si bitcoin va a alcanzar la adopción generalizada, lo hará en la Argentina”, concluyó.
Hernán Botbol está hablando en Consenso de 2015 en Nueva York. Únete a él en el TimesCenter el 10 de septiembre. Una lista de los oradores del evento se puede encontrar aquí.
Consensus 2015 Speakers
Deputy Director and CTO, Financial Services for the Poor Kosta focuses on digital payments at the Gates Foundation. He… www.coindesk.com
Mirror ha asegurado $ 8,8 millones en la Serie A de financiación para reposicionarse como una plataforma de negociación de contrato inteligente construido sobre el blockchain de bitcoin.
Liderados por Ripple laboratorios inversor en Route 66 Ventures, la ronda también incluyó a Battery Ventures, Crosslink de Capital, RRE Ventures y Tim Draper. Como parte del acuerdo, el socio de la empresa Route 66 Pascal Bouvier se unirá a la junta directiva de Mirror.
Informes de la ronda de Mirror primero aparecieron en un artículo del New York Times que sugirió que la compañía había recaudado $ 12,5 millones para financiar un pivote hacia la tecnología inteligente de contratos con la ayuda del reconocido experto en criptografía Nick Szabo.
En un comunicado, El CEO de Avish Bhama habló del impacto más amplio que espera la nueva dirección que su compañía va a tener.
“Hay una desagregación de la industria de servicios financieros que está ocurriendo en este momento, y vemos una gran oportunidad para ofrecer servicios avanzados y más eficientes para la gestión del riesgo y de cobertura.”
Con un total de pie de inversiones de $ 12,8 millones, Mirror indicó que usará los fondos para construir su equipo de ingeniería, mientras adapta la ampliacion d sus operaciones internacionales.
La compañía recaudó 4 millones de dólares en financiación inicial en mayo pasado de Battery Ventures, Tim Draper y el CEO de AOL Steve Case.
En este momento, la compañía sugiere que buscará mejorar la liquidez en los mercados internacionales y democratizar el acceso al sistema financiero.
El Commonwealth Bank of Australia (CBA) anunció esta semana que utilizará la tecnología de Ripple para facilitar los pagos entre sus filiales, que describe los protocolos distribuidos como “el camino hacia el futuro”. En mayo pasado, Fidor de Alemania se convirtió en el primer banco en integrar el protocolo Ripple en su infraestructura de pagos, con dos bancos de Estados Unidos, CBW Bank y Cross River Bank, siguiendo su ejemplo cuatro meses después. El sitio de noticias de tecnología CIO cita de la CBA del propio Jefe de Información David Whiteing diciendo que el banco había “hecho un montón de experimentos” con bitcoin y otras tecnologías de criptomoneda. Whiteing dijo que no ve ninguna razón por la cual las cuentas bancarias no puedan utilizarse para almacenar dinero fiduciario, cryptocurrencies y otros activos como loyalty points de tiendas en el futuro. Y agregó: “Bitcoin es un protocolo que está siendo replicado por proveedores no basados en activos como Ripple y otros. Vemos que es a donde se va a ir. El banco tiene un papel que jugar en eso.” Un portavoz confirmó a CoinDesk que el CBA ha estado llevando a cabo pruebas con tecnologías criptomoneda. La organización comenzará un experimento más amplio, con una de sus afiliadas en alta mar para explorar los beneficios de las transferencias intrabancarias que utilizan estos protocolos, dijeron, añadiendo: “La idea es poner a prueba en un ambiente controlado lo que una transferencia interna de banco a banco puede tener un aspecto como el uso de la criptografía en lugar de proveedores de pago existente. Nos aseguramos que nuestras pruebas permanezcan internas dentro de la Commonwealth Bank Group y continuaremos cumpliendo con todos los requisitos legales y los requisitos reglamentarios. “ El gigante bancario Mientras que su decisión de utilizar Ripple para pagos entre filiales sigue siendo experimental, mero tamaño del Banco Commonwealth ha hecho su anuncio más significativo. El grupo bancario de 104 años de edad, es uno de los “cuatro grandes”de Australia. De acuerdo con el Informe Anual 2014, tuvo ganancias por AU $ 8.65bn ($ 6.84bn) y tiene más de 44.300 empleados a tiempo completo. CBA adquirió recientemente un negocio relacionado con la banca-digital en África del Sur, Tyme capital. Whiteing hizo varias referencias a las soluciones de banca y pagos móviles, especialmente en África, donde 1,2 millones de personas tienen ahora mayor acceso a los servicios de telefonía móvil que las redes bancarias tradicionales. La Aplicación de banca móvil del CBA en Australia ya soporta hasta 15 monedas internacionales, permitiendo a sus 3,5 millones de usuarios realizar pagos instantáneos en el que sea que elijan. “no debería ser tan difícil” añadir cryptocurrencies a esa lista, dijo. Enfoque de Asia-Pacífico Ripple Labs y su filial XRP II parecíeran estar pasando por un período difícil después de ser multados con 700,000 dólares por el Financial Crimes Enforcement Network de Estados Unidos (FinCEN) por la falta de notificación de determinadas operaciones en 2013–14. Se recuperó sólo dos semanas más tarde, sin embargo, con el anuncio de que había recaudado $ 28 millones en la Serie A de financiación de varias empresas de capital de riesgo y tecnología. Como parte de sus esfuerzos de expansión, Ripple laboratorios anunció a principios de abril que abriria filiales en la región de Asia-Pacífico para centrarse en los más de $ 3bn de comercio intra-asiático, que se espera que supere los flujos de comercio de Europa para ser el de grande para el año 2016 el mundo. Su primera oficina regional inauguró en Sydney bajo el nuevo director gerente Dilip Rao, y actualmente se está llevando a cabo una unidad de contratación local.
Compra Bitcoin pagando en tu moneda, obtenelos en menos de una hora!
Ya puedes comprar Bitcoin al mejor precio de mercado utilizando las nuevas sucursales de Bitex.la en Buenos Aires y Santiago de Chile . Acércate con tu código personal BITEX y tu DNI, Cédula o Pasaporte y en menos de una hora tienes el saldo acreditado en tu cuenta para comprar bitcoin.
Nos pueden encontrar en:
https://bitex.la
http://facebook.com/bitex.la
http://twitter.com/bitexla
https://plus.google.com/+bitexla
https://instagram.com/bitex.la
https://bitexla.tumblr.com
Visita Bitex.la ¿Qué es Bitex.la? Bitex.la es un mercado de compra y venta de Bitcoin lider en Latino America. La plataforma permite operar bitcoin de manera profesional contra dolares americanos. Cuenta con una robusta red financiera que permite a los usuarios operar casi desde cualquier país del mundo sin restricciones.
¿Queres aprender sobre bitcoin? Estamos lanzando un nuevo espacio educativo sobre el bitcoin de una manera simple y amistosa. Si tienes dudas o quieres aportar de alguna manera nos podes contactar en cualquier momento.
Visitanos!
submitted by bitexla to bitexla [link] [comments]


2015.04.07 22:55 javier-b Algunas reflexiones sobre las elecciones pasadas y futuras

Desde las elecciones en Andalucía llevo viendo en la Plaza un buen grado de decepción, acompañada o no de crítica. Ahora, con algo de distancia y habiendo leído y escuchado las opiniones y análisis de muchos compañeros, quiero exponer mi análisis de dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos.
Es cierto que el resultado, aún siendo bueno, no nos acerca a gobernar. Sin embargo, se han dado algunas circunstancias con pocos o ningún precedente en el sistema electoral español del 78 que son esperanzadoras.
La primera es la entrada de una nueva fuerza en un parlamento con nada menos que 15 escaños. A pesar de estar el partido escasamente organizado supera, con mucho, a las tradicionales fuerzas bisagra como el Partido Andalucista, Euzkadiko Ezkerra o UPyD. AGE consiguió un gran éxito al superar, con 9 diputados autonómicos, al BNG, aunque contaban con una organización más madura y con el liderazgo de Beiras, con lo que arrastraban ya de partida a votantes de BNG.
Otra de las conclusiones que podemos extraer y, por cierto, no la menos relevante, es que las encuestas se cumplen. Los resultados de las europeas podían ser un espejismo: el votante no les concede gran importancia por lo que la abstención, unida al voto de castigo, nos podían haber situado en una posición que no tuviese consecuencias en las citas electorales en las que se movilizan las grandes campañas y las masas de votantes.
No ha sido así y, aunque nos hemos quedado en los resultados más bajos que se pronosticaban, lo hemos hecho después de una durísima campaña de desprestigio unida a otra campaña para promocionar a Ciudadanos, un partido construido a base de aglutinar fuerzas políticas locales en torno a la figura de un líder astuto y al que le exigen muy poco en el terreno ideológico.
De un lado tenemos a Podemos, una fuerza que nunca ha tenido representación parlamentaria, sometida al escrutinio casi microscópico de los medios y de los grandes partidos del sistema. Del otro, tenemos a un Rivera que tiene ya un largo bagaje político del que apenas se habla. Sus votantes no saben de su negativa a condenar el franquismo, ni de sus muestras de autoritarismo dentro de su partido. Tampoco ha sido sometido a entrevistas duras o se le han echado en cara los casos más discutibles de limpieza política, como los problemas con la ley de Jordi Cañas, relevado de su cargo público pero que sigue cobrando del partido.
La rivalidad con Ciudadanos va más allá de representar lo que se ha dado en llamar la "nueva política". La ambigüedad deliberada de un partido que exhibe ideario neoliberal mientras se define como de centro izquierda se ve reforzada por los dos grandes partidos: para el PP es de izquierdas y para el PSOE es de derechas, afianzando la idea de que ocupa una posición de centralidad a la que Podemos aspira. Más que un partido-bisagra es un partido-tirita, diseñado para parar la sangría de votos de las fuerzas que tratan de apuntalar la maltrecha legitimidad del régimen del 78 y garantizar la gobernabilidad de los partidos de gobierno de éste.
Con todo eso, y con unas elecciones adelantadas para evitar que llegásemos a tiempo, no han conseguido que cayésemos por debajo de las expectativas. Las elecciones andaluzas demuestran que no somos flor de un día, ni tampoco un partido que venga a ocupar el papel secundario de Izquierda Unida. Es un partido que da respuesta a las preocupaciones de los ciudadanos, preocupaciones que no pueden responder los partidos tradicionales y que en nada han cambiado en los últimos años. Los barómetros del CIS demuestran que los ciudadanos están preocupados por el paro, la corrupción y por la distancia entre la sociedad y los partidos que han venido gobernando en las últimas décadas.
Mientras esas condiciones se mantengan, hay espacio para crecer y para ser fuerza que aspire a gobernar. Para ello, hay varias áreas de trabajo que son centrales. La primera es la información: necesitamos encuestas internas. No sólo para tener información fiable sobre la intención de voto, sin que la cocina de unos y de otros nos lleve a engaño. En las encuestas también es posible incluir preguntas específicas para elegir el discurso que permita llegar mejor al electorado.
Por otra parte, tenemos que definir cuál es nuestro objetivo y qué rivales nos alejan de ese objetivo. La intención de voto que podemos esperar actualmente está entre el 20 y el 25% y no es esperable que de aquí a noviembre haya grandes cambios en ese sentido. Sí que sabemos que esas expectativas de voto no se van a traducir necesariamente en un mayor número de escaños que el de PP y PSOE. Como partido en formación, somos más fuertes en las grandes y medianas ciudades que en las localidades pequeñas y en el ámbito rural, donde el reparto de escaños es más generoso. Es muy posible que una gran parte del voto en muchas provincias no nos aporte un sólo diputado.
Un objetivo de trabajo en el medio plazo debería ser construir el partido en esas regiones para mejorar las expectativas electorales. Pero, ante lo inminente de las elecciones generales, la lucha debería ser el "sorpasso" al PSOE. Conseguir un sólo voto más que Pedro Sánchez es una ventaja no sólo moral. En primer lugar, nos coloca como la primera fuerza de oposición al modelo neoliberal ejecutado por Rajoy al dictado de Alemania. Los millones de ciudadanos que votan al PSOE con una pinza en la nariz sabrán que el voto útil ya no es a la socialdemocracia temerosa de poner en práctica las ideas que dice defender cuando no gobierna. La inercia electoral a partir de ese momento nos llevaría a crecer a costa del PSOE, mientras que si es al revés mucho voto de castigo que actualmente va a parar a Podemos volverá a apoyar a los partidos a los que votaban antes.
El principal escollo a superar para que ese sorpasso se produzca no es el PSOE. A pesar de lo celebrado de los resultados de Andalucía, son malos resultados para el PSOE. En su comunidad más fuerte, sus resultados históricos han oscilado entre el 40% y el 50% de los votos. Incluso en el 94, año en que IU consiguió 20 diputados, estuvieron rozando el 40%. En 2015 se han quedado en un inédito 35%.
Trasladado al ámbito estatal, con resultados del 30% al 40% en la etapa post-Felipe González, sus expectativas reales están cercanas a las nuestras: aspiran a un 25-30% de los votos. Crecemos a la izquierda del PSOE, a costa del propio PSOE y de Izquierda Unida, que está haciendo todo lo que está en su mano para desintegrarse y dejarnos el espacio de la izquierda tradicional a nosotros.
El espacio que aparentemente no nos está trayendo nuevos votantes es el del centro ideológico. Asustados por las referencias constantes a Venezuela y al chavismo y decepcionados por las supuestas acusaciones de corrupción orquestadas por el ministro Montoro contra algunos de nuestros portavoces, los votantes más moderados (en el sentido de menos ideologizados) están engrosando el avance en intención de votos a Ciudadanos, el principal rival a batir para tener opciones de superar al PSOE en noviembre.
¿Qué hacer? Además de seguir trabajando desde abajo, algo que no podemos permitirnos olvidar porque está en nuestro ADN y es el principal punto de ruptura entre lo viejo y lo nuevo, hay que trabajar con la mejor ciencia disponible. Tenemos a analistas políticos de un nivel altísimo en nuestro Consejo Ciudadano que pueden encontrar las claves para llegar a la ciudadanía. En la lucha por el centro con Ciudadanos, ya han empezado a dar algunos pasos. De ignorarles, Pablo Iglesias ha pasado a desacreditar a Ciudadanos como opción de cambio, calificándoles muy acertadamente de "recambio" para los partidos del 78. Es decir, como la pieza nueva que viene a sustituir la que se ha roto, sin cuestionar el funcionamiento de la propia maquinaria.
Más allá de esta discusión por quién es más nuevo y más capaz de transformar la sociedad, es importante enfrentar las ideas de uno y otro partido y especificar a qué intereses sirven. La propuesta de Ciudadanos para dejar sin sanidad a miles de inmigrantes irregulares está a la derecha del PP y no es sólo injusta, también es un riesgo para la sanidad pública que esas personas no reciban tratamientos o que no sean vacunadas.
Sus ideas económicas no han sido sujeto de análisis, por el poco interés de los medios en ello, pero también porque son declaraciones de intenciones fruto de un liberal-buenismo insostenible. ¿Es viable recuperar los servicios públicos bajando los impuestos? ¿cuántos empleos planean crear y cómo? ¿por qué se han convertido en los representantes de la transparencia en política, cuando ellos mismos no son transparentes?
Tampoco está de más recordar los orígenes y prácticas corruptas de algunos de sus miembros. Recientemente han expulsado a uno de sus portavoces en Madrid por comentarios xenófobos hacia los catalanes. ¿Será el único? ¿El problema es que sus juventudes estén dirigidas por un fascista o que se sepa que lo es? ¿De dónde sale su financiación? ¿Cuántos de los afiliados que proceden de la absorción de pequeños partidos locales han participado o apoyado gobiernos municipales corruptos? Quizá los militantes de Podemos deberíamos dejar por un momento de buscar la pureza en la biografía de nuestros propios representantes y empezar a señalar con el dedo a nuestros verdaderos rivales.
Como siempre, los comentarios, críticas e insultos de quienes se tomen la molestia de leer, pensar y contestar son agradecidos y contestados en el tono correspondiente.
submitted by javier-b to podemos [link] [comments]


2015.01.24 11:37 nobfiama Susana Díaz, Pablo Iglesias...Zapatero

 SUSANA DÍAZ: LA ESTRAGIA DE LA ARAÑA 
  1. En el proceso autodestructivo del PSOE, Susana Díaz, viene representando desde hace algunos mese (para los que reclaman “las esencias” de éste partido) la salvación de las migajas, pero tiene un problema: de momento carece de “legitimidad intrapartido”, no ha ganado todavía ningunas elecciones. Es presidenta de Andalucía, por designación digital, ante la renuncia de José Antonio Griñán, su mentor y valedor.
  2. Por ello, ha elaborado todo un proceso para ponerse al frente del PSOE y proclamarse candidata a la presidencia del Gobierno con las mejores garantías.
  3. Estas garantías pasan por conseguir colocarse en la línea de salida por delante de las otras fuerzas políticas y para ello ha buscado el mejor momento (en el calendario) para disolver las cortes andaluzas, haciendo recaer la responsabilidad de dicha disolución en I.U. y, de paso, aprovechar también el desgaste que está sufriendo su socio de gobierno por compartir responsabilidades a nivel Regional, más la sangría nacional por la aparición de Podemos en escena.
  4. A Podemos, le pilla con el pie cambiado, ya que no le da tiempo material de configurar una estructura Regional, ni candidatos con solvencia para afrontar una elecciones Regionales en Marzo.
  5. El PP, en Andalucía por no tener no tiene candidato conocido y con fuerza, tras la fuga de Arenas y además sufre el castigo que su electorado le va infringiendo a nivel nacional por las políticas de Rajoy.
  6. Con estos mimbres, esta mujer (a quien mi santa esposa la llama “caballo percherón”) en el mes de Marzo, se encontrara en las mejores condiciones, no sólo de ganar las elecciones en Andalucía, sino de legitimarse ante los guardianes de las esencias del PSOE.
  7. A partir de Marzo, con las elecciones ganadas, su andalucismo pasará a mejor vida porque será llamada a responsabilidades más altas: La presidencia de gobierno de España y esto en Andalucía, siempre suena bien.
  8. En el camino, quedarán muchos cadáveres, entre ellos el de Pedro Sánchez, pero como el sistema siempre es benevolente con sus piezas sacrificadas, ya se le encontrará destino en agradecimiento a los servicios prestados.
La estrategia está diseñada, otra cosa son los imponderables que se encuentre en el camino, que le faciliten o dificulten el mismo. Pronto lo veremos.
 PABLO IGLESIAS: CRONICA DE UNA AMBICIÓN ANUNCIADA 
  1. Si hace algo más de un año, se pregunta a los españoles ¿Quién es Pablo Iglesias? No creo que llegara a un 5% de conocimiento, hoy es el personaje más conocido para los españoles (97%), después del Rey (100%). En política, éste es un fenómeno nunca visto hasta ahora.
  2. Es indudable, que ello sólo ha sido posible gracias a los medios de comunicación, en especial por las cadenas de TV: La cuatro y la Sexta, quienes le han posibilitado desgranar un discurso rompedor, tomado de la calle y de los movimientos sociales, en especial el 15-M. Los ciudadanos, cansado de un discurso trasnochado, de la corrupción insoportable, del desmantelamiento del Estado de Bienestar, han podido escuchar su propia voz a través de la de Pablo Iglesias.
  3. En el verano del 2013, Pablo Iglesias (entonces un absoluto desconocido) junto con un grupo de compañeros profesores de la Universidad Complutense deciden “probar” y dan el paso a las elecciones europeas bajo el paraguas del movimiento social PODEMOS, que acaban de fundar, recogiendo las inquietudes y las reivindicaciones y el malestar del 15-M, de las “mareas” blancas, azules, verdes…Con un resultado para nada soñado por ellos y ni siquiera previsto en ningún sondeo: 1.200.000 votos y cinco escaños en el Parlamento Europeo.
  4. Con estos mimbres Pablo Iglesias, decide ir a por todas: Se acabó jugar a los movimientos sociales, a la reivindicación asamblearia, a las movilizaciones: Hay que fundar un partido como los de “la casta” con un liderazgo fuerte (el) con un grupo de absoluta confianza (“su ejecutiva”) y con un discurso, supervisado por él y que no suponga comprometerse con nada. No hay que cometer ningún error hasta alcanzar el poder a finales del 2015 ni permitir la disidencia dentro del partido. Todo el poder para el líder.
  5. El partir de la nada y en poco más de dos años llegar a Presidente del Gobierno de España, es algo inaudito, no soñado por nadie y, por supuesto, imprevisible. No existe ningún antecedente en las democracias occidentales. Lo normal y lo lógico en política es empezar poco a poco, desde abajo, conquistando electores, convenciendo sobre el terreno con decisiones que afectan a los ciudadanos, véase por ejemplo Syriza en Grecia, que desde su fundación, lleva ya 10 años al pie del cañón, gobernando ayuntamientos, debatiendo en el Congreso, presentando propuestas. Su próxima victoria electoral, el día 25, será la culminación de un trayecto no muy largo en el tiempo, pero eficaz y congruente con los tiempos en política.
  6. Pablo Iglesias, no quiere pasar por ello, tiene prisa, no puede dejar pasar la oportunidad, por ello: ¿Las municipales? No. Aunque los ciudadanos de los Círculos lleven trabajado en sus respetivas municipios y se cojan un cabreo monumental. Razones: No queremos que entren oportunistas (¡!??) en las listas de podemos. Las municipales son en Mayo y pueden “chafar” al líder los errores, las exigencias de los ciudadanos a sus concejales y alcaldes. Lo importante es llegar limpios e inmaculados a la gran cita de las Generales.
  7. ¿Ideología? No hombre, eso está superado. “El debate derecha-Izquierda es un juego de trileros” (véase entrevista en el Pais). ¿Entonces, los amores con los gobiernos bolivarianos? Son pecados de juventud: “Nosotros abogamos por modelos nórdicos” Ahora, si le preguntan: si le gustaría tener un programa de TV, como presidente del gobierno al estilo de Chávez o Correo, contesta: !! Sería la hostia, ¿no?!! (véase entrevista de Jordi Evola en Quito) y de Monedero, llorando la gran pérdida que supuso la muerte del comandante Chávez, para los pueblo oprimidos de América?, pelillos a la mar… Entonces, nos preguntamos: ¿Qué hace hoy en la campaña Griega con Syriza? (partido netamente de izquierdas) Ah, eso forma parte de las contradicciones y en todo caso:”Estos son mis principios, pero si no le gusta, tengo otros” ( Groucho Marx)
  8. Pasamos primero del no al pago de la duda externa criminal, al no pago de la parte ilícita, para terminar con la renegociación de la misma. De la Renta básica universal, al salario mínimo de subsistencia. De la jubilación a los 60 años, al ya se verá…¿y la cuestión catalana? ¡!Puf!! “pondremos sobre la mesa todas las propuestas” ¡!eureka!!( entrevista en la SER)
  9. Eso sí, nada de participar en marcha reivindicativas, nada de que se nos vea en plataformas contra los desahucios, mareas… y ¿los círculos? Ah, sí, continúan debatiendo sobre el sexo de los ángeles.
  10. No está mal todo éste diseño en dos años ¿no? Otra cosa es que lo logre. De momento, las últimas encuestas, ya suspende…es que no es fácil mantenerse con un discurso que en los tiempos que corren, todo se queda viejo y el discurso de “la casta”, también se va quedando viejo si no hay alternativas.
     ZAPATERO: EL PATETISMO HECHO PERSONA 
  11. Zapatero, soñó y jugó a estadista y se ha quedado como “un pobre hombre” Es lamentable verlo por los platós de TV y radio, reivindicando su legado y jurando sobre la biblia que la modificación del artículo 135 de la constitución ( sin debate, sin referéndum) fue una acción progresista y democrática.
  12. Es la misma persona que nos ilusionaba con aquello de que en economía en España jugamos en la ”Champions-league” o aquello de que nuestro PIB había ya superado a Italia, estábamos cerca de alcanzar a Francia y pronto iríamos a por Alemania!! O aquello de que bajar los impuestos era de izquierdas.
  13. Este mismo hombre es utilizado por los guardianes de las esencias del PSOE, para apuntillar a Pedro Sánchez y lo hace con cierto entusiasmo para así poder vengarse de la afrenta que le supuso que éste “advenedizo” le quisiera enmendar la plana renegando de la muy democrática modificación del artículo 135 de la Constitución.
  14. Qué importa que le recuerden que es el mismo Zapatero que en el último Congreso del PSOE primero apostó por Eduardo Madina, luego por Susana Díaz, para terminar poniendo toda la estructura del partido al servicio de Pedro Sánchez para ganar las primarias y hoy, seis meses más tarde renegar de él.
  15. Lo dicho: PATÉTICO.
submitted by nobfiama to podemos [link] [comments]


2014.09.13 20:02 suarep Porque somos tan blanditos con el PSOE con lo que hay

La incorporación a la Comunidad Económica Europea (1986) obligó a un proceso culminante de desmantelamiento industrial denominado como reconversión industrial durante el mandato de Felipe González a partir de 1986. Además se limitó la capacidad productiva de sectores como el lácteo, vid, olivo, entre otros. El proceso de reconversión industrial significaría el desmantelamiento de buena parte de la industria pesada que se había ido construyendo desde la autarquía de los primeros años del franquismo en torno al INI, concentrada en determinadas zonas. como por ejemplo Asturias (HUNOSA, ENSIDESA), la ría de Bilbao (Altos Hornos de Vizcaya, AHV), Sagunto (Altos Hornos del Mediterráneo, AHM), Ferrol (astilleros públicos tanto militares como civiles) Cartagena (astilleros e industria química) o la bahía de Cádiz (astilleros). Felipe González aceptó ante el canciller Helmut Kohl de la República Federal de Alemania, el compromiso de la defensa occidental, con la aceptación de misiles estadounidenses en territorio de los miembros de la CEE, lo que suponía un vínculo entre la pertenencia a la Comunidad Europea y la alianza politico-militar con los EEUU. Este giro supuso que el gobierno del Partido Socialista Obrero Español diera su apoyo a la permanencia en la OTAN, que se ratificaría en un referéndum que se realizó en marzo de 1986, una vez que España había ingresado en la CEE. Manuel Marín en la etapa final de estas duras negociaciones declaró: España no está dispuesta a romper la baraja, pero tampoco aceptará entrar en la comunidad firmando un tratado que pueda crear una situación de inferioridad insuperable en el futuro. Ja ja ja. El gobierno socialdemócrata de Felipe González no sólo estaba empeñado en que entráramos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), sino también en la Comunidad Económica Europea (CCE). Sus futuros socios, sin embargo, le exigían el desmantelamiento de sectores enteros de la economía española para autorizar su ingreso en la CCE. Los "fundadores de Europa" no deseaban ningún tipo de competencia para sus productos. Con el pretexto de que España necesitaba una "reconversión industrial" se procedió al cierre de un gran número de industrias. Se acabó, asimismo, con una potente industria lechera que exigió el sacrificio del ganado vacuno de regiones enteras. En localidades del sureste de la península se cortaron las cepas de los viñedos como un "sacrificio necesario" para que se nos abrieran las puertas de un supuesto "paraíso terrenal" al que llamaban Unión Europea. Había otros productores de vino entre los países que promocionaban la "Comunidad" que contaban con más privilegios que nosotros. Ni que decir tiene que España quedó convertida en un enorme páramo desindustrializado. Y, consiguientemente, la mano de obra perdida en la industria fue desplazada hacia los servicios y la construcción. El entonces ministro de Economía, el socialdemócrata Carlos Solchaga, se preguntaba por aquellos días con jactancia "¿qué malo hay en que nos convirtamos en un país dedicado a los servicios?" Aquellos lodos de ayer nos trajeron los fangos de hoy. No obstante, la mentirosa "reconversión industrial" de Felipe González Márquez, que en realidad no fue más que un cierre, liquidación o privatización .
http://www.elmundo.es/nacional/constitucion/1984/historia.html La flota pesquera en los años 70 había llegado a ser la cuarta a nivel mundial (tras la URSS, Japón y EE. UU.), sin embargo en esta década se inició una significativa caída tras la adopción de las 200 millas de mar patrimonial de los países del Mediterráneo y del Atlántico. Esto llevó de tener una balanza positiva de 39 millones de dólares en 1978 a un saldo negativo de 228 millones de dólares en 1982. En el tratado de adhesión España debía de cumplir una serie de limitaciones y controles hasta 1996. Aunque el primer año del ingreso se produjo una recuperación de la producción pesquera, no se rompió la tendencia descendente. En el mercado laboral siguió con varios aspectos negativos, como fueron las elevadas tasas de temporalidad y de rotación del empleo, los altos niveles de paro femenino, juvenil.(Me parece que esto me suena.Creo haberlo oído hace poco) Felipe González, para cumplir el compromiso de permanencia en la OTAN, a la que se ligó para avanzar en las negociaciones de integración, sustituyó en el Ministerio de Exteriores a Fernando Morán por el más atlantista Fernández Ordóñez, y convocó para el 12 de marzo de 1986 el prometido referéndum apoyándolo activamente. El resultado del Referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN fue favorable de forma global y en casi todas las provincias, con excepción de nueve provincias en que el resultado fue negativo: en las de la C A País Vasco, en la C F Navarra, en las de Cataluña y en la de Las Palmas de Canarias. Tras la entrada en la actual Unión Europea, no se conoce de forma pública que se haya producido ninguna otra conspiración de las Fuerzas Armadas contra el poder civil constituido. Aunque el producido en las vísperas a este tratado fue mantenido en secreto, sin detener ni investigar a los culpables.
Zapatero Zapatero: "Vamos a superar a Alemania en renta per cápita. De aquí al 2010 les podemos superar perfectamente. Igualar y superar ligeramente. Es que el crecimiento de España está en el 4%. Creando empleo.Sólo con esa cifra uno, como presidente de Gobierno, se siente ya absolutamente reconfortado en el balance de su actuación". Solbes: "Yo no veo afectado para nada el sector de la construcción. Específicamente , sigue funcionando igual, con una ligera desaceleración que permite ajustarse a una realidad que lógicamente va a exigir una demanda ligeramente inferior". Solbes: "Los efectos de la crisis hipotecaria estadounidense tendrán un impacto relativamente pequeño en la economía española". Zapatero: "España está totalmente a salvo de la crisis financiera". 11 de febrero de 2008 Solbes: "Los que auguran el riesgo de recesión no saben nada de economía. Estoy harto y agotado por la cantidad de tonterías que oigo últimamente sobre el mundo económico. La economía española crecerá en la próxima legislatura a un ritmo cercano al 3% , lo que permitirá crear 1,6 millones de nuevos empleos y mantener la tasa de paro en torno al 8% de la población activa. (El PSOE acerto de pleno, igual que ahora con con Sanchez) 11 de septiembre de 2008 Solbes: "Si la recesión sirve para limpiar la economía, no tiene la mayor importancia". 23 de septiembre de 2008 Solbes: "Yo no sé si es la peor; pero, sin duda alguna, desde que yo tengo uso de razón, y tengo sesenta y seis años, sí es la peor crisis de la que yo tengo conocimiento. 24 de septiembre de 2008 Zapatero: "Superaremos a Francia en renta per cápita en tres o cuatro años. Esto no lo quiere ni oír mi amigo Sarkozy, pero es así". 13 de diciembre de 2008 Zapatero: "Nadie quedará a su suerte ante el drama del desempleo. Mi prioridad, es que no haya una sola familia en este país que pueda tener una situación de grave angustia o preocupación por la pérdida del puesto de trabajo". Recordemos que acordó reducir el salario de los funcionarios públicos en un 5%, “congelándolo”, junto con las pensiones, para 2011; suprimió la deducción de los 400 euros en el IRPF; recortó las inversiones en 6.000 millones de euros; suprimió el cheque-bebé; redujo el gasto de Ayuda al Desarrollo en 600 millones de euros; y amplió la edad de jubilación. Antes María Teresa Fernández de la Vega, Vicepresidenta del Gobierno, había declarado: “Cumpliremos con la reducción del déficit sin dejar de proteger a los más débiles, y vamos a exigir un esfuerzo mayor a las rentas más altas”. Como se terminó demostrando, la declaración no fue más una promesa vacía, La cita que tuvo Rodríguez Zapatero, en septiembre de 2010, en Nueva York, con banqueros y representantes de los fondos de inversión de Wall Street, y donde el poder financiero ganó la partida de la “economía competitiva”. Fue a la salida de esta cita cuando empezó a incumplir con la protección de los más débiles. http://www.ecorepublicano.es/2014/05/los-18-principales-recortes-sociales.html
Y ahora quieren vender a los Españoles la moto otra vez. Podemos nunca deberá pactar con un partido asi.
submitted by suarep to podemos [link] [comments]


2014.09.04 21:59 10parrales Comentarios al pre-borrador de Ponencia Política de PODEMOS (2ª parte)

Se puede leer la 1ª parte aquí: http://redd.it/2fg189
¿Quiénes son “los sectores dominantes”?
El documento, para referirse a nuestros enemigos los denomina “los de arriba” o “los sectores o élites dominantes”. Pero creo que debemos ser más explícitos ¿Quiénes son “los de arriba” y “los sectores dominantes”? ¿Qué aspecto tienen? ¿Qué los hace estar “arriba” y ser “dominantes”?
Creo que debemos identificar a “los de arriba” como a la clase social dominante, que son los propietarios de las principales palancas y sectores estratégicos de la economía que dominan al conjunto de la sociedad: la gran industria, la banca, las grandes redes de transporte y de telecomunicaciones, los grandes centros comerciales, y los latifundios. Son los grandes empresarios o burgueses, en la terminología marxista. Los “políticos” de la derecha y de la socialdemocracia (PSOE) no son más que agentes a sueldo de aquéllos, y tienen en su bolsillo a los principales medios de comunicación (El País, La Razón, El Mundo, La Sexta, etc. y sus periodistas “estrella”). Y el aparato del Estado (fuerzas policiales, judiciales, altos funcionarios y diplomáticos, Monarquía) está destinado a salvaguardar los intereses de la clase dominante. No por casualidad, los jueces y los altos jefes militares y policiales se reclutan, casi sin excepción, de la clase dominante.
Si estamos de acuerdo con que éstos son “los de arriba” y “los sectores o élites dominantes”, creemos que sería más fácil para su identificación general llamarlos, además, por su verdadero nombre. Y coincidiría con la experiencia práctica que tienen millones de trabajadores y sectores amplios de las capas medias empobrecidas, sobre quiénes son sus enemigos y los responsables de quienes les hacen sufrir y padecer.
La “ruptura” del Pacto Constitucional de 1978
Hay otro aspecto que me parece importante señalar. En un par de ocasiones se hace referencia a que el problema de la crisis de régimen en el Estado español se debe a que “los sectores dominantes” rompieron el pacto constitucional de 1978, dejando de cumplir los “aspectos progresistas” de la Constitución de 1978. Así, se dice:
“Todo esto ha sucedido mientras los sectores dominantes desplegaban una amplia y profunda ofensiva sobre el pacto social y político de 1978. Esta ofensiva deconstituyente busca dejar sin sentido o sin vigencia las partes más progresistas del acuerdo constitucional, marchar sobre los contrapesos populares o democráticos en los equilibrios del Estado y abrir una redistribución regresiva del poder y la renta, aún más en favor de la minoría dominante. Seguramente la disyuntiva política estratégica hoy está entre restauración oligárquica o apertura democrático-plebeya, posiblemente en un sentido constituyente.”
Esto lleva a plantear la polémica, en la que el documento no entra, de qué fue el Pacto Constitucional de 1978 y de si estuvo justificado o no firmarlo. En realidad, la Constitución de 1978 fue la culminación de la transacción que acordaron los dirigentes oficiales de la izquierda y del movimiento obrero en aquel entonces (PCE y PSOE, CCOO y UGT) con los sucesores del franquismo. De lo que se trataba era de conseguir algunas reformas democráticas del viejo régimen franquista – que realmente ya habían sido conquistadas en la práctica por la clase trabajadora y la juventud con su lucha heroica en la calle, en las fábricas y en las cárceles – a cambio de frenar y abortar la lucha revolucionaria de los trabajadores y sectores populares explotados contra el franquismo, que llegó a su punto culminante en los años 76-77. Por esa razón, el resultado de la “Transición”, fue un reflujo político y una sensación de derrota y traición en las capas más militantes de la clase obrera, de la juventud y de la clase media, que duró años y años.
Por otro lado, cuando se habla de la ofensiva de estos años de la clase dominante contra la clase trabajadora y demás sectores populares explotados y desfavorecidos, hay que situarlo en el contexto de que atravesamos la mayor crisis de la economía capitalista de la historia, en Europa y en el Estado español. El gran capital español necesita desmantelar las viejas conquistas sociales que considera imposibles de costear para competir en mejores condiciones frente al capital extranjero, y trata de amputar algunos derechos democráticos de la población para tratar de frenar la protesta social subsiguiente. La crisis del régimen de 1978 no se produce, entonces, por el supuesto incumplimiento de un pacto social expresado en la Constitución de 1978, sino por la imposibilidad material del sistema capitalista español de mantener las conquistas sociales alcanzadas en el contexto actual de crisis capitalista insoluble. Por esa razón, es imposible encontrar una salida “democrático-plebeya en un sentido constituyente” a la crisis social y económica sin superar el sistema económico capitalista, como explicamos al principio.
No hay sitio para el pesimismo
Cualquiera puede ver que las perspectivas que se le abren a PODEMOS son muy favorables. El pánico y miedo de la clase dominante es patente, como lo demuestra la cantidad de insultos y calumnias que deben soportar diariamente PODEMOS y sus principales referentes en los medios de comunicación de la oligarquía.
Sin embargo, casi al final, el documento deja deslizar un análisis teñido de cierto pesimismo o conservadurismo que no comparto. Aunque la cita es un poco larga, merece la pena reproducirla:
“Por tanto, los análisis excesivamente optimistas con respecto a la crisis orgánica del régimen de 1978 deben ser compensados al menos con dos aseveraciones: 1) Esta crisis se produce en el marco de un Estado del Norte, integrado en la Unión Europea y la OTAN, que no ha visto mermada su capacidad de ordenar el territorio y monopolizar la violencia; de ordenar los comportamientos y producir certeza y hábitos; que no vive importantes fisuras en sus aparatos y que no parece que vaya a sucumbir por acometidas de movilización social más o menos disruptiva. Esto imposibilita tanto las hipótesis insurreccionales como las de construcción de contrapoderes “por fuera” de la estatalidad. 2) La crisis política puede tener mucha menor duración que la económica: no tenemos todo el tiempo del mundo. Una buena parte de la contestación social hoy existente deriva de una “crisis de expectativas” que ya no se repetirá para las siguientes generaciones, sobre las que hace mella el efecto domesticador del miedo y el empobrecimiento, con una exclusión social que ya amenaza a un tercio de la población y que podría estabilizarse en esos umbrales. Al mismo tiempo, el exilio y la destrucción de los nichos sociales y profesionales de los que se nutre la contestación (tercer sector y ONGs, universidad, funcionariado, sindicalismo,etc.) es un torpedo contra la línea de flotación material de la militancia de la izquierda. Tras una serie de ajustes que sean además vividos como una victoria política de alto contenido simbólico sobre las clases subalternas, la oligarquía puede estabilizar un país ya disciplinado que asuma como normal el empobrecimiento y exclusión de amplias capas sociales y determinados estrechamientos en las posibilidades democráticas. Los ejemplos estadounidense e inglés tras Margaret Thatcher nos tienen que servir de alerta: el neoliberalismo destruye pero, sobre la derrota de las clases populares, también construye nuevos órdenes y acuerdos. Si la crisis económica parece que tendrá un largo recorrido, la ventana de oportunidad abierta puede cerrarse mucho antes si se consuma la ofensiva oligárquica con un cierto reposicionamiento subordinado de un PSOE algo oxigenado y si las élites proceden a una restauración por arriba que asuma la parte más inofensiva de las demandas ciudadanas que hoy no tienen cabida en el orden de 1978 y el rol semicolonial en la Unión Europea”.
Todo el protagonismo del cambio social que hemos visto en el Estado español en estos años ha sido fruto exclusivo de la movilización social en la calle y, ahora, en las urnas. La perspectiva de cualquier proceso de cambio social tendría perspectivas muy sombrías si, indefectiblemente, estuviera condenado a ser aplastado o contenido por la represión del Estado.
La realidad es que, tanto en el Estado español, como en los demás países de Europa y más allá, el principal instrumento que tienen las clases dominantes para contener las ansias de transformación social de “los de abajo” no son la policía ni el ejército, sino los dirigentes de la socialdemocracia y de los sindicatos. Si estos últimos mostraran la misma energía, dinamismo y voluntad de lucha que han demostrado los trabajadores, los jóvenes, los desempleados y jubilados, las clases medias empobrecidas, etc. – la amplia mayoría de la sociedad – el sistema y quienes lo apoyan quedarían completamente aislados y flotando en el aire.
Toda la experiencia histórica ha demostrado suficientemente que ante una revolución social profunda, el aparato del Estado es impotente y tiende a desmoronarse, arrastrando a sus escalafones más bajos al lado del pueblo. Más aún en Europa, donde la enorme solidaridad y simpatía que existe entre los pueblos y clases trabajadoras de España, Portugal, Italia, Grecia, Francia, y sí, Alemania también, no sólo haría imposible la intervención militar extranjera en cualquiera de estos países, sino que bastaría un solo proceso revolucionario exitoso en un país para que se trasladara inmediatamente a los países vecinos, como un reguero de pólvora. Tal es la poderosa correlación de fuerzas que existe para una verdadera revolución social en nuestra época.
Por otro lado, deberíamos insistir en que en estos años hemos visto las movilizaciones de masas más importantes de la historia reciente del Estado español y en varios países de Europa, como Grecia o Portugal. Si no ha sido posible revertir los ataques y planes de austeridad hasta ahora no ha sido por falta de conciencia ni de luchas, sino por el obstáculo que han ejercido las viejas direcciones del movimiento obrero y de la izquierda integrada al régimen, que han aceptado como inevitables la preeminencia de los intereses de los grandes empresarios y banqueros, y de los ricos, dejando a los trabajadores y demás sectores populares sin dirección ni alternativas. Y, pese a todo, un estallido social está presente en la situación de todos los países del sur de Europa. Y la emergencia de PODEMOS, de Syriza, etc. muestra que el pueblo está buscando una salida política al viejo régimen.
Tampoco coincido en que haya una perspectiva, a corto o medio plazo, de estabilización social o política. La crisis es demasiado profunda, en el Estado español y a nivel internacional. Los trabajadores y sus familias nos veremos obligados a luchar para mantener nuestras condiciones de vida. La crisis de sobreproducción de mercancías sigue presente, las inversiones siguen deprimidas, el mercado no crece, los ingresos de las familias siguen reduciéndose o están estancados, las deudas públicas – y por tanto los ajustes del gasto público – siguen creciendo. En este contexto, es imposible esperar un crecimiento significativo de la economía española e internacional, salvo períodos de crecimiento raquíticos como el actual al que seguirán nuevas y profundas crisis.
En esta situación, puede haber períodos de apatía temporal por falta de alternativas, pero serán seguidos de estallidos y convulsiones. La única manera en que el bipartidismo podría conseguir una recuperación sostenible sería con el desarrollo de un auge económico de cierta importancia, pero eso está descartado por las razones señaladas antes.
La perspectiva no es, por tanto, de un reforzamiento del PSOE ni del PP, sino de un giro a la izquierda y de una mayor radicalización de la sociedad, como estamos viendo. El mayor desafío es ofrecer una perspectiva optimista y de gobierno a favor de la mayoría que sufre y padece la crisis. Por eso, el eje de la acción política de PODEMOS debería ser avanzar firmemente a políticas de frente único con sectores políticos afines a su base social (como las plataformas municipales Ganemos/Guanyem, Izquierda Unida, movimientos sociales, etc.) y avanzar un programa de demandas que dé soluciones efectivas, poniendo la economía al servicio y bajo el control del pueblo trabajador.
(continuará 3ª parte)
Paraleer la 1ª parte: http://redd.it/2fg189
submitted by 10parrales to podemos [link] [comments]